Anneke Van Giersbergen es una artista polifacética como pocas. Desde su paso por The Gathering -que ya eran eclécticos de por sí-, la vocalista holandesa ha puesto en marcha proyectos como Vuur, The Gentle Storm, Agua de Annique e innumerables colaboraciones con Ayreon, Devin Townsend y muchos más. Ahora, Anneke celebra 25 años de carrera musical y lo hace con una lectura sinfónica de varias de sus canciones en colaboración con la orquesta de la Haya.

Fue el pasado mes de mayo cuando Anneke Van Giersbergen hizo dos shows muy especiales en Tilburg y La Haya con una de las principales orquestas sinfónicas holandesas para dar forma a un disco conmemorativo en directo que incluye material de sus proyectos más importantes, incluyendo evidentemente a The Gathering, de quienes recupera temas como “Amity” o “Travel”. Hablamos con la vocalista sobre los detalles de este nuevo disco que se editará el 16 de noviembre.

¿Cual fue tu primera reacción cuando Sven Arne, el director artístico, te propuso crear nuevas versiones de tus canciones para un proyecto sinfónico como este?

Me pareció interesante, realmente. De vez en cuando trabajas con una orquesta para una canción o algo aislado pero nunca me habían pedido hacer un set completo, un concierto completo, con una orquesta. Cuando me lo pidieron dije que si desde el principio. Quedaba por delante ponernos de acuerdo en lo que hacer y yo propuse que lo mejor sería repasar toda mi carrera, ya que el año que viene celebro 25 años en la música.

Escogí una selección de canciones de toda mi carrera y dos arreglistas de la orquesta se ocuparon de crear las lecturas sinfónicas de esas canciones y me parecieron maravillosas. Estaba muy contenta. La colaboración ha salido muy bien y he podido tener mucho input creativo.

¿Tenías algún arreglo en mente para este proyecto o les dejaste hacer a ellos por su cuenta?

Depende. Canciones como ‘Travel’ de The Gathering o “Shores of India’ de The Gentle Storm son ya de por sí muy orquestales. Esas, evidentemente, fueron más fáciles de llevar a ese terreno. Por lo demás no estuve involucrada en los arreglos: les dejé hacer su trabajo. Tuvimos una reunión, repasaron los arreglos conmigo y me pidieron opinión por si quería cambiar algo. Les dije que habían hecho un trabajo perfecto.

¿Cuál fue la canción que dio más trabajo a la hora de buscarle la lectura sinfónica?

Creo que todas tienen su dificultad porque tienes que ser creativo para encontrar la manera de transformar las canciones. Pero supieron velar por la integridad de cada canción y darles su propio toque.

Eres una artista muy polifacética y la muestra más reciente fue tu gira de teatros en acústicos interpretando clásicos de Madonna. ¿Qué ha de tener un proyecto para llamarte la atención?

(Ríe) Un ingrediente muy importante es que si comienzas a trabajar con nueva gente en nueva música es que haya una relación de trabajo sana, que las dos personas se gusten, estén dispuestas a trabajar duro y no sean dejadas. Hay un aspecto emocional y humano en el hecho de componer música entre dos personas que no se puede obviar en absoluto. Eso es lo más importante para colaborar con una persona en algo más que una canción.

Anneke van Gersbiergen

Lo que más me gusta es que una canción sea melódicamente fuerte. Cuando una melodía te toca, te provoca una cierta melancolía u oscuridad…eso me gusta. Necesito que la música me sugestione.

Recuperando a The Gathering

¿Tuviste que pedirle a tus antiguos compañeros de The Gathering que te diesen permiso para realizar estas re-lecturas sinfónicas de canciones como “Amity”, “Travel” y “Forgotten”?

Si, nos pasamos el parte de lo que vamos a hacer con las canciones antiguas en las que colaboramos juntos.

¿Te han dado su opinión?

No tengo ni idea de lo que piensan. Simplemente se da la autorización de poder tirar adelante y ya está. No se si han escuchado ninguna de las versiones ni lo que opinan.

“Necesito que la música me sugestione”

Un directo sinfónico como “Symphonized” es un artefacto complejo: el sonido, la cantidad de gente involucrada, etc… ¿Está todo grabado en directo o hubo que hacer mucha corrección en el estudio?

Siempre hay pequeñas cosas, aunque la mayoría es en directo. En ocasiones hay un momento muy suave, donde solo se deberían oír dos violines y uno de los músicos se mueve en su silla y se escucha como chirría. O en un pasaje muy delicado alguien del público se pone a toser cerca de un micrófono. Hay siempre muchas cosas de ese tipo y tenemos que filtrar muchos sonidos de ambiente como ese.

Anneke van Giersbergen

Lo más costoso es mezclarlo todo. Tienes a un montón de músicos sobre el escenario y has de conseguir que todo el mundo se escuche adecuadamente. Tienes que conseguir que se escuche todo el espectro completo de la orquesta y eso es un trabajazo.

¿Estaba familiarizada la orquesta con las canciones o solo leían partituras sin más?

No, no conocían las canciones y estaban leyendo los arreglos que se habían preparado para ellos. No conocían el estilo de música. En ocasiones, algunos de ellos se pusieron a escuchar las versiones originales de los temas así que se pusieron a escuchar a Vuur y cosas por el estilo. Me hizo mucha gracia!”.

Sergi Ramos