Kiss volvieron a la carretera con un concierto en Mansfield el pasado 18 de agosto. El periplo americano de verano se enmarca dentro de su “End of the Road World Tour” con el que la banda se despide de los seguidores por última vez.

Desde hace varios lustros, Kiss han ofrecido packs VIP que incluyen varios beneficios, entre ellos el de vivir un concierto acústico exclusivo de la banda en el backstage, una firma de autógrafos, descuentos en su merchandise oficial y, lo más importante, la posibilidad de hacerse una foto con los miembros de la banda maquillados y vestidos con sus trajes de escenario.

Pero en medio de una pandemia mundial la cosa se pone complicada: ¿cómo seguir haciendo meet & greets con los fans sin tener contacto físico con ellos y manteniendo la higiene y distancias de seguridad necesarias? Kiss han divisado un método. El muro de plexiglas. La banda está llevando a cabo los meet & greets con normalidad y empleando una pared de plástico transparente con la que separar su presencia de la de los fans que han pagado 1.000 dólares por conocer a sus ídolos -pero sin poder tocarlos-.

Ya desde hace muchos años, el bajista y líder de la banda saludaba a los fans siempre con lo que se conoce como “fist bump”, golpeando los puños en lugar de dar la mano. Una tendencia que no es rara entre ciertos músicos -especialmente aquellos de cierta leyenda y edad- para evitar el contacto directo y constante con agentes patógenos que puedan residir en las manos de la incontable cantidad de desconocidos que ven cada día. En esta publicación se puede ver cómo la banda realiza los encuentros con los fans actualmente.

Así mismo, la banda ha decidido suspender el acústico exclusivo para los fans y permitir el acceso de éstos a la prueba de sonido, donde la banda recibe peticiones de canciones y las toca sobre la marcha en algunos casos.

Simmons no quiere oír hablar de antivacunas

En recientes declaraciones a The Music Universe, Simmons parecía decidido a cancelar los meet & greets explicando que “si un fan nos infecta, toda la gira se cancela y las aseguradoras se vuelven locas y todo el mundo se demanda. Tan solo por un gilipollas al que no le importabas -solo le importan sus “libertades”. Incluso por cortesía, cuando bostezas te cubres la boca. ¿Y no quieres llevar una mascarilla porque puedes poner en peligro a otra persona?

Simmons recientemente habló con Ultimate Classic Rock y mostró su firme oposición al clásico argumento de los antivacunas, el de que se vulneran los derechos civiles y libertades de las personas forzando la vacunación.

“Yo tengo mis derechos” explicaba Simmons. “No tienes el derecho de ir por la carretera en coche sin cinturón. Debes parar en las luces rojas de los semáforos. No es un derecho, es una obligación. Y no tienes derecho a ir desnudo por la calle. No son ideas que pongan en riesgo tu vida. Estamos hablando de una jodida pandemia y de que hay gente luchando para contenerla”.

Sergi Ramos