Hablamos con Morphium sobre su nuevo disco, 'The Fall', su proceso de creación, su presentación en los escenarios y cómo la pandemia afectó a este proyecto, que no se rinde ante la adversidad.

Acompañados de su nuevo álbum, ‘The Fall’ y ya en la carretera en plena presentación, Morphium se encuentran en un proceso muy artístico y creativo de su carrera. Lo más duro de la pandemia queda atrás, y ellos miran solo hacia delante.

Un nuevo álbum más creativo

Háblanos un poco sobre el proceso de creación del último álbum, ‘The Fall’. ¿Cómo ha sido lanzar un álbum en plena pandemia?

La gestación de un álbum en plena pandemia ha sido un proceso mucho más creativo de lo que podíamos imaginar porque hemos acumulado muchas frustraciones a la par que ilusiones. Sentimientos en su estado más puro que se han visto reflejados de una forma muy sincera y han hecho que, el mensaje que proyectamos, el receptor lo descodifique y comprenda un lenguaje con una comunicación que tiene mucho que decir. ‘The Fall’ se ha convertido en las crónicas del fallo en cadena del orden establecido.

A nivel creativo, sonoro y temático, ¿cuáles consideras que son las principales diferencias respecto a trabajos anteriores? ¿Hay alguna canción que sea más especial para vosotros por algún motivo personal?

‘The Fall’ ha sido un proceso muy creativo y rápido a diferencia de otros discos. Esa naturalidad hace que las canciones entren fácilmente y puedan ser defendidas sin necesidad de maquillaje. Evidentemente, como cabezas pensantes, nos hemos calentado en algún momento la sesera, pero sin dejar que la cabeza acabe jodiendo tu obra y confiando en el primer impulso, ese que hace que digas: “Mierda, ¡esto está que te cagas!”. Todas las canciones tienen su historia y estamos orgulloso del pack completo.

Morphium (Foto: Javier Bragado)

Las influencias de este trabajo son variadas y, parece, basadas en géneros relativamente actuales. ¿Qué estilos consideráis que están evolucionando y vienen para quedarse? ¿Hay alguna nueva banda que os haya sorprendido y os resulte inspiradora?

Últimamente flipamos mucho con Vola. La música es un lenguaje y al igual que no debes limitarte a utilizar solo X palabras en tu comunicación, no debes limitarte o dejar de aprender. Más que etiquetas, diferentes maneras de comunicar, y si se hace de forma interesante, muchas son válidas.

Un proyecto artístico

La estética de la banda también es un aspecto al que dedicáis tiempo e importancia. ¿Qué inspira vuestra estética? Dentro de otras artes como la literatura o el cine, ¿qué tomáis como referencia?

Morphium más que una banda de música es un proyecto artístico en el que cuidamos muy bien la imagen, la música, el lenguaje y cómo hacemos llegar este al receptor. Grandes proyectos artísticos de toda índole, sobre todo audiovisual, nos han inspirado. Marilyn Manson, Dalí, Lars Von Trier, Slipknot, y un sin fin de películas y artistas… Nos gusta empaparnos de los mejores.

Morphium (Foto: Javier Bragado)

Respecto a los cambios en vuestras filas, ¿cómo los habéis sobrellevado hasta llegar a la formación que tenéis a día de hoy? ¿Hay un entendimiento pleno entre los miembros actuales a la hora de trabajar juntos?

Morphium es un ente que parasita nuestras vidas y que va más allá de nuestras personas físicas. Es una idea sin limitaciones, una infección que se reproduce… Un parásito con huésped, los oyentes. Desde el momento que creas algo que escapa de tu control y se convierte en algo más que tú, tienes una responsabilidad que va más allá de prioridades que alimentan el ego individual o una vida cómoda. Los componentes de Morphium funcionamos como un único organismo, por lo que el entendimiento es total. Estoy muy contento de la salud y fuerza de la que goza hoy en día Morphium.

Adaptados a la pandemia

Independientemente de las consecuencias derivadas de la pandemia, la industria musical en nuestro país ya atravesaba ciertos retos. ¿Cuál es vuestra perspectiva como artistas y como participantes de ella?

Para nuestro género o tipo de comunicación, requerimos de abarcar un territorio más allá de las fronteras donde residimos. Hay industria, otra cosa es que vivas de ella o ella viva de ti.

Morphium (Foto: Javier Bragado)

Ahora después de mucho tiempo se empieza a ver la luz al final del túnel, pero todavía no conocemos las consecuencias que la pandemia tendrá en la industria musical. ¿Qué ha supuesto para Morphium y para vosotros a nivel personal? ¿Os habéis visto contra las cuerdas hasta el punto de plantearos abandonar el proyecto en algún momento?

En ningún momento nos hemos planteado abandonar el proyecto, pero sí que es verdad que la situación ha hecho plantearse el terreno de juego y que te afecte sobre todo para mal, porque es una situación muy complicada en todos los sentidos. Si algo tiene bueno Morphium es que sabe cómo convertir las debilidades en armas y, mientras el mundo estaba en pausa, hemos lanzado un disco y emprendido una gira que hace que se sitúe en un escaparate sin apenas otros productos en este -de forma estratégica y sin tomar decisiones a lo loco, porque ahora más que nunca, la caída es más dura-. Hemos pasado momentos duros, como todos.

¿Cómo planteáis la presentación de ‘The Fall’ en directo?

Hemos estado en las últimas semanas en ciudades como Girona, Bilbao, Vitoria, Burgos, Madrid y Barcelona. Estamos ya trabajando con nuestra agencia de booking y el sello para poder tener un 2022 lleno de fechas internacionales. Llevamos con incursiones fuera desde el primer disco y ‘The Fall’ se merece salir a lo grande.

Olga Vidal