Helmuth Lehner de Belphegor: “Me asombra ver como la humanidad cava sus propias tumbas y les lavan el cerebro”