Para aquellos que estaban pensando que en menos de una semana es el día de los enamorados y no sabían qué regalar, la solución estuvo aquí. Con tres bandas que lo dejaron todo y nos enamoraron hasta el tuétano.

Tras varios meses anunciando su paso por Madrid, por fin llegó el momento esperado para los románticos, que volvieron una vez más en los escenarios madrileños y esta vez como plato fuerte de la noche del sábado 9 de febrero junto a dos grupos teloneros que nos presentaban a su vez sus nuevos trabajos y que, para nada, nos dejaron con hambre.

Nunca pongas punto final

La apertura de puertas fue puntual. Lo que se retrasó un poco fue la hora de comienzo de la primera banda, Neverend, que estaba estipulado a las 19:45h pero comenzó en torno a las 20:00. Al principio la sala estaba bastante vacía, con numerosos huecos por los que moverse. La vocalista de este primer grupo me recordaba bastante a la líder de Paramore, por la estética, el color del pelo… pero sin duda nos dejó boquiabiertos al mostrarnos su intensidad encima del escenario, tanto vocal como fonética: un inglés de 10.

Neverend Madrid 2019

Neverend (Foto: Kaisla Virtanen)

Nos introducían sus temas con una frase que tuviera esa palabra (o palabras) que daban título, o por medio de una breve explicación, como el caso de “The Unnamed”, que fue compuesta para un documental y entre otras cosas, relacionado con el deporte femenino. Este tema atrajo la atención por el autocontrol de su voz, como si se tratase, a pequeña escala, de un espectáculo de ópera. Canción con intensidad in crescendo en la que el juego de luces bailaba a su son, mientras ella, en especial, manifiesta sus sentimientos en cada vocablo, gesto, y movimiento.

Neverend Madrid

Neverend (Foto: Kaisla Virtanen)

Mientras la cantante nos introducía “The Herd”, los demás aprovechan para realizar los ajustes necesarios antes de darle comienzo. Fue en este tema donde noté un cambio mínimo del tono de voz, más dulce, melódico. El concierto pasaba rápido mientras quedábamos hipnotizados con sus, en ocasiones, efusivos bailes con micrófono. Fue en “The Rain” donde comenzó a caer una buena tromba de papelitos. Algo nos tenía que llover, ¿o no?

Crónica Neverend Madrid

Neverend (Foto: Kaisla Virtanen)

Rozando ya su final llegó “Invader”, tema que cambió el ambiente añadiendo mucho más dinamismo cuyos primeros acordes me recordaron a la banda sueca In Flames. Sonido contundente, más electrónico que la hacía más diferenciada del resto. Se despidieron con “Pyongyang”, otro tema también muy animado, canción con mayor contraste de todo el concierto.

Un rollo rock & roll un tanto peculiar

El segundo turno era para Nomad, un trío masculino que no paraba quieto desde el comienzo de su show para presentar su nuevo trabajo, ‘Choises’. Muy al estilo Dave Grohl, el vocalista-guitarrista lucía una camiseta negra con muñequeras rollo Foo Fighters junto a sus gafas de sol aunque combinaba, por otra parte, la estética del grunge en sus pantalones anchos con cadena y botas. Habría que destacar que a diferencia del primer grupo tenían la ventaja de una pantalla luminosa a sus espaldas. Cambiando totalmente el ambiente se respira un aire más rock and rollero, rockero y su energía se contagia desde el inicio con su primer tema “Stupid”.

Nomad Madrid 2019

Nomad (Foto: Kaisla Virtanen)

Desde la primera canción el bajista sufrió pequeños percances con uno de los enganches de su bajo, pero eso no fue problema ni excusa para seguir con la fiesta. Aprovechando que tenían cantidad de espacio para moverse, así lo hicieron sin pensárselo dos veces, con continuas interacciones entre ellos. En la presentación de “Breath” aclamaron al público preguntando “qué tal desde ahí abajo”. En este tema percibí una atmósfera similar a Pearl Jam. Quizá el estilo grunge no sólo iban en los pantalones y botas…

Nomad Madrid 2019

Nomad (Foto: Kaisla Virtanen)

Terminaron el tema envolviendo a su compañero batería uno a cada lado. Tras finalizar esta canción el bajista decide cambiar su instrumento por un bajo blanco, muy bonito, por cierto. Los gestos también formaron parte de la velada. Mientras los acordes volaban por la sala a ritmo vertiginoso no cesaban las curvaturas de espalda del bajista y las carreras por parte del vocalista. Sin duda nos estaban llevando a un concierto de Foo Fighters, en el que la sala empezaba a rebosar su capacidad. En resumidas cuentas, un concierto lleno de entusiasmo, de rock, de buen rollo y de cada vez más gente que acudía a la sala.

