Tocaba el turno de las despedidas. Llegaba el último día de Nova Rock y con él esa curiosa e indescriptible mezcla de alegría y tristeza. Alegría por la jornada que nos esperaba, con dos grandes nombres propios como Iron Maiden y Sunrise Avenue.

Del primero sobran las presentaciones. Del segundo quizás no sepáis mucho, pero es una de las bandas más importantes del pop rock en zonas países como Alemania, Austria o Suiza, y no es un hecho casual que fueran uno de los headliners del festival. De hecho son una de las bandas favoritas del que aquí firma, y un invitado recurrente del evento que tras el tercer día, llegaba al cuarto y último. Y triste porque esto se acaba…

Less Than Jake y sus amigos metaleros

Después de la inclasificable, multitudinaria y tradicional actuación de Wendis Böhmische Blasmusik era el turno de calentar motoroes de verdad con el ska punk de Less Than Jake. Los de Florida salieron con ganas de divertir al personal, conscientes de que hoy era la última jornada de festival y de que tenían la difícil misión de lograr su objetivo a la hora, prácticamente, del desayuno.

Less Than Jake Nova Rock 2018

Less Than Jake (Foto: Lluís García)

Chris DeMakes no paraba de cantar y saltar mientras Roger Lima movía las rastas al unísono de su bajo y animaba al personal. Sea un estilo que te guste más o menos, resulta difícil no dejarse llevar por el ritmo y la melodía de sus canciones y pasar un buen rato al compás de “Sugar in Your Gas Tank”, “Whatever the Weather” o “All My Best Friends Are Metalheads”. Diversión asegurada.

No existen las etiquetas para Enter Shikari

Hablar de Enter Shikari es hacerlo de una banda casi única en su especie, y es que los británicos fusionan sin ningún tipo de prejuicio ni pudor estilos como el hardcore, la electrónica, el drum and bass o el rock, por citar tan solo algunos ejemplos. Los que ya conozcáis a la banda encabezada por el vocalista “Rou” Reynolds sabéis perfectamente a que me refiero, y a los que no, les recomiendo darle un repaso a su discografía desde su inicial “Take to the Skies” hace ya diez años a su actual “The Spark”. Sino os explota la cabeza antes.

Enter Shikari Nova Rock 2018

Enter Shikari (Foto: Lluís García)

Personalmente no soy demasiado fan de sus dos últimos trabajos, salvo alguna que otra excepción, pero en directo son una apuesta segura y es que temas como las míticas “Anything Can Happen in the Next Half Hour…”, la potente “Destabilise”, la inclasificable “Arguing with Thermometers” o la hímnica “Sorry, You’re Not a Winner” son incapaces de dejar a nadie indiferente. Lástima que ni las horas ni la duración del concierto les hiciera justicia, pero aún así daba gusto ver la cantidad de fans que se acercaron a las primeras filas con ganas de fiesta.

Passenger es la excepción al rock

Así es, el inglés Michael David Rosenberg, o lo que es lo mismo, Passenger, es un cantautor que poco tiene que ver con el Rock pero que por alguno u otro motivo, allí estaba, él y su guitarra acústica en medio del Red Stage. El cantautor tiró de ironía y simpatía disculpándose ante los que esperaran encontrarse allí una banda y solo le encontraran a él, y vacilando sobre su gran y más conocido éxito, “Let Her Go”, diciendo que le iba a tocar 7 u 8 veces. Evidentemente, no fue así.

Passenger Nova Rock 2018

Passenger (Foto: Lluís García)

El simpático artista se gano a la audiencia del festival con sus canciones íntimas, pequeñitas y casi cotidianas, y su indudable y entrañable carisma. “Rolling Stone”, “Hell Or High Water” o “Holes”, acompañaron a su reconocido hit, y por un momento, hicieron que reinara la paz, la tranquilidad y la harmonía más absoluta jamás vista en un festival de Rock. Poco duró, pero a muchos les sirvió para tomar un respiro o tomar una cerveza como preparación a lo que estaba por llegar. Y era mucho.

