El tercer disco de la banda noruega se considera uno de los más influyentes del death/black metal de la historia. Publicado el 24 de junio de 1993 por Peaceville Records, fue el último trabajo en el que participó el guitarrista Zephyrous (Ivar Enger).

La escena noruega de black metal tuvo muchos protagonistas y uno de ellos fue Ferniz, quien junto a Anders Risberget formaron Darkthrone en 1987. A diferencia de otras bandas como Burzum o Mayhem, Darkthrone se centró más en la música y menos en la revolución de raíces ideológicas que llevaron a cabo otros miembros del Inner Circle. Darkthrone ha publicado 17 discos hasta la fecha y es de las pocas bandas de la primera oleada de black metal noruego que sigue en pie. Cuando Darkthrone comenzó a tomar forma era más cercano al death que al black, un cambio que propició Euronymous (líder de Mayhem). El hecho de que ambas formaciones se conocieran tuvo una relevancia crucial en su sonido. Publicaron sus primeras demos en 1988, ‘Land Of Frost’ y ‘A New Dimension’. Su primer disco vio la luz en 1991 bajo el nombre de ‘Soulside Journery’ y dos años más tarde ‘Under A Funeral Moon’. A este LP le antecedió ‘A Blaze In The Northern Sky’ y le sucedió ‘Transilvanian Hunger’.

‘Under A Funeral Moon’ fue publicado el 24 junio de 1993 y está considerado como uno de los álbumes más influyentes dentro del género aunque siempre a la sombra de su antecesor y predecesor. Su producción pesada, los riffs más melódicos de sus guitarras y toda su oscuridad sirvieron para que Darkthrone se separase definitivamente del sonido death y abrazase al black. Fue el último disco que grabó Darkthrone como trío debido a que Zephyrous abandonó la banda después. Peaceville Records, discográfica inglesa, se encargó de sacar al mercado ‘Under A Funeral Moon’ compuesto por ocho temas. “Unholy Black Metal” era una oda al género que le daba nombre, un canto a la oscuridad. “Under A Funeral Moon” podía ser considerada una canción ‘tipo’ del black metal con su constante ritmo de batería, sus veloces melodías y la voz aguda y desgarrada de Nocturno Culto que tan bien ejecutaba los shrieks (forma de cantar propia del black). Otra digna de mención era “Inn I De Dype Skogers Favn”, la única hasta la fecha que Darkthrone compuso en su idioma natal, el noruego.

‘Under A Funeral Moon’ no fue solamente relevante en el sentido musical para Darkthrone, también en el estético. Su portada marcó un antes y un después. ¿Acaso alguien puede olvidar la tétrica figura de Nocturno Culto junto al árbol?

Pilar Martínez