Toundra es la banda de música instrumental más importante dentro de la escena del rock español. El próximo jueves 15 llevan su gira de Vortex a Madrid, juegan en casa, y por ese motivo hemos querido hablar con su guitarrista, Esteban, con el que hemos pasado un rato y nos ha contado en este Tour Life cómo es su vida cuando va de gira y algunas curiosidades de las mismas. Además, esta misma semana fueron entrevistados por David Broncano en La Resistencia, y aquí os destapamos la verdad escondida en esa entrevista realizada en la televisión de Movistar+, #0.
  • Nombre del músico: Esteban J. Girón
  • Grupo: Toundra y Exquirla

¿De quién es la persona que te despides con más dificultad cuando te vas a tocar?

De nadie porque vivo solo, nadie me soporta (risas). Me pasa más que me ha costado despedirme de amigos. Me entristece mucho despedirme de mi hermana cuando tocamos en Berlín, que vive allí, y de mi amigo Cuco, que es como mi hermano, cuando vamos a México. Son dos momentos difíciles.

¿Cuál es la mayor cantidad de gente ante la que has tocado y dónde?

Para 20 000 personas en el festival O Son do Camiño este año.

¿Cuál es la cantidad más pequeña de gente ante la que has tocado y dónde?

Para 3 personas en Ginebra, en una gira en 2014.

¿Tienes roadies o te toca cargarlo todo con tus propias manos y pies?

Toundra está compuesto por los 4 músicos, nuestro técnico de sonido Raúl Lorenzo, que ayuda a cargar y a descargar, y nuestro tour manager y conductor Jaime García Escalona, batería de Adrift, que también ayuda a cargar de lo lindo. Pero sí, cargamos y descargamos, menos Macón (risas).

¿Cuál es la mayor cantidad de dinero que has cobrado por un bolo? Puede ser positiva o negativa. La cuestión es que haya muchas cifras.

No lo voy a decir. Ya mentí en La Resistencia sobre el dinero que tengo y esta mentira no la tenía preparada para aquí (risas).

Broncano, te la han pegado. A nosotros ni eso, pero odiamos las mentiras, y queremos a Esteban. Nos vale.

¿Cuál es el equipo técnico con el que sueles tocar?

Toco con una Gibson Les Paul Standard, de 1980. Tengos dos, una Gibson Midtown Custom de 2012, creo, y una Gibson SG reedición del ’61 de 1985. En cuanto a equipo, el titular es un Marshal JCM800 1959 de 1981, con una pantalla Marshal 1960A. Aunque también la combino a veces con una 4×12 Orange o con una 2×12 de marca Palmer. Con Exquirla utilizo la Palmer, por ejemplo. Tengo más pedales de los que me pillo al cabo del año.

¿Tienes patrocinio de alguna marca o sale todo del sudor de tu frente?

No, no me patrocina nadie porque no quiero. Hay gente que ha querido, y no hemos querido. Trabajo en el departamento de Entertainment Relations de Gibson en España, con lo cual tengo acceso a que me dejen material, pero no que me sponsoricen. Es lo más cercano. Pero como sponsorizarse entiende a que te pagan por utilizar algo, pues eso no. ¿Que Gibson me deja material? Sí. Si hay alguna marca en el mundo que me gustaría que me patrocinase, sería Gibson.

¿Te avienes a tocar con material de otras bandas o alquilado si la situación lo demanda o siempre tienes que llevar lo tuyo?

En nuestro rider se especifica que tengo que tocar con JCM800, la guitarra y los pedales ya los llevo yo en el avión. Puedo tocar con Orange, con otro modelo de Marshall, o con otro modelo de Fender, pero siempre tienen que ser amplificadores de válvulas de sonido clásico. Me da igual de quién sean, pero tienen que ser de esas características.

¿Cuál es tu rutina de calentamiento antes de salir a tocar?

Desde hace poco tengo que calentar la espalda porque tengo un problema muy serio en dos cervicales, en la columna, que me hacen quedarme con menos movilidad que Batman.

Esteban Girón Toundra

¿Qué es lo primero que haces al bajar del escenario?

Darme un abrazo con mis compañeros, y después tomarme una birra y fumarme un cigarro.

¿Prefieres una gira como Dios manda estando un mes fuera de casa o ser un “weekend warrior” que solo hace conciertos los fines de semana?

Nosotros hacemos las dos. Evidentemente, lo que me gusta es estar girando y no tener que ir a la oficina. Me gustan las dos y por eso hacemos las dos. Si tengo que elegir, prefiero tocar los fines de semana porque te vas repartiendo la dosis de lo que te hace más feliz en la vida. Si tuviese que renunciar, no elegiría una gira de un mes y luego el resto del tiempo en casa porque acabaría deprimido.

El próximo concierto en el que se podrá ver  a Toundra será en la sala La Riviera de Madrid el próximo jueves 15 de noviembre.

¿Has tocado alguna vez estando enfermo? ¿Cómo superaste aquel concierto?

Sí, muchas. Cuando sales a tocar se te pasa el dolor, siempre. Puedo salir de emergencia, de tener que ir a una clínica dos horas a darme un masaje, que el fisioterapeuta me diga que no toque, estar jodido todo el dia, calentar, salir y de repente se te han pasado todos los males; a los 5 minutos pensar: “joder, la que me va a venir encima cuando enfríe”. Creo que mis compañeros han tocado en peores situaciones que yo, porque yo tengo la suerte que tengo este problema en la espalda, pero es el único problema que tengo. No me pongo malo nunca ni nada por el estilo, tengo esa suerte.

¿Cuál ha sido tu situación más vergonzante sobre el escenario?

La última vez en Donosti se me rompieron los pantalones, como a Lenny Kravitz. Y un par de veces me he caído, haciendo esto de la espalda que yo hago, para atrás. Alguna vez también me he tomado un chupito de más y me he tenido que centrar porque no estaba dando una.

Toundra Barcelona 2018

Esteban baila el limbo imaginario mientras toca (Foto: Elena Marco)

¿Qué es lo más glamuroso que has hecho estando de gira? Ducharse no cuenta

La primera vez que tocamos en Santiago de Compostela nos hospedamos en un hotel de 5 estrellas que era un lujo, era más que 5 estrellas. Es donde durmieron los Rolling Stones cuando tocaron ahí. Nos dieron un hotel que no sabíamos porque nos habían dado eso, y nos fuimos de juerga y no utilizamos la habitación. Llegamos, recogimos la mochila y nos fuimos.

Dani Bueno y Olga Vidal