El líder de la banda de metal extremo polaca es el blanco favorito de muchas asociaciones religiosas. Y además no encuentra mucho amparo con las leyes de su país.

Nergal y sus problemas con las organizaciones religiosas

Adam “Nergal” Darski, líder de Behemoth, siempre ha sido muy crítico con las religiones. Tanto que, muchos de sus actos, les ha hecho pasar por los tribunales en varias ocasiones. Y estamos seguro que en un futuro, si las leyes de Polonia no cambian, seguirá ocurriendo. Pero según cuenta en una entrevista con el medio irlandés Ireland Overdrive, el problema es que hay mucha gente que no acepta una postura diferente de la religión como la suya.

“Para algunas personas y algunas organizaciones, soy un blanco fácil. Pero ni investigan quién soy, qué somos y qué estamos haciendo. Ven el aspecto del mal metafórico, o de mí como el chico de una campaña contra la Iglesia. Piensan que eso es lo que me obsesiona, pero el fin de todos mis motivos es puramente para mis creaciones artísticas.

El concepto de Nergal u otros artistas que parecen demasiado “radicales” para estas personas, es todo lo que conocen. Deberían mirar a su alrededor y notarán que hay cosas mucho más peligrosas y perturbadoras que ocurren delante de sus narices. Sobre todo en sus propias y queridas organizaciones. […] Solo necesitan un chivo expiatorio y así es como capitalizan atacar a alguien o algo que encuentran que es demasiado radical para sus propias creencias. Me atacan, y el nombre sale, lo capitalizan, pero al final del día, no hay sustancia. Esto sucede de vez en cuando en Polonia y la tormenta de mierda está por comenzar de nuevo”.

Nergal Blasfemia Behemoth

El caso del dildo de Jesús

Nergal se refiere a un proceso judicial contra él en su país, por mostrar vídeos y fotos con un dildo que lleva incrustado la figura de Jesucristo. Fue un regalo artístico del líder de Tryptykon y Celtic Frost Tom Gabriel Fischer. Dichas imágenes no pasaron desapercibidas para los políticos polacos, y aunque Facebook y demás redes sociales no vetaron la imagen, Nergal puede tener problemas por ello.

“Ahora va a ser el caso del ‘dildo de Jesús’ y está en curso. Habrá un caso en el tribunal. Ya hubo una audiencia y me acusarán. Entonces, es otro caso. No es la primero, ni será el último. Como dije en mis redes sociales, puedo prometer que nunca dejaré de ser yo mismo y parece que estas personas tienen un gran problema cuando ejerzo mi libertad artística. Es muy triste. En Polonia todavía hay “democracia”, así que dentro de esa “democracia”, usaré mi libertad de la forma que quiera. Aunque ellos digan “democracia”, Polonia quiere convertirse en una especie de estado totalitario. Todo va en esa dirección en este momento. Mientras sea un país democrático, usaré mi libertad. La razón de todos mis problemas legales en Polonia es que se considera un caso de blasfemia.

Admiro a Irlanda por ser un estado católico y elegir una forma civilizada para que las personas coexistan con diferentes creencias y orígenes religiosos. No hay ninguna razón por la que las personas con diferentes creencias no puedan coexistir. ¿Sabes lo que quiero decir? No es como si estuviera diciendo: ‘Maten a todos los cristianos’ o ‘Quemen a todas las iglesias’. No hago esto, porque mi creatividad artística va a ser muy, muy limitada y lo odiaría. Soy parte de la sociedad y acepto ese hecho. Así que, de muchas maneras, necesito a estas personas. Creo en la simbiosis de ambas entidades. Pero también deben aceptarme. Si queremos evolucionar y entrar en una nueva década y desarrollarnos como país, debemos eliminar la blasfemia de nuestro sistema de leyes tal y como lo hizo Irlanda”.