Skálmöld nos visitan durante los próximos días con nada menos que 6 fechas a lo largo y ancho de la geografía española, durante las que aprovecharán para presentarnos oficialmente su último lanzamiento: 'Sorgir'. Llamamos a Jón Geir Jóhansson, batería del grupo, para que nos cuente un poco sobre este nuevo disco, y acabamos hablando de la paternidad y de cómo sobrevivir a un tour con finlandeses desnudos. Si queréis saber qué es imprescindible visitar en Islandia, tampoco os perdáis la recomendación de Jón.

Skálmöld es claramente un grupo único en su especie. No hay, actualmente, ninguna otra banda que se acerque a su peculiar mezcla de black y folk, con los toques justos de simfónico, y el marcadísimo carácter vikingo de su natal Islandia. Tan trabajador y disciplinado como cercano y divertido, el sexteto nos presenta este año su último disco, ‘Sorgir’, en una gira que, bajo el timón de Alestorm, les hará visitar Bilbao, Santiago de Compostela, Sevilla, Salamanca, Madrid y, finalmente, Barcelona. Hablamos con Jón Gein Jóhanssen, batería del grupo, para que nos cuente más de sus intenciones con el lanzamiento, de sus planes de futuro… y de alguna que otra anécdota:

¿Qué queríais conseguir con ‘Sorgir’?

La verdad es que no teníamos ningún objetivo concreto en mente. Simplemente nos reuníamos e improvisábamos. Lo que sí teníamos claro es que nunca hemos querido estancarnos en un género en concreto. Por eso la música es un poco diferente entre álbum y álbum. El tiempo pasa, cambiamos, ahora escuchamos cosas distintas a hace dos años, somos más viejos [ríe].

¿Cuáles han sido vuestras principales influencias para este álbum?

Ningún grupo en concreto, honestamente. Creo que nuestra influencia principal ha sido nuestro anterior álbum: hemos querido oponernos a ello y evitar volver a repetir lo mismo. Subconscientemente, creo que intentamos no hacer lo mismo dos veces seguidas. ‘Vogguvisur Yggdrasils’ era más cálido, más amable, más… “naranja”, mientras que ‘Sorgir’ es más frío.

“‘Vogguvisur Yggdrasils’ era más cálido, más amable, más… ‘naranja’, mientras que ‘Sorgir’ es más frío”

Hemos aprendidos que podemos aceptar retos y lanzarnos. Cuando Baldur Ragnarsson (guitarra) llegó con el riff de Móri, al principio pensé que sonaba… raro. No se parece en nada a lo que hemos hecho hasta ahora. Sin embargo, cuando empezamos a tocarlo nos dimos cuenta de que, de alguna forma, seguía sonando a “Skálmöld”.

El nuevo disco de Skálmöld, ‘Sorgir’, cuenta con 8 temas, que se dividen en dos partes. La primera parte, llamada “Sagnir” (historias), narra cuatro historias, mientras que la segunda, llamada “Svipir” (fantasmas), narra otra vez las mismo cuatro historias desde otro punto de vista.

¿Son “Sverdid” y “Móri”, los singles del álbum, dos caras de una misma historia?

No. Al principio la idea era que los singles fueran una de las parejas, pero realmente queríamos lanzar “Móri” porque es muy distinto a lo que hemos hecho hasta ahora. No podíamos esperar a ver si los fans se decepcionarían, o si, por contra, les gustaría.

Pero, ¿las canciones en el álbum están en orden? Es decir, por ejemplo, ¿es “Brunin” la contraparte de “Móri”, y “Barnid” la contraparte de “Mara”…?

Si, si eso sí. Como dices, el álbum explora el concepto de “dos caras de la misma historia”. La primera mitad del disco son tragedias, historias de personas a las que les pasan cosas realmente horribles, mientras que la segunda parte habla, básicamente, de los fantasmas y monstruos que urden en las sombras contra los mortales, quienes no pueden percibirles realmente.

