Se planteaba una noche del sábado con un abanico de estilos y eclécticas propuestas musicales bajo el tour de Orphaned Land ‘Unsung Prophets And Dead Messiahs’. Antes estaba anunciada la actuación de los noruegos In Vain, que actuaban por primera vez en nuestro país. Para completar el cartel nos acompañaron Subterranean Masquerade con una propuesta particular de avant-garde metal psicodélico y para abrir la velada los italianos Aevum.

Se planteaba una noche del sábado con un abanico de estilos y eclécticas propuestas musicales bajo el manto del tour de Orphaned Land presentando su recién estrenado nuevo álbum ‘Unsung Prophets And Dead Messiahs’. Antes estaba anunciada la actuación de los noruegos In Vain, que actuaban por primera vez en nuestro país. Para completar el cartel nos acompañaron Subterranean Masquerade con una propuesta particular de avant-garde metal psicodélico y para abrir la velada los italianos Aevum.

Aevum montando una escena

Empecemos por el principio. Con media hora de retraso sobre el horario anunciado (probar sonido para cuatro bandas no debe ser tarea fácil) se abrían puertas de la sala Bóveda. Precipitadamente subían al escenario Aevum, grupo con vocalistas masculino y femenina con indumentarias SteamPunk y desvelo por la estética, que en este escenario (con dos baterías montadas y falta de espacio y decoración austera), no lució como debía. Superados los primeros minutos de barullo sónico ya clásico, y al parecer ineludible en todo concierto metálico, la cosa se fue aposentando y la banda empezó a tomar forma. Nos presentaban su propuesta con voces masculinas y femeninas, encarnando el bien y el mal, de las que ya hemos visto cientos, pero revestido de ímpetu y ganas de gustar. Detalles como la bailarina que aparecía en ciertos temas, demostraban que ponían todo la carne en el asador, incluso tratándose de la cuarta banda del cartel. Con su esfuerzo, llegaron al público que iba llenando la sala poco a poco.

Subterranean Masquerade

Para ganas de levantar los ánimos, las que pusieron Subterranean Masquerade, enfrontándose a problemas técnicos que acortaron el set. Energía y esquizofrenia revisten un curioso prog-psicodélico que contagiaron al público que ya no sabía donde mirar, pues como el escenario se les queda pequeño, no paran de salir de él para actuar desde la barra, las columnas o la mesa de sonido. Intentaron por todos los medios de aquello se convirtiera en una fiesta y así, para el ultimo tema, hicieron subir al escenario a una decena de “voluntarios” del público para que pudieran hacer su particular stage diving, espontáneos que acabaron saliendo en la foto de grupo final, ante la falta de ganas de abandonar el escenario por voluntad propia.

In Vain

Problemas técnicos también encallaron la salida de los noruegos In Vain que, sabiendo que era su visita de presentación quisieron gustar y, con una propuesta sólida donde repasaron los temas más representativos de su discografía les permitió mostrar la versatilidad de estilos con los que se manejan, pasajes progresivos y melódicos que pueden compaginar con ritmos Death. Desde “Agains the Rain” y “Origin” para abrir boca hasta las incontestables “Captivating Solitude” o “Blood We Shed” pudimos disfrutar de las dotes vocales de Andreas Frigstad y lo bien que funcionan el resto de la banda a los coros y voces de apoyo. Vinieron a convencer y lo consiguieron con creces.

Kobi Farhi modulando el concierto de Orphaned Land

Ya solo faltaba el cabeza de cartel pero los que asistimos al set completo ya teníamos la sensación de haber gozado de un evento de peso. Así que, con una rapidísima prueba de sonido para no perder más tiempo perdido a causa de los retrasos acumulados, subieron a las tablas Orphaned Land. Lanzando el primer tema de su último trabajo “The Cave” con voces y coros pregrabados, fueron al grano con “All Is One”. Al encarar la densa “Kiss of Babilon” como tercer tema pareció que tanto el público, que llevaba varias horas de concierto, como la banda, que parecía cansada del ritmo de la gira, daba un bajón. Los ritmos orientales tan característicos de la formación, y el uso abusivo de pistas grabadas, parecían jugar en su contra pero afortunadamente tiraron de repertorio y, al enlazar temas el la parte final del set (“Birth of the three” y “Olat Ha’tamid” o “In Propaganda” con “All Knowing Eye”) dio dinamismo al bolo e hizo que todos volviéramos a disfrutar del mejor metal de Oriente Medio. La parte final con sus clásicos “Sapari” o “Norra El Norra” dejaron un buenísimo sabor de boca.

Al final quedo una noche bonita, curiosa y con diversidad de estilos, con puntos en común pero muy heterogéneo en su contenido que seguro fue del agrado del personal.

Texto y fotos: Josep M. Llovera

Josep María Llovera

Promotor:Madness Live

Día:2018-03-03

Hora:18:30

Sala:Boveda

Ciudad:Barcelona

Puntuación:8