Él se considera la "oveja negra" de Genesis, pero lo cierto es que Steve Hackett fue una pieza integral de la mítica banda inglesa. Cierto es que no fue Phil Collins ni Peter Gabriel, pero "Nursery Crime", "Selling England by The Pound" o "The Lamb Lies Down on Broadway" están impregnados de su mágica aura como guitarrista. El año pasado se acercó a nuestro país para recuperar los viejos clásicos dentro del show "Genesis Revisited", que llenó recintos.

El se considera la “oveja negra” de Genesis, pero lo cierto es que Steve Hackett fue una pieza integral de la mítica banda inglesa. Cierto es que no fue Phil Collins ni Peter Gabriel, pero “Nursery Crime”, “Selling England by The Pound” o “The Lamb Lies Down on Broadway” están impregnados de su mágico aura como guitarrista. El año pasado se acercó a nuestro país para recuperar los viejos clásicos dentro del show “Genesis Revisited”, que llenó recintos. Ahora vuelve con un nuevo disco en solitario, titulado “Wolflight”. Diez canciones que beben de una multitud de géneros pero que se pueden etiquetar como rock progresivo. Hackett habla laaaargo y tendido con Esteban Portero sobre las minucias de este nuevo trabajo y, lo que es más importante, sobre el controvertido documental sobre Genesis y la posible reunión de la banda.

Recuerdo tu show del año pasado con Genesis Revisited y el recinto estaba lleno de gente hasta arriba. Fue bonito ver como la gente acudía en masa a escucharte interpretar los viejos temas de Genesis.

“He hecho dos o tres años de conciertos con el show de Genesis, pero ahora me apetece volver a hacer conciertos de mi material en solitario. Ha sido algo entretenido y ha servido para volver a aumentar el interés. Seguiré tocando algunas cosas de esas para tener a todo el mundo contento. Como artista, me gusta tener a todo el mundo contento.

Hay mucha gente que nunca puedo ver a la banda en directo en directo y tu show les ha servido para poder acercarse aquellas canciones en el contexto de un concierto en directo. Ese fue mi caso, por ejemplo.

“Siempre hay canciones que permanecen en el tiempo con más éxito que otras. Soy consciente de que hay un vacío generacional importante entre Genesis y lo que hay actualmente. Si miras atrás, no había tanta diferencia entre lo que haciamos nosotros con alguien como Elvis Presley y Glenn Miller. Al final, el concepto venía ser muy similar. Uno en el contexto de una Big Band, y el otro en el contexto de una banda de rock. Pero la esencia, era la misma: guitarras, bajo, batería… Y entre eso y lo que hacía Genesis tampoco había tanta diferencia, sencillamente que teníamos un rack de teclados mucho más grande. La base venía ser la misma. Creo que el espacio que hay entre lo que se hacía en el rock progresivo de los años 70 y lo que hay ahora es mucho más grande”.

20140528stevehackettbcn-9

¿Sigues a bandas actuales?

“Depende de a qué te refieras cuando hablas de bandas recientes. Me gusta mucho Muse y me gusta mucho Joe Bonamassa. El resto de cosas que escucho no podrían considerarse nuevas. Si por nuevo entiendes lo que sale en ‘X Factor’, no tengo el menor interés”.

“Creo que la tecnología ha mejorado mucho la calidad de los discos, pero no de las composiciones. Hoy en día los discos los hacen los productores y gente que toca los teclados. Pero los teclistas no son necesariamente los mejores compositores del mundo, de modo que los vocalistas están intentando satisfacer las ambiciones musicales de los teclistas. Es como una cola que persigue a su perro (risas). Escucho grandes vocalistas pero no grandes canciones. Hay muy buena tecnología, muy buenos productores pero falta una generación de buenos compositores que sirva para que todo lo demás tenga sentido”.

Hoy en día, es relativamente fácil ser tu propio tutor gracias a la ayuda de Internet. Te bajas tutoriales de Internet, aprendes por tu cuenta y ya está. Pero eso no significa que vayas hacer bueno en el contexto de una banda donde tienes que compartir espacio con otros seres humanos.

