La vocalista de la banda sueca-alemana habla del sonido de los dos trabajos de Lucifer. Y no; la etiqueta stoner no van con ellos.

Lucifer no es stoner

Es curioso como se propagan las etiquetas sónicas de ciertas bandas. Aunque los propios miembros del grupo de marras no las reconozca como tal. Algo así le ocurre a Lucifer. Su vocalista Johanna Sadonis describe el sonido de su banda en una entrevista con el medio estadounidenses Heavy New York. “Siempre es heavy rock. Creo que ese es el concepto básico. El primer álbum, por supuesto, tenía mucho doom. El segundo disco tiene de eso un poco, pero no tanto. Yo diría que es un disco de una banda de heavy rock.

Lo que no entiendo es cuando nos dan la etiqueta ‘stoner’, porque eso nunca tuvo nada que ver con Lucifer. Creo que es divertido. En realidad odio esa palabra. Lo siento. No tengo nada en contra de las personas a las que les gusta. No lo sé, es una generalización. Hay una diferencia entre el doom y el stoner. Parece que hoy en día todo se mete en la misma caja”, explica la vocalista alemana.

“Lucifer II”: su último trabajo

A comienzos de julio del pasado año, la banda que anda a caballo entre Berlin y Estocolmo, ponía a la venta su segundo trabajo “Lucifer II”. Century Media era el sello encargado de ponerlo a la venta, y es muy probable que su tercer lanzamiento vea la luz antes de que finalice el presente año. Pero repasemos su segunda entrega, que es la que actualmente siguen presentando en directo. La novedad principal fue la marcha del batería Andrew Prestige, y la entrada en sus filas de Nicke Andersson (Ex Entombed, The Hellacopter, Imperial State Electric). Pero no fue el único cambio: el guitarrista Gaz Jennings abandonó la formación y en su lugar entró Robin Tidebrink.

Todos estos cambios hicieron que Lucifer arrancaran prácticamente de cero con este segundo trabajo que contiene auténticos temazos como “California Son”, “Reaper On Your Heels” o “Eyes in The Sky”. “Lucifer II” fue grabado en el Honk Palace en Estocolmo. Fue mezclado por Ola Ersfjord (Dad Lord, Tribulation, Primordial) en los Cuervo Recording Service de Madrid.