Desde Valladolid se presentan Anajulia, una banda cuya temática gira en torno a la crónica negra española. Comenzando por su nombre y siguiendo con las letras de canciones como su nuevo single “Cinco Días De Cacería”, hablan de historias reales de lo más macabras a ritmo de metal. La polémica no es una preocupación para ellos en absoluto pues se definen como “metal chungo”.

Anajulia es un nombre impactante que puede resultar de mal gusto para muchos. Una mujer que había asesinado y escondido el cuerpo de un niño pequeño, hijo de su pareja, mientras que todo el país estaba en vilo por encontrarlo. ¿Por qué elegisteis hacer referencia a su caso para vuestro nombre?

La verdad es que el nombre del grupo estaba antes que el grupo. Vinagres, Awe y el anterior batería se lo pusieron como nombre de guasa cuando estaban formando esto. Después entró Maserati a las voces y fue el brazo duro defendiéndolo como bandera e insignia de la macabrada que se le venía al mundo. Un nombre raro para un grupo de metal, que suena diferente, y fuera de los típicos nombres en inglés. Se buscaron otras mil opciones e ideas, pero al final triunfó el mal y se quedó así Anajulia. Cuando entró Fitness al bajo, que fue el último, no puso ninguna objeción.

¿Habéis generado algún tipo de polémica o la gente que escucha este estilo ya está curada de espantos?

Estamos en ello. Sí que nos han llegado las típicas críticas o habladurías, que si “qué mal gusto”, que si “con esas cosas no se juega”… Vivimos en un mundo donde en las noticias aparecen niños muriéndose de hambre todos los días, pero con esto la gente se pone en modo policía de la moral, pues que les jodan. Además, esto es metal, metal chungo. Si le quitas las tripas a Cannibal Corpse, por ejemplo, ¿qué queda? No hay que olvidar que esto es música, una “performance” si eres un guay y lo quieres llamar así, no hay que ponerse sensiblero cual culito de bebé.

Vuestra música tiene como propósito contar historias de crímenes españoles de lo más turbios, una temática que da mucho de sí. ¿De dónde salió la idea?

Salió del nombre del grupo en verdad, fue un desarrollo del mismo. Los tres primeros temas que grabamos para ‘Promo MMXIX’ eran un poco la toma de contacto. No había un concepto global. A partir de ahí nos centramos, y decidimos que todas las letras irían sobre asesinos y asesinas de este país, ¡como el nombre del grupo, coño! Bellas personas que perdieron el norte de vez en cuando. Aparte de que es un tema súper interesante, hay cada macabrada en esta península que flipas y nos parece una temática muy de grupo de metal.

Vuestro nuevo single autoproducido, “Cinco Días De Cacería”, cuenta la turbia historia del hombre lobo de Allariz. ¿Cómo elegís sobre qué casos escribir?

Autoproducido es un eufemismo de “lo hace todo Vinagres” (risas). De los casos me encargo yo (Maserati). Soy el que escribe todas las letras, porque al fin y al cabo soy el que las va a “cantar”,  sé hasta dónde llego y hasta dónde no llego. No hay un orden preestablecido ni metodología. Me pongo a buscar en Internet, a leer libros, a ver documentales sobre asesinos españoles… y si veo algo que me llama la atención por escabroso, morboso o, por qué no decirlo, gracioso, profundizo y escribo la letra.

En el caso de “Cinco Días De Cacería” lo hemos presentado por separado, ya que es el último tema que compusimos con el anterior batería, así que con él cerrábamos una fase. De ese modo todo lo que publiquemos a partir de ahora será obra de los nuevos miembros de manera íntegra.

Estas historias de crímenes españoles ya han sido recogidas en parte tanto en libros como películas. ¿Cómo es el proceso de convertirlas en canción? ¿La parte instrumental está inspirada de alguna manera en las sensaciones que estas os inspiran?

Es más bien al revés. Primero hacemos siempre la música, nos ponemos en el local a darle vueltas a riffs, a “qué nos apetece tocar”, “¡hijo de puta, escucha esto!”….y empezamos a ensamblarlo todo. Como a cada uno nos mola un palo, sale una mezcolanza deliciosamente pútrida. Luego añadimos la letra del “tarado” o “tarada” de turno sobre el que va el tema y a gozar, nena. Lo hacemos de diferentes maneras, a veces  desde el punto de vista de la víctima o víctimas (“Virgen Del Snuff”), desde el del asesino (“Voces”), de algún testigo (“Fogosa”)…

La idea de Anajulia es original, sin embargo, se ven ciertas similitudes con otras bandas como puede ser Brujería. ¿Cómo se crea vuestro sonido propio? ¿Qué otros artistas os influyen más?

Nos lo han dicho más veces y creednos que, salvo por el rollo de mezclar macabradas con un toquecín de humor, en nada más nos parecemos a Brujería… nuestras historias son reales, lo suyo son fantasmadas (risas). Intentamos que no nos influya nada a la hora de componer, pero como todas las bandas, pues al final es lo que escuchas.

Por suerte, como hemos dicho, cada uno venimos de un palo del guitarreo. Aquí a la gente le gustan cosas tan dispares como Kickback, The Black Dahlia Murder, Born From Pain, Placenta Power Fist o Julio Iglesias (que es lo más grande de este planeta). 

El pasado mes de noviembre de 2020 publicasteis el EP “Crónica Negra Vol.1”. Cuenta con relatos tan duros (y reales) como el de las niñas de Alcàsser, el Matamendigos o la Vampira de Barcelona. ¿Cómo os documentáis para escribir sobre estos temas? ¿Tenéis en mente algún caso en especial que os llame la atención para futuras nuevas canciones?

Como ya hemos dicho, de eso se encarga Maserati. Y las fuentes… cualquiera que esté al alcance de un usuario de Internet o con un carnet de biblioteca. Además hay mil teorías sobre un caso, como puede ser el de Alcàsser, que nosotros escogimos esa de que se utilizó a las pobres chavalas para una peli snuff pagada por ricos y políticos.

En el nuevo material que estamos haciendo tenemos cremita preparada. Hay un tema cuya letra son las escuchas teléfónicas que hizo la policía a la asesina (¿quien será? ¡Sorpresa!). Literalmente son las palabras que ella dijo, pero gritadas. Es tan surrealista y macabro lo de esa tía que hasta te ríes (sí, tenemos una pedrada, pero es obvio).

¿Se puede esperar un “Crónica Negra Vol. 2” pronto?

Citando a Mónica Flema… “eso va a tardar más”. Estamos haciendo nuevas canciones, nunca paramos de hacerlas, pero sí que es cierto que estamos decidiendo el cómo publicarlas. Un ‘Crónica Negra Vol.2’ es el camino lógico, pero quizá, dados los tiempos que corren, nos dedicamos a sacar temas de uno en uno en plan C. Tangana. No sabemos. Ahora la gente no espera un disco salvo que seas Slipknot. Están en YouTube, ven el vídeo de turno y pista. Es como el porno, ya no hay pelis porque la gente se salta todo hasta que empieza la mamada. Pues eso.

De acuerdo con vuestra nula intención de dar conciertos hasta que el público pueda partirse la crisma como antes, ¿en qué estáis invirtiendo este tiempo en relación a la banda? 

Hemos dejado claro que somos unos trastornados e inestables, ¿verdad? Pues sabiendo eso, nuestros planes ahora pasan por preparar bolos y darlos. Parece que se van relajando las medidas y esperamos empezar a subir a los tablados flamencos relativamente pronto. Pero somos multitasking, así que también andamos preparando algún vídeo, material, ¡todo a la vez, coño!

Iria López