La legendaria banda de death metal, capitaneada por Piotr 'Peter' Wiwczarek, no se anda con chiquitas. Los de Polonia presentan disco y reponen fuerzas para sus próximas giras. ¡La cosa promete!

No hay nada ni nadie que pare a Vader. Más de tres décadas de carrera musical a sus espaldas y una lección de profesionalidad encima del escenario y en cada nuevo trabajo los han coronado como una de las bandas de death metal de culto. Extremos, provocadores e intemporales: Vader mantiene el listón muy alto con su recién estrenado disco de estudio ‘Solitude In Madness’,  que llega en un momento en que poca cosa más se puede hacer a parte de estar solo entre la locura de pandemia que, al fin, parece empezar a desistir. Piotr “Peter” Wiwczarek, vocalista y único miembro original de la añeja formación, cuenta sus impresiones sobre el nuevo disco y comparte algunas reflexiones sobre la música que ama.

¿Cómo estás? ¿Cómo has pasado el confinamiento?

Irónicamente, estoy más ocupado que nunca. El confinamiento y la promoción del álbum empezaron simultáneamente, así que hemos hecho entrevistas antes y después de su lanzamiento. Aunque, la verdad sea dicha, estoy aprovechando esta oportunidad para compartir más tiempo con mi familia, cosa que normalmente no puedo hacer, así que en resumen, no está siendo tan terrible. No es momento para estar aburrido. 

¿Cómo describirías ‘Solitude In Madness?

En pocas palabras: no es el álbum más intenso que ha grabado Vader. Diría que se trata de un álbum insólito o un trabajo excepcional para aquellos que se engancharon a nuestra música con nuestros últimos discos. En cambio, para los fans que están aquí desde nuestros inicios, ‘Solitude In Madness’ puede recordarles a nuestros inicios, como si estuviéramos de vuelta a nuestras raíces, a nuestra primera era, cuando nos centrábamos más que nada en la rapidez y la brutalidad. 

Es muy difícil para mí describir este álbum porque forma parte de mi vida: mis emociones y pensamientos están plasmados en él, así que es mejor que lo juzgue el público, no yo. Nuestra música, a fin de cuentas, es como actuamos, como pensamos y como hablamos con nuestros fans, con el metal como idioma. 

Vader

Vader (Foto: Monika Wawrzyniak)

¿Por qué este título? 

No tiene nada que ver con la pandemia, si es eso a lo que te refieres. Cuando decidí nombrarlo así, la situación global no tenía nada que ver con lo que estamos viviendo hoy en día. Cualquier parecido con la actualidad es mera coincidencia, además, toda creación de Vader, en términos generales, queda siempre abierta a distintas interpretaciones. Por ejemplo, este título puede significar varias cosas, según como se mire. Sé que la palabra “solitude”, soledad, se puede asociar con aislamiento, pero realmente tienen significados muy dispares: no es lo mismo estar aislado que sentirse solo. No predije nada. 

“toda creación de Vader queda siempre abierta a distintas interpretaciones”

Algunas bandas han pospuesto el lanzamiento de sus nuevos trabajos debido a la situación de incertidumbre y excepcionalidad actual. Vosotros mismos aplazasteis la fecha de lanzamiento de ‘Solitude In Madness’ hasta el 1 de mayo. ¿Creéis que era el mejor momento?

No era cuestión de alargar más la espera ni de forzar demasiado la situación. Al fin y al cabo, internet no ha dejado de funcionar, los servicios de mensajería y transporte siguen activos y, si tenemos que estar encerrados, al menos que sea con música. Debido a esta situación todos tenemos la oportunidad de frenar, ralentizar un poco nuestro día a día y de pasar más tiempo escuchando la música que nos gusta, de centrarnos en ella. Estoy seguro de que el nuevo álbum no solo será bien recibido en estos momentos por los fans de Vader, sino por todos aquellos que desean escuchar metal rápido e intenso.

¿Cómo trabaja Vader en el estudio? ¿Tenéis fijado de antemano el procedimiento?

