El artista británico no se ha cortado a la hora de criticar a los emergentes Greta Van Fleet. Las comparaciones con Led Zeppelin les siguen persiguiendo a la joven formación estadounidense.

A Steven Wilson no le gusta Greta Van Fleet

A pesar del éxito de ventas de discos y de entradas para sus conciertos, y de haber sido nominados para cuatro premios Grammy (“Best Rock Album”, “Best Rock Song”, “Best Rock Performance” y “Best New Artist”), las críticas les siguen lloviendo a la joven banda de Michigan Greta Van Fleet. Esta vez ha sido el artista británico Steven Wilson quien ni mucho menos ha halagado el sonido y la popularidad de la banda. En una entrevista para el podcast danés “myROCK”, Wilson mencionaba a Greta Van Fleet dentro de un comentario general sobre el estado actual del negocio de la música.

“¿Conoces a esa banda? Creo que son terribles. Creo que es una broma. Pero es el ejemplo de una banda en la actualidad. Porque son chicos muy jóvenes, se ven como una banda de chicos, tocan esa imitación pobre de tercera clase de Led Zeppelin, pero son canciones bonitas y han tenido toda la ayuda de los medios de comunicación, la máquina comercial detrás de ellos, y han podido llegar una audiencia masiva casi de la noche a la mañana tocando música de tercera categoría. Y no creo ni por un minuto que alguien recordará quiénes son en 10 años. Ahora, podría estar equivocado. Tal vez estoy equivocado. Pero en este momento, no lo son. Son como una versión para niños de Led Zeppelin”, sentenciaba Wilson.

La industria musical actual

En esta misma entrevista, Steven Wilson afirma que entiende por qué Greta Van Fleet ha conseguido convertirse en una banda popular en un corto período de tiempo, mientras que él ha tenido que luchar durante más de 25 años para lograr su status actual. “No soy ingenuo. Entiendo que gran parte de la industria de la música se basa en ser joven, guapo, con el tipo correcto de imagen y todas esas cosas. Y nunca he tenido ninguna de esas cosas. Nunca he sido guapo. Quiero decir que he sido joven, pero no lo soy ahora. Tengo 51 años. Eso no va a funcionar. Así que existe la frustración de que los medios de comunicación han sido ligeramente resistentes a lo que hago”, asegura el artista londinense.