El líder de Iced Earth todavía se encuentra en la Cárcel del Condado de Marion, esperando la extradición a Washington D.C. para declarar sobre el asalto al Capitolio.

Casi siete semanas después de que el magistrado de los Estados Unidos del distrito sur de Indiana, el juez Mark Dinsmore, firmara una orden para Jon Schaffer compareciera en el tribunal de Washington D.C., el guitarrista de Iced Earth todavía está detenido en la Cárcel del Condado de Marion esperando la extradición. Sus abogados se aferran a los plazos y piden que se desestime los cargos sobre Schaffer.

Schaffer a la espera de juicio

Los abogados de Jon Schaffer han presentado una moción para desestimar los cargos contra el líder de Iced Earth por su participación en la insurrección del Capitolio de Estados Unidos el pasado 6 de enero. Según los documentos publicados por varios medios, los abogados de Schaffer han citado la Ley de Juicio Rápido, que establece plazos máximos para las diferentes etapas de un proceso penal federal. Dado que la Ley de Juicio Rápido requería que el gobierno presentara una información o una acusación dentro de los 30 días posteriores al arresto de Schaffer, solicitan que la “denuncia debe ser desestimada”.

El músico estadounidense de 52 años, que reside en Edimburgo, Indiana, se enfrenta seis cargos penales federales después de ser acusado de rociar a un oficial de policía con un repelente de osos a base de pimienta durante la citada insurrección en el Capitolio de Estados Unidos. Hace siete semanas Schaffer renunció a una audiencia preliminar, así como a sus derechos a una audiencia de identidad. Se suponía que iba a ser trasladado a Washington, D.C., ya que los fiscales y el equipo legal de Schaffer acordaron mutuamente hacer todos los procedimientos, pero todavía sigue en la cárcel.