Muchos años han pasado desde el último concierto de la banda vasca en la capital. Pero su regreso a Madrid tiene fecha.

Lo que para cualquier banda de cierto renombre podría ser algo normal, para Soziedad Alkoholika no lo es: tocar en Madrid. Después de muchos años de ausencia, la banda de Vitoria-Gasteiz regresa a la capital para ofrecer un esperado concierto. Y será en única fecha.

Soziedad Alkoholika anuncian concierto en Madrid

Tras nueve años de ausencia, Soziedad Alkoholika vuelven a los escenarios de Madrid. Como siempre, en plena forma y con mucha ilusión por presentar en la capital su último trabajo “Sistema Antisocial”, que se puso a la venta en el pasado 2017 gracias a  Maldito Records.

El concierto no podría ser más especial. Será una única cita con el público de Madrid en la sala But el 14 de febrero del próximo año. Quieren hacer especial hincapié, que no habrá posibilidad de una segunda fecha, por lo que será un concierto único. Las entradas estarán a la venta a partir del próximo 3 de diciembre, a partir de las 12.00 horas, en Potencial Hardcore (Vallekas) y a través de www.wegow.com

  • Jueves 14 de febrero de 2019 – Madrid – Sala But

Muchos años de prohibición en Madrid

Como muchos saben, durante muchos años Soziedad Alkoholika han sufrido la prohibición de tocar en Madrid. El caso más sonado fue el del concierto del 14 de marzo de 2015, en el Palacio Vistalegre, que tuvo que ser cancelado cuatro días antes por expresa prohibición del Ayuntamiento de la capital. Aludían al riesgo que este evento entrañaba para “el orden público”.  En el auto que justificaba su decisión, se recordaba que las letras de sus canciones ya habían sido objeto de “análisis por el Tribunal Supremo”, señaladas por contener “opiniones con excesos verbales hirientes”.

No fue un caso aislado, pero en anteriores ocasiones, eran las salas las que finalmente cancelaban los conciertos, por la presión de ciertos partidos políticos, y la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Algo que ha dejado bien clao la banda a lo largo de su carrera.

Es cierto que la AVT nos llevó a los tribunales hace ocho años por humillación a las víctimas del terrorismo, pero la Audiencia Nacional nos absolvió. Y el tribunal Supremo ratificó la sentencia absolutoria. Nuestra letras fueron revisadas con lupa y quedó demostrado que no cometen ningún delito. Además, hace mucho que nos pronunciamos claramente contra cualquier tipo de violencia para resolver un conflicto.