El bajista y vocalista de Kiss nunca ha tenido problema en decir lo que piensa. Su carácter y personalidad es muy diferente a Paul Stanley, su compañero de banda desde hace décadas.

Gene Simmons es muy diferente a Paul Stanley

Gene Simmons, bajista y vocalista de Kiss, nunca ha tenido problemas a la hora de sincerarse de forma pública, y siempre dice lo que piensa. El caso es que ha tenido muchas diferencias con el cofundador de la banda estadounidense Paul Stanley. En muchas ocasiones, debido a su carácter. Confesaba en Yahoo! 7 News que “Soy peculiar. Los reconozco. Soy excéntrico. Me quiero a mí mismo. Me encanta el sonido de mi propia voz”.

A pesar de tener una personalidad que puede entrar en choque con Paul Stanley, el otro líder de Kiss, Simmons reconocía que no estaría en ninguna parte si no lo hubiera conocido hace casi medio siglo. Que se dice pronto. En una entrevista para la revista Guitar World contaba que “existe algo que se llama química. Hay que reconocer que Paul y yo somos personas completamente diferentes.

Pero somos las dos caras de la misma moneda. No tengo ningún hermano o hermana además de mi madre. Paul sería el hermano que nunca tuve. Y estamos constantemente en desacuerdo sobre todo tipo de cosas, pero compartimos los valores importantes que hacen que las mejores relaciones duren toda la vida. El amor por la familia. No abandonar a los hijos. Ser puntual. Tener ético en el trabajo, y todo ese tipo de cosas”.

El batería de Kiss desde hace bastantes años, Eric Singer, describió la relación entre Gene y Paul como “el Ying y el Yang. Una batería tiene un lado positivo y un lado negativo, y juntos crean la energía eléctrica que se necesita”, aclaraba el Catman de Kiss. El pasado 31 de enero, Kiss comenzó su gira de despedida “End Of The Road” en el Rogers Arena de Vancouver, British Columbia, Canadá. Después de un gran puñado de fechas en Norteamérica, Kiss viajará a Europa a partir de finales de mayo, y darán varios conciertos en muchos países como Alemania, Suecia, Rusia, Inglaterra, Ucrania o Polonia. Se espera que esta gira del adiós de la banda más caliente del mundo llegue a nuestro país en el próximo 2020.