Cuando tuvimos la idea de lo que queríamos hacer, primero escribimos la música y después la letra. Descubrimos que los temas de los que hablábamos eran realmente fríos y desagradables, así que no nos apetecía tocarlo de la manera más divertida en la que lo habíamos hecho en las primeras propuestas. La letra influye en cómo queremos interpretar las canciones. En ese sentido, la composición es un dialogo de ida y vuelta todo el rato.

¿Qué pareja de canciones prefieres y por qué?

A nivel de música creo que es “Brunin” y “Móri”. Son mis canciones favoritas del disco. A nivel de letra, creo que es “Barnid” y “Mara”, porque tratan un tema muy difícil y horrible. Hablan del drama de unos padres que pierden a su hijo, que muere sofocado en su cuna. “Mara” es un monstruo parecido a la parálisis del sueño; es el “mare” en “nightmare”.

En catalán tenemos la Pesanta, pero este concepto creo que no existe en español.

De hecho, es un concepto bastante universal, que encuentras en muchos idiomas. En “Mara” contamos la historia de cómo el monstruo se escabulle dentro de la casa y luego echa la culpa a los padres de lo que ocurre. Respirar tranquilo, como padre, es muy difícil. Es la canción más oscura e incómoda que hemos hecho nunca.

¿Eres padre?

Sí, todos los del grupo lo somos. Tenemos un buen puñado de críos entre todos. [ríe] Fue algo muy duro para nosotros escribir esa canción, no fue agradable.

Habéis mantenido un ritmo muy constante de lanzamientos, presentando un disco nuevo cada dos años.

Nos va bien así, cuadra con el ciclo de presentación de un álbum, que dura, por lo menos, dos años. Nunca hemos tenido problemas para sacar proyectos a este ritmo; de hecho, tenemos muchísimo material para lanzar. Se va acumulando y acumulando mientras giramos y ensayamos. Todo el mundo tiene un gran paquete de riffs e ideas, y vamos añadiendo más y más, así que cuando nos cansamos de tocar lo que tenemos empezamos a sentir la necesidad de sacar algo nuevo. Nos sentamos y vamos revisando todas las ideas, y cogemos las mejores y las ponemos juntas. De esta forma, ¡básicamente pudimos escribir ‘Sorgir’ en dos fines de semana!

No habéis tenido ningún cambio de line-up desde que empezasteis casi diez años atrás.

Es fácil para nosotros, la verdad. Nos conocemos desde hace tanto tiempo que realmente podemos predecir cómo van a salir las cosas. Nos discutimos mucho [ríe], pero al final del día es fácil.

El gobierno islandés tiene programas para incentivar las artes.

Muchos países del norte de Europa lo hacen. Aunque nos tenemos que esforzar y luchar poe esas ayudas, creo que estamos mejor que muchos países. Por ejemplo, tenemos descuentos para los vuelos, porque el precio inicial de una gira por Europa desde Islandia es mucho más alto que, por ejemplo, para un grupo de Alemania. Tenemos que coger un vuelo sí o sí, no hay más.

La música y las artes son una enormísima parte de la identidad islandesa. Mucha gente viene a Islandia por la natura, pero también porque conocen los grandes artistas islandeses. No es un sólo un hobby, es algo importante.

¿Qué recomendarías visitar de Islandia?

¡Me encanta Islandia! A veces voy a hacer el turista por mi cuenta en mi país porque es una tierra sorprendente, hasta para mi. Mi lugar favorito en toda la isla diría que es Ásbyrgi, en la parte norte. Según el folklore es un huella de Sleipnir, el caballo de Odín. El rio creó un agujero con forma de herradura en el paisaje, y es precioso.

¿Compartís la cabeza de cartel con Alestorm en la gira Skalstorm?

