El pasado sábado 31 julio la ciudad de Vitoria fue testigo del nacimiento del Urribeltz Metal Fest, un nuevo festival nacional nacido en plena pandemia.

Acatando todas las medidas de seguridad, las puertas del Iradier Arena se abrían a las 16:30h para dar pie a lo que sería el primer bolo del Urribeltz Metal Fest protagonizado por los vascos Orion Child. Con su power death metal desde luego no dejaron indiferentes a su público. Decir que en ocasiones anteriores ya había presenciado un bolo de ellos y la mejora que han conseguido a nivel instrumental y vocal es increíble, es una banda que trabaja día a día y con los años consigue unas evoluciones increíbles.

Orion Child (Foto: María Gutiérrez)

La mayoría de su repertorio pertenecía a su último disco ‘Continuum Fracture’ y se ha de decir que en cuanto a estilo, alcanzan un perfecto equilibrio entre el metal más clásico en lo que se refiere a la parte instrumental y a su vez con la parte vocal aportan frescor al género, sin duda sorprendentes. Ejemplo de ello son canciones como “The Arrival Gate”, “Fallen Gods” o “Nuclear Horizons”. Pese a no ser muy fan de esta variante del metal, cabe decir que no se hacen pesados, sino todo lo contrario.

Orion Child (Foto: María Gutiérrez)

Sus conciertos son para disfrutarlos con cada sentido, ya que cada nota está pensada y tocada cuidadosamente, y se nota. Además, es un grupo de grandes contrastes también en cuanto a la parte vocálica gracias a los cantos melódicos del vocalista combinados con los guturales de uno de los guitarristas. Finalizaron su actuación tocando el inicio de “(sic)” en cariñoso homenaje a Joey Jordison, recientemente fallecido.

Orion Child (Foto: María Gutiérrez)

Con pausa de veinte minutos aproximadamente entre concierto y concierto, llamaba la atención la puesta en escena de los siguientes, los valencianos Lèpoka. Sin salir al escenario, la decoración ya era todo un espectáculo: dos figuras enormes de monjes bebiendo cerveza, pirotecnia y vestimentas de monje para los artistas.

Lèpoka (Foto: María Gutiérrez)

Con su folk metal fueron los que más invitaban a los asistentes a bailar, aunque fuera desde las mesas. Dieron comienzo a su actuación comenzando con “Contra Viento y Marea” y “El Baile de Los Caídos”, que lleva el mismo nombre que su último disco. Fue un concierto lleno de color, alegría y que dio cabida a momentos muy especiales.

Lèpoka (Foto: María Gutiérrez)

Por un lado, entre canción y canción, a los valencianos no se les olvidó el cumpleaños de su amigo y compañero Popez, el cual no pudo asistir al evento. Contactaron con él por videollamada y todo el público le cantó el cumpleaños feliz. No solo se recordó a quienes no estuvieron en el evento, sino que también se recordó a Adán Moreno, amigo de la banda fallecido a causa de covid durante el pasado mes de julio.

Lèpoka (Foto: María Gutiérrez)

No obstante, pese a este breve homenaje a su amigo mexicano, Lèpoka continuó con el espectáculo y todo el público coreaba temas como “Heavyátrico”’ o “Pandemonium”. Es importante mencionar que es la primera vez que la capital alavesa ve a los valencianos con Dani Fuentes (Débler), que supo sustituir perfectamente al anterior violinista, Samu. Su trabajado folk metal fue capaz de lograr un ambiente de hermandad y unión entre los asistentes, consiguiendo que todo aquel que estuvo presente pudiese olvidar por unos instantes estos duros meses de pandemia.

Los platos fuertes de la noche

Daba comienzo el penúltimo concierto de la velada, los esperadísimos Saratoga, que volvían a sacar la luz su último trabajo de estudio ‘Aeternus’, grabado hace ya dos años. Los madrileños son clave en lo que se refiere al heavy metal nacional, con casi treinta años de experiencia a sus espaldas, vinieron dispuestos a hacer que muchos de sus fans fuesen capaces de volver a sus años de adolescencia, donde esta banda fue clave en las vidas de muchos.

