El bajista de Opeth ha formado en nuestro país una nueva banda que recibe el nombre de White Stones. Nuclear Blast se encargará de publicar su disco de estreno.

Martín Méndez forma White Stones

Muchos vinculan a Martín Méndez como bajista de los suecos Opeth, pero dando rienda suelta a sus inquietudes musicales formó White Stones, que en poco tiempo se convirtió en algo más que un proyecto en solitario. El nombre de la banda es por su lugar de nacimiento en Uruguay, y su disco de estreno representa un regreso a sus raíces, tanto familiares como musicales, explorando los caminos olvidados de sus antepasados ​​a través del estilo de música que le sigue apasionando: el death metal.

El proceso creativo para el debut de White Stones, ‘Kuarahy’ (pronunciado Kwa-Ra-Hee), comenzó durante el descanso de un año que se tomó Opeth después de la gira ‘Sorceress’. Quería relajarse componiendo nuevo material, y reconoce que al principio nunca tuvo la intención de que fuera algo más.

“Siempre escribí música en casa, pero nunca tuve la confianza para hacer algo así”, desvela Méndez, “nunca escribí una canción, nunca le presenté algo que compuse a Mikael Åkerfeldt. “No tenía ninguna dirección, se me ocurrió la primera canción por diversión. Solía ​​cantar death metal hace 25 años, y el plan era cantar, como lo había escrito todo, pero cuando se trataba de eso, ¡no me sentía cómodo en absoluto!”.

El apoyo necesario para sacar adelante sus composiciones lo encontró en Barcelona, ciudad en la que reside desde hace dos años con su pareja y sus dos hijos. Conoció a Eloi Boucherie, propietario y técnico del estudio Farm Of Sounds. Ambos artistas hicieron amigos. “También es cantante en la banda catalana de death metal Vidres A La Sang. Le pedí que grabara mi voz, pero cuando me di cuenta de que no estaba funcionando, le pregunté si quería intentarlo. ¡Fue genial! Grabamos seis canciones en solo un par de días”, relata el uruguayo.

Respecto al nombre de este proyecto y de su disco de estreno comenta que “todavía me siento fuertemente conectado con Uruguay. Quería componer música relacionada con eso: el sol en la bandera uruguaya que transformé en el logo de White Stones. Hay muchos detalles que conectan el álbum con ese lugar. Kuarahy es la palabra del pueblo uruguayo nativo para llamar al Sol”.

Las mezclas de este trabajo se hicieron en los estudios Orgone de Jaime Gomez en el Reino Unido y la formación se completó con el ex batería de Cruciamentum Jordi Farré, además de Albert Martí y Joao Sassetti como guitarra rítmica y solista respectivamente. Tocarán su primer show en el festival Holland’s Prognosis en 2020, aunque todavía no tienen una gira programada. El próximo 20 de marzo estará a la venta a través de Nuclear Blast.

Cuenta con el beneplácito de Opeth

Consciente de que recupera con esta banda un terreno casi olvidado por su banda madre, Méndez confiesa que “estoy 100% cómodo con lo que estamos haciendo con Opeth: es lo mejor que podríamos haber hecho. No creo que tendríamos este status si hubiéramos hecho otro disco de death metal. Me encantan los desafíos que presenta Opeth, experimentamos mucho en el estudio. Cuando se trata de escribir death metal para White Stones, es el estilo de metal que más me gusta. Amo a Morbid Angel desde que era un niño, el death metal está dentro de mí. White Stones no tiene nada que ver con Opeth, no veo ninguna relación entre los dos. Toqué ‘Kuarahy’ para Mikael hace unos meses y le gustó y estaba feliz por mí. Todos los integrantes de la banda tienen proyectos paralelos, es importante. Ha sido  agradable hacer algo diferente. White Stones ha renovado mi fuerza y ​​energía”.