Nada de procedimientos fijados ni rutinas, si bien es cierto que siempre empezamos por la batería. James empezó las primeras semanas y, después de eso, fue cosa de dejar fluir la creatividad. No somos una banda que entra con todo hecho; nos partimos el espinazo en el mismísimo estudio. Me encanta trabajar con espontaneidad y, la verdad, nunca sé cómo será el resultado final hasta que está hecho del todo. Es música, es creatividad, y disfruto al máximo de esta parte. Vamos añadiendo una pequeña cosa por aquí, retocando por allá, cambiando lo que no nos acaba de convencer… Así es como lo hemos hecho durante los años. Sería mucho más fácil hacer todo este trabajo fuera del estudio pero es complicado por la falta de tiempo. Tan solo quedamos justo antes de empezar las grabaciones o antes de las giras para cerciorarnos de que estamos coordinados y listos para lo que vendrá.

Una de las características más notables de la banda es su consistencia. Álbum tras álbum, canción tras canción… Todo es cien por cien Vader. No espero que reveles vuestra receta secreta pero… ¿Cómo mantenéis este balance perfecto entre innovar y a la vez seguir sonando igual que hace veinte años?

Simplemente empezamos de este modo y, respecto a los trabajos que vinieron a continuación, se podría decir que fue cosa de una evolución natural que tuvimos (y que tenemos) como banda. Con los años hemos ganado experiencia, sobre todo en el escenario, y contamos con mejores equipos. Todo esto contribuye a que vayamos un paso más allá en cada nuevo disco y, por supuesto, el mundo que nos rodea es para nosotros una fuente constante de inspiración… No hacemos un disco una y mil veces, hacemos un NUEVO disco. Hay quien piensa que mi música suena toda igual y yo podría decir lo mismo de bandas como AC/DC. Tocamos la música que amamos, como ellos, pero de un modo más intenso. No seguimos modas, no tratamos de ser originales, tocamos así y hacemos estas canciones porque nos apasiona esta música y porque es nuestra manera de comunicarnos con el mundo.

¿En su tiempo utilizasteis adornos instrumentales de tipo orquestal. ¿Por qué decidisteis incluir este estilo musical a algo tan brutal como vuestro death metal? Parece una locura a simple vista, a pesar del asombroso resultado que siempre sacáis, como por ejemplo en trabajos como ‘Impressions In Blood’. 

Esas fueron pequeñas variaciones que hicieron que el álbum sonara diferente y que cambiaron la historia de Vader. Durante nuestra primera era, el álbum ‘Litany’ era el disco más intenso que habíamos grabado hasta la fecha, aunque el trabajo que vino a continuación, ‘Revelations’, fue tanto o más revolucionario para nosotros porque empezamos el disco con riffs lentos. De hecho, el último corte es la canción más lenta que hemos grabado jamás. Para los fans fue la oportunidad de ver una faceta diferente de la banda, manteniendo el mismo espíritu. En ‘Impressions In Blood’, concretamente, hubo un gran reajuste en el line up de la banda justamente antes de las sesiones de grabación y cuando me adentré en el estudio quise probar algo diferente. Fue en ese momento cuando utilizamos samplers por primera vez, tanto en el estudio como en los directos, pues le daba un toque más atmosférico. 

Y ahora, después de dos décadas usando estos recursos, sentí el deseo de incluir de nuevo la rapidez, de hacer algo que estuviese conectado a los primeros años de la banda, como ‘Back to The Blind’ o el mismo ‘Litany’.

Vuestra discografía también contiene temas escritos en polaco, tu lengua materna. Basándote en la reacción de los fans, ¿Crees que son tan bien recibidas como aquellas en las que cantas en inglés? En otras palabras, ¿El lenguaje influye en el éxito de una banda?

