Riverside son una de las múltiples bandas que ha ido obteniendo escalones de popularidad a pasos agigantados durante los últimos años. La banda polaca de rock progresivo que fue formada allá por el 2001 ha logrado ganarse una labrada reputación con cada disco que sacaban al mercado.

Eso precisamente es lo que pretendían demostrar con esta gira, y en particular con el espléndido concierto que al que dieron forma en la sala Mon de Madrid. Rompiendo el hielo, en esta parte de la gira se encontraban sus compatriotas Mechanism, que en cuanto a estilo encajan a la perfección con Riverside.

Un buen mecanismo de calentamiento

Provenientes de Polonia, Mechanism eran los encargados de abrir el show la pasada noche. A eso de las 19:45 comenzaban a sonar los primeros acordes de “Blindness”, que poco a poco calaban en cada uno de los asistentes allí presentes. La sala se tornaba llena incluso para la hora de inicio de los teloneros, cosa poco habitual.

Fundada la banda en 2009, cuentan con apenas dos álbumes de estudio, siendo protagonista el recién salido del horno “Entering The Invisible Light”. De este destaca en su actuación la extensa “Authority As The Truth”, que seguro logró volver fan de la banda a más de uno de los allí congregados.

La calidad de las melodías que componen sus canciones, así como la suave voz de Rafał Stefanowski, dotan a la banda de una labrada personalidad, de esas que logra encandilar a la gente. Para este show pudimos ver a la banda relegada a la parte frontal del escenario, debido al montaje que Riverside tenían colocado detrás, escaso espacio que les impedía moverse demasiado durante la interpretación de sus temas.

La también extensa “The Grand Confusion” marcaba el punto final a una correctísima actuación. Mechanism es una de esas bandas que te encuentras por casualidad, sin apenas quererlo y menos planearlo, pero que una vez te topas con ellos y su potente directo pasan a ocupar parte de tu lista de reproducción.

Comienza el deleite

Apenas una media hora para aclimatar el escenario era lo que separaba al público de una grandiosa actuación de los de Polonia.  Durante este tiempo de espera, el graznido de un cuervo sonaba a modo de ambientación y un mensaje de prohibición de la toma de fotografías y grabación vídeos durante el concierto se apoderaba de las pantallas traseras a modo de advertencia. La verdad es que se agradeció no ver mil manos intentando sacar fotos para sus respectivos perfiles de las redes sociales, así que en este aspecto: Riverside 1 – posturetas 0.

Riverside Madrid

Riverside (Foto: Javier Bragado)

En lo que a lo musical se refiere, el combo formado por  “Acid Rain” y “Vale of Tears” del recién estrenado “Wasteland”, es el encargado de dar el pistoletazo de salida. Hizo falta poco más para encender la mecha, pues el público estaba entregado desde que los polacos pusieron un pie en el escenario. Éste se veía más grande de lo habitual, y es que la performance que lleva la banda en directo consta de unos juegos de luces, adicionales a las de la sala, que junto con el típico humo daba la sensación de que la banda estuviera tocando en un escenario bastante mayor.

“Reality” de su “Out of Myself”, el cual dio a luz la banda a modo de debut allá por el 2003, le hacía la labor de preludio a la reciente “Lament”, para retornar nuevamente la máquina del tiempo hacia “Out of Myself”. Una combinación de presente y futuro que se mostraba perfecta y bien escogida para la elaboración del setlist de esta gira.

Un nuevo capítulo en la historia de Riverside

Era la primera vez que la banda se presentaba sin su guitarrista fundador, Piotr Grudzinski, tras la gira “Towards the Blue Horizon” en 2017. Éste, tristemente fallecido hace apenas dos años y medio, dejaba un vacío irremplazable en los miembros del grupo y auguraba un futuro incierto a la banda. Es así, que este tour (y nuevo disco) supone una nueva etapa para Riverside, una que afrontan como mejor saben hacerlo, con buena música y actitud. Este recién salido del horno “Wasteland” es la prueba de ello.  Los pasajes experimentales y las melodías oscuras se entremezclan también con los momentos de lucidez de la banda. Un álbum en el que las letras ganan bastante protagonismo, reflejando así la situación de dolor que atraviesa actualmente la agrupación polaca.

Riverside Madrid 2018

Riverside (Foto: Javier Bragado)

Durante las giras es Maciej Meller (Quidam) el encargado de hacer sonar el instrumento de seis cuerdas que, aunque no suple al fallecido Piotr desarrolla bastante bien su labor. A pesar de todo esto, la banda se mostró alegre ante su público con diversas bromas por parte de su vocalista y bajista Mariusz Duda y su teclista Michał Łapaj, que entre canción y canción nos hacían pasar un rato divertido.

Regresando de nuevo a la lista de canciones eran interpretados únicamente los primeros minutos de “Second Life Syndrome” debido a su larga duración y “Left Out” que abría paso a la preciosa y nueva “Guardian Angel”, representada con una acústica a manos de Duda. En estos momentos no es de extrañar que a alguien se le escapara alguna lágrima por el rabillo del ojo, pues la situación lo merecía.

Crónica Riverside Madrid

Riverside (Foto: Javier Bragado)

Los momentos de distensión continuaban a través de los primeros acordes de “Lost (Why Should I be Frightened By a Hat?)”. El repetitivo riff que inicia “The Struggle for Survival” rompía el ritmo y cambiaba la dirección del show de los de Varsovia,  una pieza instrumental en los más de nueve minutos de duración, exceptuando ese coro final, al que contribuyen cientos de gargantas al unísono. “Forgotten Land”,  de su EP “Memories in My Head”, precedía a “Loose Heart”, que junto a “Wasteland” daban por concluida la primera gran parte del show.

Como en un abrir y cerrar de ojos había pasado más de una hora y media de concierto. La banda estaba disfrutando en el escenario y transmitían las buenas vibraciones a sus seguidores, algo que es de agradecer, pues no siempre se crean atmósferas como esta.

Las melodías de rock progresivo de Riverside son simplemente únicas, la personalidad que emana la agrupación polaca es difícil de encontrar en otras bandas. Los pasajes a los que te llevan a través de su música hacen  que, aunque sea por un par de horas, te olvides del mundo que se encuentra en el exterior de la sala.

Crónica Riverside Madrid 2018

Riverside (Foto: Javier Bragado)

Aun nos quedaban por suerte tres temas más para despedir el concierto por todo lo alto. La exquisita balada adornada a manos de  Łapaj, “The Night Before” y  la distorsionada “02 Panic Room” encabezaban los bises para posteriormente dar paso a una más que emotiva despedida.

La traca final llegaba para este último tema. Con Mateusz Owczarek de invitado sobre el escenario, Mariusz dedicaba “River Down Below” al fallecido Piotr, expresando el deseo de estar junto a su compañero sobre los escenarios nuevamente. El sentimiento fue tan inmenso que una vez finalizado el tema la banda recibió una oleada interminable de aplausos por parte del respetable. Pocas maneras más bonitas hay de ponerle el broche de oro a un concierto.

Las dos horas de música que Riverside ofrecieron a una entregadísima sala Mon se hicieron incluso cortas, aun siendo la duración de este concierto más extensa de lo que habitualmente estamos acostumbrados a ver. Una autentica delicatessen para los amantes de la música.

Texto: Tamara Ruiz | Fotos: Javier Bragado

Promotor:Madness Live

Día:2018-11-04

Hora:19:00

Sala:Mon

Ciudad:Madrid

Teloneros:Mechanism

Puntuación:9