La sala bilbaína Stage Live albergó la tercera fecha estatal de una de las giras de death metal señaladas del año. Brutalidad, destreza técnica y amplitud de miras a la hora de abordar el género se juntaron para resultar en una velada de alto nivel creativo e interpretativo.

Con el fin de año llegó al Estado español una de las giras más señaladas en lo que al death metal se refiere. La banda estadounidense Revocation hizo acto de presencia por vez primera en la península ibérica, en el marco de una nueva entrega del Route Resurrection, iniciativa que precede a la señalada cita veraniega de Viveiro. La inclusión en el cartel de otras tres bandas actuales del género no hacía más que aumenta el atractivo de la cita prenavideña, por lo que, dejando atrás una fría y lluviosa jornada, nos sumergimos de lleno en el calor del evento.

Rivers Of Nihil abre la velada

Rivers Of Nihil figura por derecho propio en las principales listas de mejores discos del año que comienzan a aflorar durante estas fechas. El quinteto estadounidense lleva una década sobre los escenarios y cuenta con tres trabajos de estudio bajo el brazo, pero su flamante “Where Owls Know My Name” ha sido el álbum que los ha puesto en el punto de mira de los seguidores del death metal progresivo de todo el planeta. Su breve set de media hora estuvo basado en canciones de este disco, entre las que destacaron las soberbias “The Silent Life” y “A Home”. Sus riffs, que intercalan potentes grooves con pasajes ambientales abrigadas por guitarras limpias e inspiradas armonías de bajo, arrancaron los aplausos de los espectadores más tempraneros. Mención especial merecen los fragmentos en los que banda se atreve a incluir solos de saxofón, elemento diferencial y refrescante que abre nuevos horizontes sonoros a explorar, tanto al quinteto como al propio género. Desgraciadamente, la destreza del grupo fue eclipsada por un sonido conjunto excesivamente grave.

Rivers Of Nihil Bilbao 2018

Rivers Of Nihil (Foto: Itsaso Urkia)

Los más “locales” de la velada

Seguidamente fue el turno de Soreption, la única banda de procedencia europea en el cartel. Ellos también cuentan con tres álbumes de larga duración y más de quince años de carretera a las espaldas como mejor aval del robusto engranaje que forman los cuatro miembros actuales de la banda. La formación sueca contó con un sonido más nítido, lo que posibilitó que bombazos rítmicos como “Children of the Automaton” o “Breaking the Great Narcissist” encandilaran tanto a sus seguidores como a los que descubrieron al grupo mediante esta gira. Y es que, a fin de cuentas, esa es una de las claves de este tour, la posibilidad de las tres bandas teloneras de llegar a un público más amplio bajo el paraguas de Revocation. El grupo, echado a las espaldas de su vocalista Fredrik Söderberg, mostró un gran poderío escénico y el buen sabor de boca fue generalizado.

Soreption Bilbao 2018

Soreption (Foto: Itsaso Urkia)

Archspire se abre hueco

La noche avanzaba a un ritmo trepidante y, sin apenas tiempo para poder tomar un respiro, el primero de los platos fuertes de la velada hizo acto de presencia sobre el escenario de la Stage Live. Archspire es, sin lugar a dudas, una de las principales sensaciones de los últimos años en la escena del death metal técnico. El quinteto canadiense brilla sobremanera a la hora de plantear una propuesta extremadamente técnica y, a su vez, es capaz de albergar odiseas sonoras en las que cada uno de los instrumentistas muestra la habilidad que posee para modular sus líneas creativas con un gran gusto por el detalle, hasta el punto de incluir guiños a genios de la música clásica como Bach y Paganini. Pero este no fue un concierto a la vieja usanza, interpretado en un grandioso teatro, sino que se trató de una actuación de death metal con mayúsculas.