Saratoga (Foto: María Gutiérrez)

Jero Ramiro y Niko del Hierro demostraron gran agudeza al mando de sus instrumentos, sin fallar ni una nota a lo largo del todo el setlist, y demostrando que la pandemia y el confinamiento no han podido vencer a su talento natural. También se pudo contemplar a un Tete Novoa incansable, mostrando una actitud cañera encima del escenario, pero tratando con toda la cercanía a sus fans; sin duda este hombre es clave en la puesta en escena de Saratoga.

Saratoga (Foto: María Gutiérrez)

Pero hay un elemento clave en que Saratoga fuese uno de los grupos más esperados, y es el esperado estreno de El Estepario Siberiano como nuevo batería oficial de los mismos, y quien se pudo lucir en un espectacular solo de batería a mitad de actuación. Pese a ser su primer concierto con los madrileños, encima del escenario solo podía verse conexión y una perfecta armonía entre todos los miembros de la banda.

Saratoga (Foto: María Gutiérrez)

Su setlist no se enfocaba solo en el ‘Aeternus’, también ejecutaron temas clásicos dentro de su carrera como por ejemplo “A Morir”, “Vientos De Guerra”, “Perro Traidor” o “Maldito Corazón”, pertenecientes a los redondos ‘Agotarás’, ‘Vientos de Guerra’, ‘Mi Ciudad’ y ‘El Clan de la Lucha’ respectivamente. Y es que tras casi tres décadas de trabajo y una extensa colección de trabajos a sus espaldas, no tiene que ser fácil elegir setlist, pero pocas bandas lo hacen de manera tan completa como Saratoga.

Saratoga (Foto: María Gutiérrez)

Finalizaba el Urribeltz Metal Fest 2021 con Angelus Apatrida, naturales de Albacete, son bien conocidos en el panorama nacional por su thrash metal contundente y enérgico. Con un repertorio de dieciséis temas, Angelus Apatrida vinieron dispuestos a cerrar la velada por todo lo alto. Fue tal la emoción que algunos se levantaron durante breves minutos a hacer un intento de circle pit alrededor de sus mesas.

Angelus Apatrida (Foto: María Gutiérrez)

No solo se han atrevido a girar con el coronavirus de por medio durante este año, sino que también han lanzado disco homónimo: ‘Angelus Apatrida’. Al igual que Saratoga, supieron escoger y ejecutar un setlist de lo más completo para contentar los gustos de todos. “Indoctrinate”, “Bleed The Crown”, o “Childhood’s End” fueron algunos de los escogidos para presentar este nuevo trabajo.

Angelus Apatrida (Foto: María Gutiérrez)

Grandes joyas de la banda como ‘Vomitive’, del año 2013 o ‘Serpents On Parade’ del año 2015 también sonaron entre las paredes del Iradier Arena, consiguiendo demostrar la evolución a nivel compositivo de los de Albacete, los cuales se adaptan perfectamente a las nuevas tendencias que se están implantando en el metal nacional, pero ante todo, mantienen su esencia y técnicas, convirtiéndoles en una de las mejores bandas a nivel nacional.

Angelus Apatrida (Foto: María Gutiérrez)

Tal cual se les escucha en disco, tal cual (y mejor) suenan en directo; por no decir que en cuanto a actitud son todo un espectáculo. Terminaba el festival al ritmo de “You Are Next”, despidiendo a un público satisfecho, conmocionado por ser testigos del nacimiento de este evento, y sobre todo con infinitas ganas de que dicho festival pueda celebrar más ediciones durante los próximos años.

Texto y fotos: María Gutiérrez

Promotor:Live For Metal

Día:2021-07-31

Hora:16:30

Sala:Iradier Arena

Ciudad:Vitoria-Gasteiz

Puntuación:8