Romanticismo sin enfrentamientos

Y llegó el momento para los barceloneses románticos que presentaron su nuevo trabajo “Músicas Para El Fin Del Mundo”, Romanthica, a quienes ya vimos en su directo de Barcelona . Desde antes de su comienzo, la gente de la sala empezó a apretarse y cada vez más escaseaban los huecos para poder moverse sigilosamente de un lado a otro. Sin duda, era el momento más esperado para la multitud.

Romanthica Madrid 2019

Romanthica (Foto: Kaisla Virtanen)

Cuando ya estaba todo colocado (setlist, soportes de micro, cubreamplis) procedieron a apagar las luces para dar comienzo. El público comenzó a gritar perdiendo el control sobre su deseo del inicio de este show. Arrancó la música de la intro hasta que fueron entrando uno por uno al escenario. El primero fue el batería, que se paró e hizo una reverencia, los guitarras le siguieron y, en último lugar, su cantante, quien realizó unos sensuales movimientos de cadera para romper la línea de formalidad con su vestimenta de chaqueta americana, pantalones ajustados… Parecía el hermano de Ville Valo. ¿Se le habrá pegado algo al haber coincidido teloneando a HIM?

Crónica Romanthica Madrid

Romanthica (Foto: Kaisla Virtanen)

Comenzaron con “Esta Oscuridad”, donde hubo algunos problemas técnicos ya que la voz no se distinguía; el micrófono estaba bastante mal ajustado. Afortunadamente, solo fue la primera canción. Lo bueno es que tenían todo el espacio que quisieran para recorrerse el escenario sin chocarse al haber quitado más elementos de sus anteriores compañeros. El dinamismo que hubo sobre las tablas nos hizo olvidar la necesidad del parpadeo y del bostezo, pues el espectáculo que no estaban dando era un sueño hecho realidad, sobre todo para las más fans, que no cesaban de gritar a los movimientos de David e incluso de gritarle lo guapo que es.

Volvieron a temas del pasado como el gran éxito “Muriel”, donde, por supuesto, como en la mayoría de veces, nos acercó el micro al público para que demostráramos de qué pasta estamos hechos y que nos lo sabemos todo, todo y todo. Fue en este momento donde tuve mucha suerte porque el guitarrista Sergi posó para mí por un momento, lo cual añade magia al evento, y donde muchos pudimos chocar la mano con David Gohe.

Romanthica Madrid

Romanthica (Foto: Kaisla Virtanen)

Tras un pequeño acople sin importancia y más bailes, a David le entró calor y optó por quitarse una prenda: su chaqueta americana. El estilo era ya mucho más informal y cercano. Otro de los momentos pico de la noche, aparte de cómico, sucedió cuando una fan le enseñó su bolso con forma de ataúd. David lo cogió, lo mostró enseñando un logo y se lo devolvió.

Romanthica Madrid Cool Stage

Romanthica (Foto: Kaisla Virtanen)

Aunque ni los más fans del público ni yo misma lo quisiera, el concierto iba rascando su límite y su hora de finalización iba llegando, pero a David le quedaba un último cambio de ropa, más rockero y rebelde, con el que también cambió de micrófono por uno que parece de época. Tras dos canciones, volvió a entrarle calor y decidió quitarse el gorro y tirarlo por ahí a los técnicos. El final de Romanthica ya estaba aquí. Cerraron con la canción que da nombre a su nuevo álbum, “Músicas Para El Fin Del Mundo”, después de varias muestras de agradecimiento hacia el público madrileño.

Romanthica Madrid Cool Stage 2019

Romanthica (Foto: Kaisla Virtanen)

Texto y fotos: Kaisla Virtanen

Promotor:RRS Promo

Día:2019-02-09

Hora:20:00

Sala:Cool Stage

Ciudad:Madrid

Teloneros:Neverend, Nomad

Puntuación:8