Archspire Bilbao 2018

Archspire (Foto: Itsaso Urkia)

Muestra de ello son los avasalladores blast beats de “The Mimic Well” o los frenéticos riffs de “Involuntary Doppelgänger”. La parroquia bilbaína no pudo más que rendirse ante el excelente sonido y el virtuoso recital del experimentado quinteto, que merece ser puesto en valor como uno de los actos de mayor nivel creativo e interpretativo del death metal internacional.

Revocation se hace su sitio

Finalmente llegó la hora de los protagonistas de la noche. Al vertiginoso ritmo de siete discos y dos EPs en doce años de andadura, Revocation ha labrado su propio camino entre los grupos de metal extremo contemporáneos. Su álbum de 2011 “Chaos of Forms” fue el que los catapultó hacia el gran público metálico, pero en los siete años consiguientes a su tercera publicación el cuarteto liderado por David Davidson ha registrado su creatividad de forma continuada, hasta el punto de extremar su propuesta como nunca antes en su flamante “The Outer Ones”.

Revocation Bilbao 2018

Revocation (Foto: Itsaso Urkia)

El nuevo disco mantiene las señas de identidad de la banda. El thrash y el death metal han sido llevados una vez más al territorio más técnico, combinados con pasajes progresivos impregnados de blues y jazz que se deben en gran parte a la formación académica del propio Davidson. De todos modos, la mayor virtud del grupo sigue siendo la capacidad de estructurar y formar grandes canciones, con gancho y facilidad de permanecer en el recuerdo de los oyentes.

Revocation Bilbao

Revocation (Foto: Itsaso Urkia)

Entre los cortes del nuevo disco, “Of Unwordly Origin”, “Blood Atonement” y la joya instrumental “Ex Nihilo” sirvieron para recordar que, más allá de las estructuras convencionales, existe un sinfín de vías creativas para configurar buenas canciones. Mientras tanto, y haciendo referencia a sus discos más antiguos, “Communion” y “Existence is Futile” fueron las encargadas de generar los pits en la parte delantera del escenario. La banda, comandada por un enérgico y comunicativo Davidson, trató insistentemente de estrechar el vínculo con el público y este reconoció el esfuerzo mediante sonados aplausos a la finalización de cada una de las canciones.

Crónica Revocation Bilbao

Revocation (Foto: Itsaso Urkia)

Revocation fue la única agrupación que actuó en directo con amplificadores analógicos y el sonido no les acompañó en la primera mitad del concierto. Los matices armónicos que el cuarteto estadounidense recoge en sus riffs y melodías quedaron por momentos a la sombra de la omnipresente batería de Ash Pearson. A medida que avanzaba la actuación, el equilibrio fue mayor.

Crónica Fotos Revocation Bilbao

Revocation (Foto: Itsaso Urkia)

El tramo final con la brillante “Chaos of Forms” sirvió para rememorar otra de las grandes piezas que los seguidores de la banda guardan en alta estima, pero volver al material del disco “Deathless” y cerrar con “Witch Trials” fue un paso atrás en lo que debería de haber sido un final apoteósico, con algún guiño más a trabajos anteriores como “Teratogenesis” o el propio disco homónimo.

Crónica Revocation Bilbao 2018

Revocation (Foto: Itsaso Urkia)

Podríamos afirmar que, siguiendo la estela de “The Outer Ones” y tratando de mantener cierta coherencia con el resto de bandas que las acompaña en esta gira, Revocation apostó por resolver la contienda dando mayor protagonismo a su faceta más death metalera. Aun así, si observamos la velada desde una perspectiva global, no solo estuvieron presentes los sonidos extremos, ni mucho menos fueron los únicos aclamados por el público asistente. Síntoma del próspero futuro creativo que el death metal puede tener ante sí, si uno afronta la música como un espacio donde todo es posible.

Texto: Mikel Yarza | Fotos: Itsaso Urkia

Promotor:Bring The Noise / Route Resurrection

Día:2018-12-13

Hora:19:25

Sala:Stage Live

Ciudad:Bilbao

Teloneros:Archspire, Soreption y Rivers Of Nihil

Puntuación:8