Tobias Sammet recuerda los inicios de su proyecto a través de las redes sociales aportando su toque irónico y algunas anécdotas.

Tobias Sammet mantiene bastante activo el Facebook de Avantasia, y hace unos días colgaba una foto de los primeros ensayos de su proyecto ahora que se cumplen 20 años de la publicación de su disco de estreno.

Los primeros años de Avantasia

A través de sus redes sociales Avantasia ha publicado una foto en el que Markus Großkopf, Henjo Richter, Alex Holzwarth y Tobias Sammet se encontraban en el estudio Hansen para ensayar el primer material de este proyecto. Canciones que luego se incluiría en sus ‘Metal Opera 1 y 2’.

“Me acabo de enterar de que íbamos a celebrar nuestro vigésimo cumpleaños de Avantasia este año”, recuerda Sammet “y técnicamente hace 20 años, en 2000, salió el primer EP. Pero en realidad las primeras ideas se remontan a 1998 y a principios de 1999 compuse el material y comenzamos a grabarlo. Creo que en septiembre firmé el contrato que había negociado yo mismo”.

Reconoce que no recurrió a un abogado y que el sello le había pagado por adelantando porque confiaban en su idea. Por primera vez se sintió profesional porque consiguió su “propio dinero, no podía creerlo. Mis padres tampoco…”.

Entre las anécdotas destaca la sucesión de incidencias con Alex Holzwarth que grabó las pistas de batería en dos días. “En el camino de regreso de los ensayos, Alex y yo casi tuvimos un accidente de coche a toda velocidad. Y más tarde ese día, cuando quise pagarle un anticipo, un cajero automático se tragó mi tarjeta, provocando una gran sensación de confianza por parte de Alex. Como si eso no hubiera sido suficiente, al no tener experiencia con hoteles en mi ciudad natal, al llegar a Fulda descubrimos que lo había reservado en un lugar de mierda. Supongo que fue una grabación tan rápida, porque quería terminar la grabación y terminar con vida”, bromea el artista alemán.

“Todavía tenía mucho que aprender, por ejemplo, que una tarjeta de servicio al cliente de mi banco local no me dejaba sacar efectivo de un cajero automático fuera de mi pueblo”.