La obsesión por Metallica en todo el mundo es real. Cada vez que anuncian fechas en cualquier rincón del planeta, las entradas vuelan en cuestión de minutos. Esto no quiere decir que todo lo que hayan hecho haya sido fantasía, por eso, os traemos lo que no mola tanto de los norteamericanos en esta publicación.

A primera vista, es fácil divisar por donde irán los tiros de este “greatest shits”. La carrera de Metallica se ha caracterizado por el gran éxito de sus cinco primeros álbumes y el declive que se le achaca desde mediados de los ’90 en el estudio. El sonido de ‘St. Anger’ (2003), en el que el bajo era un instrumento que les dio totalmente igual (el productor Bob Rock se encargó de él por ello), no había solos de guitarra y, sobre todo, la batería parecía un conjunto de cazuelas colocadas de mala manera es el culmen de esta mala racha de Metallica; pese a lo cual no quiere decir que todo lo que hiciesen estuviese mal, pero mucho más en comparación a sus inicios, por lo que a continuación os dejamos una lista con la faceta no tan buena de la banda (de su disco de versiones, aunque sean algunas las que son, no vamos a decir nada porque la culpa no es suya 100%):

The House That Jack Built (1996)

‘Load’, ese gran enemigo para muchos acérrimos de Metallica. Este disco tiene más sombras que luces, para qué nos vamos a engañar. Con él intentaron adentrarse en un público más cercano al mainstream, pero el fracaso, más de 20 años vista, se comprueba cuando apenas nadie recuerda ninguna canción de este disco como uno de los himnos de Metallica, sino que siguen siendo los “Enter Sandman”, “Nothing Else Matters” y “Master Of Puppets” de siempre. “The House Jack Built” es el ejemplo claro de que a Metallica se le acabó de ir la pinza con este trabajo y que su caída en picado musicalmente estaba de manifiesto. Simplemente, un tostón muy serio.

Low Man’s Lyric (1997)

Metallica es un grupo conocido, entre otras cosas, por tener baladas espectaculares con una progresión que las hace algunas de las mejores de la historia. “Low Man’s Lyric” puede entrar perfectamente en esa historia como la peor balada de la banda. Una melodía en el estribillo que suena como una especie de tecladito/gaita al más puro estilo Camela o Los Ganglios con toques de Mägo de Oz, un bombo que suena saturado no, lo siguiente, y encima con un rollo bastante de primero de estudiante de técnico de sonido… es un caos tremendo, y lo sentimos por ese hombre lento que ha hecho esta letra, podía habérsela ahorrado y de ese modo no habría que escuchar semejante despropósito.

Am I Savage? (2016)

El último ‘Hardwired… To Self-Destruct’ ha generado, como hicieron en su día ‘Load’ y ‘Reload’, discordia entre los aficionados de la banda. Esto se debe a que muchas canciones hacen rememorar pasajes de mediados de los ’90 en la etapa de estudio de Metallica, lo que no gusta al aficionado clásico del grupo. Este “Am I Savage?” demuestra que algunos de los peores tintes de esa época fueron tomados y que no terminaron de recapacitar sobre la debacle que supusieron aquellos dos discos para sus aficionados. Aburrido e insulso son dos adjetivos que se le podrían achacar a esta canción, la cual, teniendo en cuenta el amplio repertorio que han publicado en este trabajo más reciente, podían haberla dejado, como dicen los Los Ganglios en su canción “El Regalo”: “en un rinconcito, para las hormigas”.

My World (2003)

Como hemos dicho al principio, el sonido de ‘St. Anger’ es sin ápice de discusión el peor en cuanto a producción que ha tenido Metallica. Las canciones no es que sean malas, pero claro, los precedentes generan que el nivel que se exija sea más alto. La más floja del disco es “My World”, aunque el problema no son tanto las canciones en este disco, sino lo insoportable que es escuchar a Lars Ulrich aporreando a lo largo de todas las canciones todas las cazuelas que tenía en su casa, en especial la que tenía colocada en el lugar de la caja, probablemente el elemento más importante de una batería y el más chirriante en este trabajo.

Cyanide (2008)

El ‘Death Magnetic’ es un intento de regreso a esa senda ochentera que tantos éxitos le ha dado a Metallica, y el disco no es malo, pero no llega, ni de lejos, al nivel que tenían los primeros álbumes de la banda. Una de las canciones que en los conciertos de la gira que comenzaron a tocar mucho en directo raíz de la publicación de este trabajo en muchas de sus actuaciones era “Cyanide”, y en ese momento te preguntas, ¿qué os ha llevado a obsesionaros con este tema tanto, si es de las que menos molan de ese disco? Su reiteración en los conciertos no consigue que la canción sea mejor, simplemente que sí haya más gente que se la sepa por el hecho de hacerla sonar más, lo que no quita que luego, una vez finalizados y analizados sus bolos la gente piense: “ya podían haber tocado otra mejor”.

The Thing That Should Not Be (1986)

Sí, lo más nuevo es aquello donde más chicha se puede sacar para esta sección, pero no todo lo antiguo fue de recopetín. ‘Master Of Puppets’, al que se cataloga como uno de los mejores discos de la formación y del mismo modo de la historia del metal tiene un grano en el culo, y ese se llama “The Thing That Should Not Be”. Esta canción es excesivamente larga, lenta en el sentido que no tiene ese ritmo o fuerza típicas de Metallica en los ’80 y cuesta digerirla. Para otra banda sería un temazo, pero teniendo en cuenta donde se ubica y en el contexto del grupo en el que se encontraba, el peñazo es real. Es el típico tema que si estás escuchando canción por canción de Metallica pasas para adelante, y si estás viendo un directo, calculas unos 6/7 minutos y haces lo mismo.

El hecho de haber señalado solo 6 es para reconocer los mayores fails de Metallica, pero ha habido muchas otras que podrían haber entrado en esta lista, concretamente de ‘Load’ y ‘Reload’, sus dos álbumes más criticados de forma negativa por el cambio de estilo que llevaron acabo, los cuales entre ambos sumarían un disco muy completo de 12 temas que le serviría a la banda para escucharlo y saber qué hizo mal en el pasado. Entre ellas se encontrarían tales como “Cure”, “Poor Twisted Me”, “Thorn Within” y “Ronnie” del ‘Load’ y “Better Than You”, “Slither”, “Carpe Diem Baby” y “Where The Wild Things Are” del ‘Reload’.

Dani Bueno