A pesar de que el día nos dejaría dos de los mejores conciertos de la historia de este festival hay que resaltar que había menos gente que la jornada previa. Quedó patente que Plini y Gazpacho tampoco tienen una gran tirada de público en estas tierras a pesar de ser dos bandas excelentes en sus estilos.

Los conciertos de Steve Hackett y Sons of Apollo fueron exquisitos y espectaculares. Probablemente de lo mejor que se ha vivido en las cinco ediciones de Be Prog. Desgraciadamente, tras contar lo sucedido el viernes en el festival, no pudimos llegar a tiempo para Plini pero las críticas fueron muy buenas en su entrega instrumental y cercana a Joe Satriani.

Plini Be Prog My Friend 2018

Plini (Foto: Josep M. Llovera)

Gazpacho aburre con su art rock delicado

La Noruega progresiva tiene grandes bandas más allá de las agrupaciones de heavy progresivo y Gazpacho son el mejor ejemplo de ello. Suaves, pausados, con un cantante angelical y en onda Anathema de los últimos tiempos. Es una propuesta personal, atmosférica que combina atmósferas reposadas y un violín envolvente. Jan-Henrik Ohme posee una voz privilegiada y la proyección de imágenes de naturaleza nos hicieron flotar en cortes como “Soyuz One” o “Black Lily”.

Gazpacho Be Prog My Friend 2018

Gazpacho (Foto: Josep M. Llovera)

Pero no engancharon al personal más allá de sus fieles. El nivel instrumental es rotundo y hay auténtica belleza en su música, pero todo se hizo lineal y monótono. El piano dominó en “Tick Tock Part 3” pero la cosa no terminó de despegar, especialmente cuando casi todos los fans allí reunidos tienen a Portnoy como a un Dios. Grandes solos delicados por parte de Jon-Arne Vilbo y rotundas demostraciones de precisión en la base rítmica, pero quedó claro que no era su público.

Gazpacho Be Prog 2018

Gazpacho (Foto: Josep M. Llovera)

Terminaron con las dos primeras partes de “The Walk” y un “Winter Is Never” que incluyó bases pregrabadas. Su art rock es preciosista y delicado, pero quedó tapado por lo que venía luego. Fue bonito el poder ver a una banda que no se prodiga mucho en estas tierras y con tantos años de trayectoria; pero en esos momentos la gente estaba ávida por músculo y guitarras.

Gazpacho Be Prog My Friend

Gazpacho (Foto: Josep M. Llovera)

Sons of Apollo, ‘Los Vengadores’ del heavy prog

Parece que Portnoy le ha cogido gusto al festival repitiendo por segundo año. Las ganas por ver a los Sons Of Apollo eran palpables y más cuando estamos ante Billy Sheehan, Derek Sherinian, Portnoy y Bumblefoot. Les gusta que les digan que son al heavy Prog lo que los Vengadores a Marvel y no defraudaron ni un ápice. “God of the Sun” abrió los juegos en clave arábiga y el sonido matador le puso el resto a una demostración tremenda de técnica y fuerza.

Sons Of Apollo Be Prog My Friend 2018

Sons Of Apollo (Foto: Josep M. Llovera)

Los temas de su disco ganan enteros en directo y Bumblefoot es toda revelación, siendo el miembro que más dudas podía ofrecer. Lo de Sheehan es colosal duplicando solos con el bajo, pero Jeff Scott Soto tuvo momentos humanos ante una demostración de extraterrestres. “Signs of the Time” es contundente y directa, con dejes a Dream Theater, y Portnoy ya empieza a jugar con su micro para tirar de coros. Los ecos de los Purple más clásicos asomaron en el inicio de “Divine Addiction”, con un Sherinian estelar encaramado a ese entramado de teclados y pianos junto a un inspirado y comunicativo Scott Soto.

Jeff Scott Soto Sons Of Apollo Be Prog My Friend 2018

Sons Of Apollo (Foto: Josep M. Llovera)

Los “hijos del Pollo” se salen

Soto dijo que esta vez no iba a hablar en castellano pues había mucha gente de fuera. También bromeó con el nombre de la banda en español: “Sons of a Pollo”. Resaltar el gran papel de Bumblefoot, pura actitud y concentración en sus menesteres. Hubo un par de incursiones a Dream Theater, siendo la primera “Just Let Me Breathe”, con un fondo de pantalla en el que habían retocado esa gran portada del “Falling Into Infinity” con motivos apolíneos. No le queda mal el papel de James LaBrie a Soto, la verdad.

Mike Portnoy Sons Of Apollo Be Prog My Friend 2018

Sons Of Apollo (Foto: Josep M. Llovera)

Extensas jams de pura fuerza y técnica y momentos en los que Portnoy y Soto se intercambiaban micros en la plataforma de la batería. No me esperaba “Lost in Oblivion”, quizá el tema más Jeff Scott Soto de todos. Delicadeza en la entrada de “Alive” y puro disfrute de ver a Shehaan disfrutando en su enésima súperbanda. En “Opus Maximus” dieron rienda suelta a su técnica y feeling para que luego Derek se explayara con su solo. Quedaba “Lines in the Sand” de los Theater y el gran final con ese single que es “Coming Home” con esos grandes coros. Desmesurado concierto y apoteosis para el fan. Sons of Apollo funcionan y te dejan con la boca abierta haciendo que los temas ganen con la intensidad y entrega del directo. Para muchos, el show del festival, pero cuidado con lo que venía a continuación…

