El cantante de New Jersey explica el método que usa para confeccionar el setlist para los conciertos de la banda.

No es fácil para un grupo que posee una vasta discografía, elegir las canciones que van a interpretar cada noche en sus conciertos. El cantante de Bon Jovi, reconoce que en la mayoría de las ocasiones, son los clásicos los que marcan el contenido de sus sets.

El setlist que selecciona Jon Bon Jovi

Cuando una banda tiene muchos discos y éxitos en su cosecha, no es fácil confeccionar el setlist de sus conciertos mientras al mismo tiempo se quiere presentar su nuevo material. Es una decisión difícil, y Jon Bon Jovi lo explica en una reciente entrevista con AXN TV.

“Supongamos que en una noche normal hay 23 o 24 canciones. 15 de ellas tiene que ser los éxitos, lo que me deja ocho canciones para tocar”, relata el cantante de New Jersey. “Probablemente cuatro serán canciones nuevas, lo que hará feliz al artista, y luego dos de ellas se convertirán en un tema inesperado o una versión que te apetece para conseguir mantener encendido la antigua máquina de discos. Y eso es más o menos a lo que estás relegado, simplemente porque si voy a tu ciudad y no toco ‘Livin’ On A Prayer’,  ‘It’s My Life’ o ‘You Give Love A Bad Name’ otra vez, te decepcionarás. No quiero decepcionar”.

El vocalista de Bon Jovi sigue comentando que los temas clásicos hay que interpretarlos en la forma en la que fueron concebidos. “Recuerdo que cuando era niño veía a un par de tipos que crecí escuchando y que terminaron tocando versiones reggae de sus clásicos, porque estaban cansados ​​de tocarlos”, rememora. “Yo estaba en un bingo viéndolos tocar, y aunque entendía por qué lo estaban haciendo, yo estaba destrozado”.

“Los fans quieren escuchar ‘Prayer’, ‘It’s My Life’, ‘Bad Name’ y ‘Wanted [Dead Or Alive]’ de la forma en la que fueron escritas y grabadas”, sentencia Jon Bon Jovi.