Si tienes dudas acerca de ir o no al Resu, tienes la entrada y quieres conocer los puntos fuertes del evento o simplemente quieres conocer un poco más esta edición del festival, en este artículo te explicaremos lo mejor y lo peor del Resurrection Fest 2018.

Desde el miércoles 11 de julio que se lleva a cabo la fiesta de presentación del festival hasta el sábado 14 de julio que termina se celebra otro año más el Resurrection Fest, cuya grandeza se incrementa año tras año por el duro trabajo que lleva a cabo su organización para que todo esté a gusto del consumidor.

Desde que Iron Maiden acudiese a Viveiro en 2016, el Resu lleva al menos a un cabeza de cartel que te deja boquiabierto, y tras traer a España a Rammstein en 2017, este 2018 traen a varios de diversa índole como Kiss, Scorpions y CÍA.

Como a día de hoy es difícil aclarase con el festival ideal para el verano y por desgracia todos cuestan dinero (cada vez más) y tanto este como las vacaciones no son ilimitadas (salvo para ti, prepuber, que hasta septiembre/octubre no empiezas el curso), vamos a explicarte cuáles son las mejores y las peores cosas del Resurrection Fest de este año:

10 pros del Resurrection Fest 2018:

  1. La cerveza es Estrella Galicia, no hacen falta más comentarios sobre ello.

    Estrella Galicia Resurrection Fest

    Pocas cervezas en España se pueden comparar con Estrella Galicia en España… Alhambra sería el mayor rival, pero Granada queda lejos.

  2. La naturaleza es tan espectacular en Viveiro que podrás masturbarte mirando el paisaje sin remordimientos.
  3. Toca Stone Sour, aparte también cabezas de cartel como Ghost, Prophets Of Rage, Kiss, Scorpions, Megadeth, pero toca STONE SOUR.
  4. Mientras la gente en Madrid y Barcelona blasfema por el calor, tú podrás estar a gusto, incluso no viene mal que te lleves una Rebequita.

    Rebequita

    Typical Spanish “Rebequita from Galicia”

  5. El apoyo a la escena underground del Resurrection Fest es de sobra conocido, y así podrás descubrir a bandas nacionales a las que ver todo el año (Bloodhunter, Somas Cure, Bolu2 Death, Pandemia, Bellako…), que luego solo vas a los conciertos de los Metallica o Iron Maiden de turno.
  6. El escenario “Desert Stage” que estrenaron el año pasado es perfecto para escuchar algunas de las mejores bandas de stoner, y, sobre todo, es ideal para aquellos que consumen droga-porro y gozarlo.
  7. Con hambre no te vas a quedar, Galicia es famosa por su comida, y tanto dentro del recinto como fuera te puedes poner como Falete sin gastarte demasiado (hay hasta veggie food).

    Falete cantando

    Falete, uno de los nombres que más suena como cabeza de cartel (y más partes del cuerpo) del Resurrection Fest 2019.

  8. Mientras la gente va a hacerse fotos con Jordi Wild, Wismichu, Metalovisión o demás youtubers, tendrás más espacio para ver los conciertos que te gusten.
  9. Podrás estar 4 días sin ducharte y la gente no te mirará tan mal como lo haría en cualquier ocasión el resto del año. Cosas de los festivales.
  10. Puede que Javier Bragado te haga una foto durante el festival, es uno de los fotógrafos oficiales. Si es así, no recomendamos pedírsela, o, bueno sí, como quieras, pero tu bandeja de entrada se llenará de telarañas esperando. Suerte si sale en las redes del Resu o en las suyas si le gusta.

10 contras del Resurrection Fest 2018:

  1. Salvo que estés en el camping del propio festival o en algún alojamiento cercano, te va a tocar andar un buen rato o coger el coche, que a ver dónde aparcas (puedes coger un bus, pero hay que pagar, así que, si vas desde Cataluña, te va a doler).
  2. Galicia es España, pero podría ser Gran Bretaña por el clima. Salvo sorpresa, te va a llover… Y LO SABES.

    Lluvia Galicia

    Foto del tiempo en este mismo instante en Galicia (da igual cuando la veas).

  3. Si te mueves en el mundo metalhead porque eres un trve y estás esperando cada dos por tres a que los influencers del metal cuelguen sus vídeos en YouTube y sus fotos en Instagram, tenemos un mensaje para ti: TE VAS A ENCONTRAR A TU EX. Da igual cuántos miles de personas haya, estará ahí.
  4. Hay otro escenario más desde el año pasado, y, claro, más grupos. Por más que lo intentes, es imposible verlos a todos: te perderás a bandas.
  5. El mayor postureo del mundo metalero se concentra en el Resu. Prepárate para ver calcetines hasta las rodillas, flequillos al más puro estilo emo, piercings en el septum y demás faranduleo, vas el templo del postureo metalero.

    público Resurrection Fest

    Así diseñan al “original” y “alternativo” público del Resurrection Fest. SON ROBOTS.

  6. Verás a hardcoretas enfadados porque el festival ha perdido su esencia con esos cabezas de cartel. “Kiss y Scorpions no son metal”, “El Resu se ha vendido”, “Yo venía al Resu cuando éramos 4 gatos” y más comentarios de ese estilo llegarán a tus oídos.
  7. Habrá gente que estará como hemos dicho antes 4 días sin ducharse. Llévate un ambientador de pino por si acaso, que la sobaquera no perdona, y en verano menos.
  8. Si vas al escenario que se encuentra en la carpa, cuidado. SÍ QUE HAY HARDCORE, en caso contrario, que se lo pregunten a todos los que salen con heridas, moratones, gafas rotas o incluso lesiones más graves de los moshes/circle pits/walls of death/pogos o las que se arman en esa zona.

    Pablo Echenique Resurrection Fest

    Pablo Echenique antes andaba perfectamente y no tenía problemas, pero fue al concierto de Brothers Till We Die y le dejaron hecho polvo. Pablo Iglesias se quedó en casa porque se lo veía venir alegando “que tenía que bañar a su pez”.

  9. No serás el más tatuado, con más piercings o con dilataciones más grandes del festival. SIEMPRE HABRÁ ALGUIEN CON MÁS QUE TÚ, lo sentimos, no eres especial.
  10. Galicia está en una punta del país, y aunque puedes ir en buses que te dejan en el propio festival con viajes organizados al Resurrection Fest 2018, ir hasta Viveiro desde Madrid, Barcelona, Bilbao y demás ciudades o pueblos españoles te llevará unas cuántas horas. A la ida bueno, con las ganas y el hype, vale, pero a la vuelta morirás en vida, y más si conduces.

Dani Bueno