No, en este caso somos teloneros. Por una razón: ¡porque son muy grandes! Pero sólo somos dos bandas, así que, aunque actuemos como sus teloneros, creo que tocaremos durante una hora entera en lugar de la media hora habitual.

“En la próxima gira tocaremos durante una hora entera en lugar de la media hora habitual”

Además del disco nuevo, ¿qué más podemos esperar en el setlist?

Seguramente haremos los singles y quizá algún par de canciones más, pero aún no lo tenemos cerrado. Lo cambiamos mucho, normalmente no lo decidimos hasta los dos últimos ensayos.

¿Y a nivel de espectáculo?

Probablemente sólo los típicos banners y telones. Enseguida tuvimos muy claro que no queríamos ser la típica banda llena de apariencias y trucos. Cuando empezamos algunas discográficas nos pusieron presión para nos vistiésemos de vikingos, pero les dijimos que ¡ni de broma! Pareceríamos idiotas si nos vistiéramos de vikingos [ríe]. Así que decidimos muy pronto que sólo queríamos hacer lo que sabíamos hacer bien: mantener el foco en la música, y pasárnoslo bien sin distracciones.

Recientemente volvisteis a dar un concierto con la orquesta sinfónica Sinfóníuhljómsveit Íslands. Los que no pudimos ir, ¿lo podremos disfrutar desde casa?

Las cuatro noches fueron grabadas. Aún no sé cuando saldrá a la venta (de hecho, quizá es demasiado pronto como para decirlo), pero fue grabado en su totalidad y, eventualmente, saldrá a la venta.

¿Qué nos cuentas de la vida en la carretera?

Aparte de con Alestorm, hemos girado con Korpiklaani, Eluveitie, Finntroll, Trollfest, Wind Rose… Hemos tenido mucha suerte con los compañeros de tour. La verdad es que siempre te preocupas un poco cuando empiezas a girar con alguien que no conoces, porque vas a tener que estar en el mismo bus que ellos durante varias semanas, por lo menos, pero hemos tenido mucha suerte. Hemos hecho grandes amigos y nos lo hemos pasado muy bien. Por ejemplo, con Alestorm giramos por primera vez en 2011, y desde ese momento que hemos estado intentando hacer otra gira con ellos.

Entrevista Entrevista Skálmöld

Siempre intentamos llevarnos bien con la gente y mantener las cosas libres de problemas, porque si quieres hacer esto durante muchos años ser idiota sólo te cierra puertas, pero realmente hemos conocido gente muy fantástica en todas las bandas. Nunca hemos tenido una mala experiencia, ni ninguna mala historia que contar. Estamos agradecidos.

“Si quieres hacer esto durante muchos años, ser idiota sólo te cierra puertas. Realmente hemos conocido gente muy fantástica.”

¿Y alguna historia divertida?

Siempre pasan cosas. Han habido fiestas y he visto a más finlandeses desnudos de los que me gustaría recordar [ríe], pero al final de todo nos hemos acabado riendo. Una vez nos quedamos atrapados en mitad de Romania en domingo porque nuestra furgoneta nos dejó tirados y no pudimos llamar a nadie. Teníamos un concierto en 8 horas, por lo que fue muy estresante y todo el mundo entró en pánico. Pero, de alguna forma, las cosas siempre acaban funcionando. No nos hemos topado nunca con un hecatombe. Creo que nos ha acabado saliendo todo bastante bien

¿Hay algo más que te gustaría contar a los fans españoles?

Espero que os veamos todos en Diciembre. España siempre ha sido buena con nosotros, es muy divertido tocar aquí. Especialmente Razzmatazz, ¡me encanta esta sala! Y este año tocaremos en La 1, esto es fantástico.

¿Barcelona será la última fecha de la gira?

Sí, creo que sí que es definitivamente el último show. Tenemos que volver a casa con nuestras familias por Navidad, ¡así que aprovechemos y hagamos una grandísima fiesta heavy todos juntos!

Laura Cano