“Es básico que todos tengamos un ojo puesto en el pasado. Tenemos que escuchar a los clásicos. Sólo entendiendo el pasado podemos plantear el futuro”.

¿Cómo ha sido la recepción de tu nuevo disco?

“Ha sido muy buena. Ha conseguido el puesto número 16 en las listas en tan sólo dos días desde su edición. Eso es muy bueno porque no estoy haciendo demasiados shows últimamente. Sí que es cierto que he tocado para casi 1 millón de personas en los últimos años. Parece que el disco tiene una cierta energía que ha atraído a mucha gente. El disco tiene influencias de muchos géneros distintos de modo que la gente que se aburre fácilmente de un solo género tiene cosas con las que entretenerse”.

De las cosas que más me sorprendieron del disco cuando lo escuché por primera vez fue el sonido masivo que tiene. Has hecho una producción gigantesca, un sonido con mucho reverb y mucha profundidad. ¿Porque?

“He usado un sonido de batería muy de ambiente, como el de los shows en directo. Cuando estás haciendo la prueba de sonido en un recinto, el sonido de la batería es absolutamente gigantesco. Quería mantener ese sonido para el disco. Quería un trabajo que estuviese en movimiento continuamente. La tecnología está muy bien pero hemos utilizado todo lo que hemos podido en su estado natural. Cosas tocadas por seres humanos, aunque se trate de unos teclados. Pero hemos tenido orquesta, voces femeninas, violín, viola… Hay de todo. Hemos tenido un equipo muy cambiante en este disco. No ha habido demasiados solos de guitarra extensos en este disco. El solo de guitarra más largo que hay creo que es acústico. Me gusta mucho la guitarra española, especialmente Paco de Lucía o Andres Segovia. Los dos consiguen sonidos muy distintos a partir del mismo instrumento y eso es impactante”.

Háblame de los teclados ahora. ¿Has considerado la opción de usar de nuevo a Nick Magnus en tus discos en solitario?

“Es divertido, porque he trabajado recientemente con Nick en un disco de mi hermano. Nick resultaba estar produciendo un disco de John en el que también tocaba Anthony Philips, así que ahora mi hermano tiene un disco en el que tocan dos guitarras de Genesis. No es rock, pero se acerca. Nick está muy metido en la producción, las canciones son muy buenas y el sonido es interesante”.

¿Hay planes de otro disco de Squackett?

“Bueno, Chris Squire y yo hablamos habitualmente. Chris toca en mi disco, en el tema “Love Song to a Vampire”, y suena muy bien. Siempre hablamos de hacer algo entre nosotros pero tenemos que encontrar el lugar y el momento. Es un tio muy rockero y me gusta mucho trabajar con él. Es alguien muy interesante. Hubo una ocasión en la que me pidió unirme a Yes, hace años, y tuve que pensármelo durante largo tiempo porque me gusta mucho trabajar con él”.

¿Porqué rechazaste la oferta?

“Porque, esencialmente, me considero un artista en solitario. Yes es una banda fenomenal pero quería hacer nueva música y en mi cabeza ya tenía rondando la idea de poner en marcha el show de Genesis Revisited, de modo que habría sido incompatible”.

Tu esposa ha estado involucrada en la composición del disco. ¿Como ha sido la experiencia?

“Ella trabaja conmigo del mismo modo que Polly Samson trabaja con David Gilmour en sus discos. Es un equipo compositivo muy potente y compenetrado. Sencillamente funciona. Ella fue formada como violinista hace muchos años y siempre ha disfrutado de la música. Ella me ha ayudado con las letras y la historia tras ellas. Ella escribe libros y guiones y su ayuda es inestimable. Es alguien con una idea muy clara de como quiere las cosas. También es muy crítica, en un sentido constructivo. Eso ayuda a que yo considere sus ideas, porque están orientadas a mejorar el disco. Me gusta que haya alguien que no me diga ‘si’ todo el tiempo, que sepa plantarme cara y ella es la persona adecuada. Alguien con una personalidad fuerte, en definitiva”.

“Por otra parte, nos aseguramos de que todas las canciones tengan detrás una historia asociada. Es por ello que las canciones suenan muy cinemáticas. Hemos hecho videos también, para ‘Wolflight’ y para ‘Love Songs to a Vampire’. Son vídeos muy buenos porque tienen una historia determinada. Se pueden encontrar en internet.”

