Después de la extensísima crónica del show presenciado en el Hammersmith Odeon de Londres, es bastante difícil hablar de lo que fue la actuación de Europa en la capital catalana. La mística que guarda cada banda habitualmente se ve bastante dañada cuando uno ve más de un show y se da cuento de que el concierto está perfectamente estructurado, y que no hay espacio para la naturalidad. Los dialogos entre tema y tema son los mismos, y los movimientos y rutinas escénicas son exactamente las mismas también. Desde el momento en que Joey Tempest se pone al lado de John Norum para hacer el riff principal de “Ready Or Not”, hasta el salto que Tempest da desde la tarima de batería al final de “Cherokee”, pasando por las bromas de Ian Haugland cuando sale de su kit de batería para saludar al público y lanzarles el sudor de su cabeza. Evidentemente, entiendo que los shows han de tener un orden determinado y una duración determinada que viene establecida por el contrato que banda y promotores tienen. Entiendo que la iluminación en los temas sea exactamente la misma porque viene ya programada desde el inicio de los ensayos de la gira, pero cabe preguntarse si todo eso no ha supuesto un duro lastre para la originalidad que deberían tener los shows en directo de cualquier banda.

EUROPE evidentemente son unos excelentes profesionales, y no hay demasiados fans que tengan por costumbre ver más de un show de la misma banda en diferentes ciudades. Las veces que un servidor lo ha hecho se ha encontrado con una réplica del show exacta y ensayadísima, aunque con honrosas excepciones de las cuales ahora mismo no recuerdo ninguna. Es domingo, así que perdónenme ustedes.

La presentación de EUROPE en Barcelona se llevó a cabo en pleno martes, un dia no demasiado bueno para ver conciertos. La gente tiene otras cosas en la cabeza, muchos se levantan pronto al dia siguiente…pero eso no frenó a la gente de colmar debidamente el recinto escogido para la actuación. Con puntualidad extrema, a las 21:45 la banda salió a escena con un tema del nuevo disco, “Got To Have Faith”, lo cual no me aprece la elección más logica para una gira como ésta. De todas maneras, EUROPE apuestan por ir construyendo un show poco a poco para acabar con un “grand finale” de singles impepinablemente exitosos que vuelven loco a todo el mundo. Y a la voz de “la banda más grande jamás salida de Suecia”, John Norum, Joey Tempest, Ian Haugland, Mic Michaeli y John Levén salen a escena dispuestos a comerse al público aunque en brvee se vería claramente quien lleva las riendas del show. Evidentemente, Tempest es el que corre, danza, se mueve y anima, mientras que Norum es el peso pesado en la sombra que marca el ritmo del show con su guitarra. Michaeli, Levén y Haugland hacen de comparsas, pese a tener sus momentos de gloria, caso de Haugland en “Yesterday’s News” o Michaeli en la introducción de “Sign Of Times”.

La verdad es que el set escogido tiene puntos muy buenos, dándole cancha a canciones que para muchos no son parte del legado más reconocible de la banda sueca. Gemas como “Girl From Lebanon” eran casi un regalo para los oídos, mientras que los recuerdos a los inicios con “Wings Of Tomorrow” o el coreado “Seven Doors Hotel” supusieron un ejercicio mas reiterativo tras su actuación en el Lorca Rock. Eso si, plenamente necesario para contentar a una audiencia que no pensaba irse contenta a casa si no sonaban temas como los recién mencionados.

Hubo momentos emotivos, y uno de ellos fue la acústica versión del clásico “Carrie”. A buen seguro a más de uno y de una le corrieron las lágrimas por la mejilla al escuchar a Joey Tempest entregarse a fondo en la interpretación tan solitaria que hizo del viejo baladón indispensable de la banda. Sim embargo, el show de EUROPE estaba planteado como uno de alta energia, así que momentos como “Superstitious” o el cañero y muy temprano “Ready Or Not” cumplieron con esa función perfectamente.

Discutible es la gran cantidad de temas que sonaron de su último disco. Es cierto que se trata de canciones que ganan mucho en su interpretación en directo, pero quizá seis temas son demasiados temas. Sonaron “Flames”, “Start From The Dark”, “Hero”, el mencionado “Got To Have Faith”, “America” y un cañero “Wake Up Call”. De todos ellos el mejor recibido fue sin duda “Hero”, el cual se ha convertido en el segundo single de “Start From The Dark”.

Sea como fuere, la gente estaba allí para escuchar tres canciones, y sonaron. Y vaya como sonaron: “Rock the Night” cerró el tramo principal del concierto, mientras que “Cherokee” estuvo en medio de los bises. El cerrojazo final se llevó a cabo con el indispensable “The Final Countdown”, lo que convirtió la sala en una fiesta hasta el paroxismo. Ver a montones de treintañeros danzando y saltando con el tema más ñoño que existía hace diecisiete años es toda una experiencia. Sin embargo, pese a los extendidos solos de guitarra de John Norum o los saltitos de Joey Tempest o la calva prominente de Ian Haugland, EUROPE siguen manteniendo esa aura de “supergrupo” que tan cierta fue a finales de los ochenta. Ahora simplemente reclaman un trono que ya es demasiado pequeño para que quepan todos. Es triste, pero EUROPE no volverán a pasar del lugar en el que están ahora, por más que nos duela a muchos.

Texto y Fotos: Sergi Ramos

Datos:Sala Razzmatazz
Barcelona
Promotor: Rock N’ Rock
Público: 2500 personas

Día:09/11/2004

Puntuación:8