El trio norteamericano regaló una noche para el recuerdo. Una buena cantidad de público pudo ser testigo del poder expansivo del riff lento, pesado, ejecutado con pasión, una música que terminó por convertirse en un elixir para el alma.

Sleep es una banda de culto en la escena underground, cuando hablamos de stoner rock es imposible no acordarnos de ellos, es de las más respetadas y adoradas de todo el movimiento, sobre todo por ser leales y nunca haberse vendido a las provocaciones de la industria discográfica.

En su momento de mayor popularidad, tuvieron los santos cojones de sacar un álbum de una sola canción, con un minutaje de una hora, la disquera no vio factible el proyecto y eso influyó en el futuro de la banda, que fue luego referente, santo y seña de los puristas del género, más cuando el mismo Ozzy Osbourne decía que Sleep era el grupo más cercano al sonido Sabbath que él conocía, hacer un disco con ese formato, con un solo tema, de una hora de duración, fue la razón de su separación y por otro lado de haberse convertido también en una banda de culto, eso sí, esa falta de apoyo solo logro que se disolvieran en ese momento.

Herederos de los más grandes

Toda esta adoración se mantuvo viva por años, Al Cisneros monto su banda OM, Matt Pike se hizo un nombre tocando para un grupazo que sigue vigente como High On Fire, y la reunión cogió a todos por sorpresa, ya que más allá de ser una banda de culto la pregunta era , que puede ofrecer hoy Sleep? Y la respuesta fue avasallante, editan en 2018 ‘The Sciences’, y fue como si no hubiera pasado el tiempo, un disco que estuvo en las listas de lo mejor del año en la mente de los analistas más reconocidos de todo el panorama musical.

Ellos fueron una especie de Black Sabbath para la gente de otra generación, bandas como Bongzilla, Bongripper, Weedeater, entre otras, deben su existencia a Sleep. Esta desaparición los ayudo a ganar popularidad y reconocimiento, todo justificado, ya que su propuesta el pasado viernes en la sala Apolo fue todo un torbellino, con una fuerza hipnótica y apocalíptica, con un extra de intensidad que se notó en su baterista, miembro también de Neurosis, Jason Roeder.

La meta de Sleep fue siempre la búsqueda de sonidos súper pesados, amparados en bandas como Saint Vitus y Trouble. El stoner, como el doom, es música con un sonido más lento en comparación a casi todo el metal, muy intimista, eso se pudo notar en el show, donde los riffs y la música penetraron nuestros huesos de manera avasallante, como no podía ser de otra manera, un viaje espiritual, que son el concepto y tema recurrente en la música de Sleep.

Por los problemas recientes en Barcelona fue imposible llegar a ver Lucy In Blue, pero si totalmente a tiempo para Sleep, que comenzaba con las pesadas notas de de “Marijuananaut’s Theme”, un tema del nuevo disco que es lento, pesado, pero al mismo tiempo maravilloso, con letras que son toda una declaración de intenciones, donde se mencionan expresiones como “Iommia”, un tributo al guitarrista de Black Sabbath Tony Iommi. Este último trabajo fue el gran protagonista de la noche, dejando claro que es una banda de presente, y que sabe que su última grabación tiene calidad de sobra para ser presentada casi en su totalidad.

Una descarga sin pausa

La banda continuó con “Holy Mountain”, tema mítico y muy aclamado por el público, esto procedió directamente a “The Clarity”, un sencillo lanzado en 2009. Los Riffs caían como yunques sobre nuestras cabezas. Matt Pike era una apisonadora, concentrado, sin camisa, entregado en cuerpo y alma a su instrumento, junto a un Al Cisneros que movía los dedos de su bajo de manera casi perfecta, con esa voz hipnótica y tan personal, era como ver a una súper banda reunida.

Sleep Barcelona

Sleep (Foto: Mavi Parra)

“Sonic Titan”, fue presentada con un riff principal que hipnotizaba, un viaje musical sin retorno, con un Cisneros que no falló una sola nota, y un Matt Pike fiel a su estilo, el de un viejo rockero que nunca morirá.

Cierre exitoso

Un tema extenso, profundo y lleno de matices como “Leagues Beneath”, mantuvo levitando a toda la sala el tiempo que duró, el final fue bastante épico, y fue un resumen del show en general, una banda engranada, que sabe lo que toca y lo hace de manera concisa y con mucho sentimiento, un trio súper compacto, que fue directamente a dejarnos paralizados con su música evocadora y cautivadora.

Crónica Sleep Barcelona 2019

Sleep (Foto: Mavi Parra)

Siguieron adelante sin apenas hablar con el público, poniendo solo su música como carta de presentación y motivo de atención, finalizaron con el esperado “Dragonaut”, probablemente lo más cercano que tiene Sleep a un sencillo comercial. Así acababa esta velada para el recuerdo, una dosis del mejor stoner rock por una de las bandas más importantes del género, que se mantiene más fuerte y viva que nunca, con el espíritu del que tiene algo aun que demostrar, su último trabajo fue solo un adelanto de lo que nos depara el futuro.

Texto: Carlos Neubert | Fotos: Mavi Parra

Promotor:Primavera Sound

Día:2019-10-18

Hora:19:45

Sala:Apolo

Ciudad:Barcelona

Teloneros:Lucy In Blue

Puntuación:9