La explosión de versatilidad musical de Faith No More llegó con 'Angel Dust'. Publicado el 8 de junio de 1992 la banda californiana no solo grabó un disco con grandes himnos, fue todo un referente en la música y en muchas corrientes como el nu metal.

‘Angel Dust’ es el disco más vendido y conocido de Faith No More, que llegó a gozar de un éxito más grande dentro de Europa y Latinoamérica que en su lugar de origen. La banda estadounidense ya contaba con tres trabajos previos cuando ‘Angel Dust’ fue estrenado, pero la consolidación como grupo de referencia dentro del metal y rock fusionado con elementos más arriesgados y experimentales llegó a su máximo esplendor en 1992. El que fue el segundo trabajo de Mike Patton con el grupo lo posicionó como uno de los más mudables y excelentes vocalistas tanto en su faceta más relajada como en la más enfermiza, llegando a lucirse tanto con susurros dignos de un crooner o cantante de pop clásico como con gritos propios del hardcore o metal más duro, dejando en un plano muy secundario esa voz nasal con la que debutó en ‘The Real Thing’.

‘Angel Dust’ es un disco tan ecléctico que puede hasta desconcertar, pero están tan bien concebido que en ningún momento sientes saltos al vacío. “Land Of Sunshine” es una pedrada funk con toques metaleros que empieza como un tema típico del grupo, con un bajo potente que se complementa con los característicos y siniestros teclados de Roddy Bottum. Conforme llega “Caffeine” se puede empezar a intuir más esa evolución vocal en Patton, apostando por registros más graves y rasgados hasta acercarse al rap con el himno que es “Midlife Crisis”, entrar en la sofisticación del spoken word con “RV” o pegar gritos en “Smaller And Smaller” o “Malpractice”, siendo esta última la canción más loca y oscura del disco.

La sucesión de hits y estilos es perfecta y variada y deja convencer de principio a fin, seas más asiduo a los Faith No More más ochenteros o a los más frescos y camaleónicos. Aunque el LP esté lleno de clásicos, la canción más escuchada del ‘Angel Dust’ fue y será la archiconocida versión de “Easy” de The Commodores, que hace de cierre a una hora de diversión y genialidad.

‘Angel Dust’ es uno de los mejores discos de los 90’s y un prefacio a la explosión del nu metal (“Midlife Crisis” es una canción de referencia para el nacimiento de este subgénero), tanto por los duros riffs que compuso de Jim Martin antes de ser despedido como por esos guiños al rap enmascarados dentro del heavy metal y la delicadeza del buen pop rock unida a la energía y groove del funk.

Jaime Tomé