Sons Of Apollo Be Prog 2018

Sons Of Apollo (Foto: Josep M. Llovera)

Steve Hackett hechiza con teatralidad y clase

Mágico y radiante fue el concierto de un Steve Hackett por el que el tiempo no pasa. Sigue conservando todas sus virtudes y las potencia con una banda excepcional. Es el mismo caso de Camel o de Alan Parsons Project: verlos a día de hoy es tan excitante, o más, que en su época gloriosa. El ex de Genesis no se amilanó ante el maravilloso show de Sons of Apollo, fue a lo suyo y demostró que es leyenda. Solemnidad, clase y mucha teatralidad en un show que fue creciendo en intensidad pero que en los primeros compases estuvo protagonizado por el material propio de Hackett. “Please Don’t Touch”, “Every Day” y “Behind the Smoke” nos pusieron en solfa y, sin caer nada de Genesis todavía, ya estábamos con los ojos abiertos.

Steve Hackett Be Prog My Friend 2018

Steve Hackett (Foto: Josep M. Llovera)

Largos momentos instrumentales con un batería sencillamente exquisito, Gary O’Toole, ataviado con traje y corbata y armando sus baquetas con empuñadura jazzística. Grandes en “When the Heart Rules the Mind” destacando al multi-instrumentista Rob Townsend, combinando saxo, flauta y percusión cunado la ocasión lo requería. La sucesión de grandes momentos no dejó de crecer tras “Icarus Ascending” y “Shadow of the Hierophant”, pues quedaba lo que todo el mundo había venido a ver: Genesis.

Steve Hackett Be Prog 2018

Steve Hackett (Foto: Josep M. Llovera)

El legado de Genesis asombra al público

Hackett rozó la perfección y cuando atacaron ”Dancing with the Moonlit Knight” el éxtasis se hizo carne. Steve tiene el centro del escenario, pero cuando Nad Sylan ataca las voces emociona de verdad. Excepcional vocalista de largo pelo plateado y de gestos teatrales y majestuosos. Incluso se enfundó alguna túnica negra para dar color y espectáculo añadido a un juego de luces deslumbrante y variado. “The Fountain of Salmacis” fue la segunda pieza en caer de su banda madre, pero cuando las teclas de Roger King atacaron la inmortal intro de “Firth of Fifth” la ovación fue rotunda.

Steve Hackett Be prog

Steve Hackett (Foto: Josep M. Llovera)

“The Musical Box” fue otro de los grandes momentos y remató con un excelente “Supper’s Ready” que hizo las delicias de todos los presentes. La atención del público fue de reverencia y respetuosidad en todo momento. De verdad que los temas y la interpretación lo exigían. Sentimientos a flor de piel y clase por doquier. Finalizaron un show inolvidable con los pasajes eléctricos y cambiantes de “Los Endos” en un fin de fiesta para enmarcar. Si lo de los Sons of Apollo fue de traca… lo de Hackett lo superó en algunos momentos.

Steve Hackett Be Prog My Friend

Steve Hackett (Foto: Josep M. Llovera)

Burst convence a base de contundencia y entrega

El metal progresivo sueco de Burst fue todo un regalo para los que quedábamos en aquellas horas. Posiblemente había más gente, eso sí, que para Oranss Pazuzu. Su propuesta es más accesible y su metal enganchó ya desde ese brillante principio con “(We Watched) the Silver Rain”. Grandiosa la voz de Linus Jägerskog y rotundos en “I Hold Vertigo”. Gran riff, buen sonido y todo actitud y movilidad constante. Poca comunicación con la gente y de cara a la faena prosiguieron con “I Exterminate the I”. Hubo un par de referencias a mi disco favorito del grupo: “Origo”. Estas fueron “Inmateria” y “Where the Wave Broke”. Ambas intensas y con los juegos vocales de rasgado y limpio.

Burst Be Prog My Friend 2018

Burst (Foto: Josep M. Llovera)

Poco a poco la concurrencia fue abandonando el recinto aunque pudimos disfrutar antes de piezas, sobre todo del “Lazarus Bird” como “We Are Dust” o “Cripple God”. El concierto fue aplastante y soberbio con un grupo con muchas ganas de demostrar que su vuelta va a dar de qué hablar. Cerraron con “Rain” y con la dulce intro de “City Cloaked” despidiendo otro Be Prog excelente.

Burst Be Prog 2018

Burst (Foto: Josep M. Llovera)

La sexta edición, ¿en camino?

Parece que el Be Prog está más que consolidado tras cinco ediciones y que la cosa va a tener continuidad. De todas formas la entrada en la jornada del sábado fue algo floja a pesar de la inmensa calidad de toda la jornada. Hemos podido vivir conciertos de ensueño, hacer amistades y ver como cada año viene más gente de fuera. Muchos ya morimos de ganas para que nos digan las fechas de la próxima edición y de ver los primeros nombres. La marca de festival está hecha, y eso es lo más importante. Nos vemos dentro de un año con más magia sobre el escenario.

Josep María Llovera ,Jordi Tàrrega

Promotor:Madness Live

Día:2018-06-30

Hora:17:15

Sala:Poble Espanyol

Ciudad:Barcelona

Puntuación:8