El guitarrista de Sepultura estuvo a punto de formar parte de Metallica durante una gira en 1992 con Guns N' Roses y Faith No More completando el cartel.

En 1992 el guitarrista y vocalista de Metallica, James Hetfield, sufrió unas quemaduras accidentales en el escenario. Había que buscar un sustituto para tocar la guitarra rítmica en una mastodóntica gira en la que compartían cartel con Guns N’ Roses y Faith No More. Ahí es donde entra el nombre de Andreas Kisser, guitarrista de Sepultura.

La relación de Andreas Kisser y Metallica

El guitarrista de los brasileños Sepultura, Andreas Kisser, recordó en una reciente entrevista su audición con Metallica para sustituir de forma temporal a James Hetfield, mientras se recuperaba de unas quemaduras que sufrió de forma accidental sobre el escenario en 1992. Según cuenta todo surgió por la amistad con Phil Rind de Sacred Reich, que a su vez era muy amigo de Jason Newsted, por aquel entonces bajista de Metallica.

“Recuerdo que éramos los únicos, que defendíamos el álbum negro cuando se publicó”, reconoce Kisser. No esconde su pasión por tocar versiones y las canciones de Metallica siempre estaban en su repertorio, pero aunque “Phil Rind sabía que yo podría tocar mucho de Metallica, pero tocar con Metallica es otra cosa. […] Es muy diferente, por supuesto. Vas con tus amigos a tu sala de ensayo y tocas ‘Seek & Destroy’ y luego vas allí y ves a Lars Ulrich que te dice ‘está bien. No solo ‘Seek & Destroy’. Toquemos ‘The Shortest Straw’. Luego tocamos ‘The Shortest Straw’, ‘One’, ‘Nothing Else Matters’, ‘Enter Sandman’…Oh, se me puso la piel de gallina al recordarlo. Y fui muy bienvenido allí.”

Entre los finalistas

Cuando Metallica buscaba a un sustituto temporal para Hetfield abrieron el abanico a todas las posibilidades, “incluido yo, un guitarrista de Brasil”. Finalmente fue el antiguo técnico de sonido de Metallica y miembro de Metal Church, John Marshall, fue el elegido. Recuerda Andreas Kisser que la selección final era entre Marshall y él y eso ya lo considera todo un logro. “Estuvo muy cerca. Muy, muy cerca de tener la posibilidad de hacer una gira con ellos, Guns N’ Roses y Faith No More. La gira fue increíble. Pero fue una de las mejores experiencias de mi vida. Y todavía hoy en día, somos amigos. Es fantástico”.