Nuestros fans nunca saben qué esperar de Vader y nosotros, a la vez, nunca les hemos decepcionado. El heavy metal actual está compuesto por una gran variedad de estilos, no tiene nada que ver con el metal de los ochenta o incluso de los noventa, cuando este estaba estrechamente relacionado con la brutalidad, representada en unos sonidos bastante específicos. En la actualidad hay bandas de metal que no suenan como tales, pero lo son. Vader siempre se ha mantenido conectado a ese rasgo característico y es por eso que a veces se refieren a nuestra música como old school. 

“hay bandas de metal que no suenan como tales”

Aunque a veces nos atrevemos a cambiar algo como lo que has mencionado, dichos cambios no son vistos como algo extraordinario, pues a los que les gusta el estilo de Vader lo disfrutan igual. 

Para Nosotros es algo natural, componemos las canciones para tocarlas en directo, porque esa siempre ha sido, es y será nuestra gran prioridad. Nada, ni tan solo la pandemia, va a cambiar eso. 

Vader

Vader (Foto: Monika Wawrzyniak)

¿Piensas que la escena del death metal, en la actualidad, se está deteriorando?

¡Para nada! Siempre habrá gente con la necesidad y el sentimiento que teníamos nosotros mismos cuando éramos jóvenes. Se trata de un tipo de música muy específico y es por eso que bandas como Vader no serán nunca tan populares como Metallica. El death metal es extremo, no todo el mundo puede soportar esta agresividad en la música, no es para todos los públicos. Hay millones de personas en todo el mundo que buscan y viven para este tipo de música y lo prefieren a algo más melódico. A propósito, estoy seguro de que los mismos Metallica nunca pensaron que se convertirían en un fenómeno tan grande, llegando a estar en la lista de éxitos junto a Michael Jackson o Madonna. 

Hoy, la música es más dinámica que nunca y el metal, al fin y al cabo, es algo que ganó más popularidad de la que se esperaba. El death metal no será nunca tan popular pero por otro lado, bandas extremas como Behemoth son muy populares. Eso se debe, en parte, a su puesta en escena, la atmósfera que acompaña su actuación, porque dar un buen espectáculo es tan importante como la música en sí. 

¿Qué es lo que más echas de menos de los viejos tiempos?

La pasión. Cuando empecé a tocar y formé la banda yo ya estaba iniciado en la música metal, era un gran apasionado. Disfrutaba escuchando música, y eso me llevó a querer interpretar y, finalmente a crear, cosa que eleva las emociones que uno siente por su música.

Al recordar esos viejos tiempos, me encanta pensar en la sensación de hermandad, cuando sentíamos que la gente nos odiaba por llevar el pelo largo y vestir con chupas de cuero. Compartíamos una identidad porque éramos odiados por ser diferentes y la música nos daba esa sensación especial, de amparo, y casi se podría decir que los problemas de la vida eran fáciles de olvidar gracias a ella. Esperábamos el siguiente show solo para tocar, conocer gente, pasarlo bien, etc. En la actualidad todo es más fácil de conseguir, y parece que el metal, al estar al alcance de todo el mundo en cualquier momento,  ha dejado de ser especial para mucha gente. Me di cuenta de que, por suerte, desde hace unos cinco o seis años está creciendo el número de fans sedientos de actuaciones en directo, que ya no se conforman con grabaciones de Youtube. Las nuevas generaciones parecen tener el espíritu de antaño, con sus melenas, los parches, dándolo todo en los conciertos. Pasamos ya por la cuarta o quinta generación de metalheads desde que todo esto empezó y, aunque hoy en día se haya convertido en un gran negocio, sigue siendo metal y, en mi opinión, este debería estar lleno de pasión y energía. 

¿Para cuándo una visita por nuestro país? Han pasado unos cuantos años desde que trajisteis vuestro una de vuestras giras por Barcelona, Bilbao y Madrid…

Ahora mismo es complicado responder a eso, y más teniendo en cuenta que necesitamos planearlo con antelación. Hace poco anunciamos las fechas de la gira europea, que empieza en septiembre, y creemos que si se nos permite tocar de nuevo, tarde o temprano volveremos a España. Hace años veníamos regularmente así que, ¿Por qué no en el futuro?

Marina Salcedo