¿Cual es, en tu opinión, la mejor banda progresiva de la actualidad?

“No me fijo en los géneros sino en los casos individuales. Creo que Joe Bonamassa es un artista de blues muy bueno y en el género más progresivo son Muse. Me gusta que una banda pueda sonar como Prince en una 20140528stevehackettbcn-8canción y como algo totalmente distinto en la siguiente. No me gusta que una banda se ciña solo a un género concreto. Me gusta la variedad y la apertura de mente”.

Hablando de compositores más actuales ¿está confirmado el remix que Steven Wilson iba a hacer de “Voyage of the Acolyte”?

“Steven ha hecho remezclas de ‘Spectral Mornings’ y ‘Please Don’t Touch’. De momento, los masters originales de ‘Voyage of the Acolyte’ y ‘Defector’ no han sido localizados, de manera que hemos ido trabajando en los otros dos discos que hay en medio. Quizá termina haciendo un upmix de ‘Voyage’ a falta de los masters y quizá hace lo mismo con ‘Defector’. Está por ver”.

Su nombre resuena porque en ocasiones tiene una boca bastante grande (risas). Hace poco, en una entrevista, dijo ‘prefiero escuchar a David Gilmour tocando una nota que a Joe Satriani tocando cientos de ellas’. ¿Qué piensas de ese comentario?

“No creo que la música deba ser una competición. Creo que todos los artistas que mencionas tienen puntos fuertes. No puedo despreciar a ningún músico que haya dedicado su vida a esto. Me gustan cosas de Joe Satriani pero también me gustan cosas de David Gilmour y de Steven Wilson. Si hablamos de la habilidad de tocar adagio o ligato… esto es como decir que un coche se puede conducir a 100 por hora o a 5 por hora. Son dos maneras totalmente distintas de conducir con un mismo vehículo, el vehículo sirve de herramienta. Son distintas maneras. Lo que me interesa es que las canciones sean buenas. Los estilos de guitarra son menos importantes.”

“Escucho de todo: desde Andres Segovia a Jimi Hendrix pasando por Paco de Lucia y John McLaughlin. Creo que he escuchado a todo el mundo y mucho de lo que he escuchado es asombroso. Aprendo de todo el mundo, incluso del guitarrista que toca en la esquina de la calle. Quizá toca algo que jamás se me habría ocurrido a mi y merece mi respeto”.

Es extraño oírte hablar de influencias cuando tu eres una influencia para mucha gente.

“Es bonito influenciar a la gente pero debes recordar que nadie inventó la música como tal. Tú añades cosas a algo existente y debes ser consciente de ello. Todos estamos trabajando sobre una misma base. La música necesita ser abrumadora, llenar tus sentidos. Has de sonar fantástico desde la primera nota. La autenticidad es lo más importante, los sentimientos de la música deben ser auténticos. Si quieres hacer un buen disco debes ser extraordinario. Los grandes discos de la historia tienen algo extraordinario que sucede desde el principio y ya capta tu atención. Tenemos que ser conscientes de la magia potencial que está en nuestras manos cuando el sonido aparece en los altavoces”.

¿Habrá algún día una versión corregida del documental “Sum of the Parts” de Genesis?

“Hmm… no lo se. Nadie me ha enviado una copia re-editada y me ha dicho “toma, al final se ha hecho justicia”. Creo que lo que ha pasado es que el director ha recibido muchas críticas junto con la BBC y se ha cansado de ello y ha tuiteado algo en ese sentido. El director se llama John Edginton y ha tuiteado algo que ofrece información sobre porqué el documental salió de la manera en que salió. Habrá que ver si algo se puede mejorar en el futuro. Creo que yo me involucré de buena fe y mucha gente quedó decepcionada por el resultado final. No fue lo que podría haber sido. No diré más sobre ello. Pero mírate el tweet y sabrás por donde van los tiros…”

¿Crees que se te infravalora cuando se trata de hablar de la historia de Genesis?

