El líder de los thrashers germanos reconoce en una entrevista que se han negado a ofrece conciertos en autocines. "La gente necesita moverse", sentencia Schmier.

El pasado fin de semana la vocalista Doro Pesch ofreció un concierto en un autocine de Alemania, en el Autokino de Worms. Una modalidad de concierto en estos tiempos de coronavirus que a muchos seguidores no termina de convencer. Al líder de Destruction, Schmier, tampoco le convence y reconoce que se niegan a hacer este tipo de shows.

Tocar frente a un puñado de coches

El frontman de los alemanes Destruction, Schmier, confirma que no está interesado en hacer conciertos en autocine en estos tiempos de restricciones debido a la pandemia de coronavirus. En una reciente entrevista para The Metal Voice, el artista alemán era bastante claro: “No quiero tocar para los coches. Está mal, simplemente está mal. Si tocar en vivo frente a los coches fuera la última opción, podría pensarlo. Pero en este momento, de ninguna manera, no está funcionando para el metal. La gente del metal tiene que moverse y quieren sentir el bajo. En los conciertos en autocines, la música está en tu radio, en el estéreo de tu coche. No hay sistema de megafonía. No es una actuación en vivo, realmente. Estás sentado en tu coche”.

“Entiendo que la gente haga esto ahora, porque la gente está desesperada”, añadía Schmier. “Pero no está hecho para Destruction. En realidad tuvimos una oferta de hacer esto, pero no quiero estafar a mis fans con cosas como esta. Lo siento”.

Hace unas semanas Destruction confirmaron su primer concierto después del cierre provocado por la propagación del coronavirus a nivel mundial. Será el  próximo 4 de julio en el club Z7 de Pratteln, Suiza, acompañados de Poltergeist y otra banda todavía por anunciar. El pasado 8 de mayo los thrashers germanos pusieron a la venta su disco en directo ‘Born to Thrash – Live in Germany’ a través de Nuclear Blast.