“Um… bien, estoy cansado de ser la oveja negra de Genesis. Pienso que fue una banda extraordinaria, pero también una banda extraordinariamente competitiva. Cuando una banda comienza a perder miembros de la calidad de Peter Gabriel, Phil Collins o yo mismo, algo sucede. Todas las bandas tienen un mecanismo de autodestrucción y, desafortunadamente, las mejores no duran para siempre. La dinámica de las personalidades es siempre complicada. No obstante, pienso que hicimos música extraordinaria juntos. Me centro en lo positivo más que en lo negativo”.

Muchos argumentarían que la oveja negra de Genesis es Phil Collins, considerando todo el odio que recibe.

“Bueno… Phil dice que no va a volver a tocar en directo, no se si va a volver a estar involucrado en la música en el futuro. Creo que se ha convertido en una estrella de perfil increíblemente alto y, actualmente, no puede tocar por cuestiones físicas. Está oficialmente retirado. Puede que en el futuro haga música de una manera u otra. Se que ha sido muy criticado pero es un genio y debes valorar a un hombre por lo mejor que puede hacer, no por aquello que hace menos bien. No estás teniendo en cuenta el arco completo de su carrera”.

¿De qué disco de Genesis estás más orgulloso?

“Me gusta mucho ‘Selling England by the Pound’. Creo que mi estilo brilló especialmente en ese disco. Creo que en otros discos la música también fue muy buena pero el equipo de compositores no fue igual de bueno. Intentamos sacar riffs, riffs que condujesen el resto de instrumentos.”

¿Qué disco ha envejecido peor?

“No te lo voy a decir, no voy a arruinar la idea o percepción que la gente pueda tener de ese trabajo. Para alguna gente ‘The Lamb Lies Down on Broadway’ es el mejor disco y no es necesario que miembros de la banda comiencen a echarlo por tierra. Creo que hay que ser muy sensible hacia lo que los fans sienten. No me gusta cuando un artista desprecia trabajos suyos que yo considero buenos.”

steve hackett

¿Como es tu relación con el resto de ex-miembros de Genesis actualmente?

“Es muy buena. Todos hablamos todavía y creo que nos llevamos mejor que nunca antes, como suele pasar. Es una cuestión de ser más honestos entre nosotros. La última vez que hablé con Tony y Peter fue en la premiere del documental en Londres y les dije ‘creo que el sistema escolar público británico os jodió la cabeza’ y me dijeron ‘tienes toda la razón’. El colegio al que fueron les arruinó la vida (risas). Aquel colegio no fue demasiado positivo para ellos. Aquel colegio estaba diseñado para generar futuros militares y políticos, pero nada más. En ocasiones esa gente acabó metida en el mundo del arte y eso provocó que ellos fuesen de una cierta manera”.

¿Te molesta la constante rumorología sobre una posible reunión o has aprendido a vivir con ello?

“Es la pregunta que todo el mundo hace, por si un día la respuesta es positiva. No ha pasado en mucho tiempo y cuando algunos miembros se retiran completamente de la música, todo se vuelve más difícil. Asimismo, la gente tiene diversas ideas sobre qué es Genesis. No todo el mundo piensa en la misma formación. Si pensamos en el line-up más prolongado durante mi militancia en la banda, pienso que todos los miembros decimos lo mismo: estaríamos dispuestos. No nos negamos. Pero no creo que ninguno quiera coger el teléfono y hacer la primera llamada para organizar la reunión. Es algo que pesa mucho. A veces pienso en llamar a todo el mundo esta semana y decir ‘hey, hacemos una reunión?’. Políticamente hablando sería lo mejor. Al menos podré decir que lo intenté aunque luego fallase.”

Quizá precisamente por eso sería mejor hacerla más pronto que tarde.

“Claro, pero todo el mundo ha de bailar el tango a la vez. Eso es lo más difícil en el mundo de Genesis”.

Dame un adjetivo para cada uno de los artistas que te voy a mencionar.

Steve Howe: “Interesante”
Neal Morse: “Muy decidido”
Nick Beggs: “Extraordinario”
Steve Vai: “Brillante”
Mikael Akerfeldt: “Emotivo”
Anthony Philips: “Un alma apacible”
Steven Wilson: “Un amigo”

Esteban Portero