Billy Talent, puro talento al servicio del punk

Y se acabó la calma. Los canadienses Billy Talent saltaron al escenario con ganas de liarla muy fuerte, y vaya si lo hicieron. Su Punk Rock con la carismática, aguda y chillona voz de Benjamin Kowalewicz al frente se ganaron a un público que ya les tenía muchas ganas a juzgar por el ambiente que poco a poco se fue creando a lo largo de la mañana, y el cuarteto no fallo. En absoluto.

Se pegaron un setlist intenso, directo al grano y repleto de grandes temas, como “Devil in a Midnight Mass”, “This Suffering” o “Surrender”, para terminar por todo lo alto con cañonazos como “Red Flag” o “Fallen Leaves”. Imposible no divertirse en un show de la banda, y a pesar de que les tenía la pista bastante perdida desde hace muchos años, fue un placer reencontrarnos allí.

El renacimiento de The Raven Age

Los londinenses The Raven Age inauguraron el Blue Stage del Nova Rock como preludio a lo que sería la actuación de Iron Maiden, y es que en el día de hoy, dicho escenario albergaría tan solo a tres bandas, las que componen el tour de la doncella de hierro. A pesar de su juventud y con contar con tan solo un EP y un larga duración, “Darkness Will Rise”, la banda de heavy metal con influencias de metalcore o estilos más modernos supo caldear el ambiente y demostraron que tienen buenos temas en su haber, además de haber superado la marcha de su anterior vocalista con la entrada de Matt James.

The Raven Age Nova Rock 2018

The Raven Age (Foto: Lluís García)

Siempre podremos discutir si el hecho de ser “la banda del hijo de Steve Harris” le han abierto muchas puertas y le han llevado a abrir para bandas como Gojira, Mastodon, Anthrax, British Lion y, como no, Iron Maiden, pero lo cierto es que tablas tienen y canciones como “Promised Land”, su más conocida “Angel in Disgrace” o su más reciente “Surrogate”, sonaron francamente bien. El tiempo me dará o me quitará la razón pero mi voto favorable lo tienen, y es que por una u otra razón se me han resistido hasta hoy. Y han cumplido con nota.

Sunrise Avenue y el siglo de los corazones rotos

Permitidme por un segundo que me deje llevar un poquito, pierda cierta perspectiva de la objetividad y os hable brevemente de una de mis bandas, por muchos motivos, algunos musicales y otros más sentimentales, favoritas. Y es que casi de forma in extremis y hasta última hora casi inesperada he podido cumplir una tradición que vengo cumpliendo en los últimos años, y es mi cita anual con Sunrise Avenue. Quizás a muchos no os diga el nombre gran cosa, a otros os puede sonar porque a finales del año pasado estuvieron de gira por nuestro país en pequeñas salas (pequeñas para una banda de su calibre) pero os puedo asegurar que en media Europa son una banda de primer nivel.

Sunrise Avenue Nova Rock 2018

Sunrise Avenue (Foto: Lluís García)

Samu Haber, líder del grupo y tremendamente popular en terreno alemán por ser, además, coach de la edición nacional del TV Show “La Voz” presentaba junto a sus inseparables escuderos el nuevo álbum de los fineses, “Heartbreak Century”, del que dieron buena muestra con el tema que le da título, el primer single “I Help You Hate Me” y un buen puado de canciones más como la emotiva “Afterglow” o la animada “Point of No Return”, con speech incluido sobre la primera cita, el amor y ese punto de no retorno que en ocasiones alcanzan las relaciones. Entre risas, feliz, y con una complicidad con su público que siempre da gusto ver sobre un escenario, porque cuando un artista es feliz allí sabe contagiar ese sentimiento de forma natural, sin artificios.

Nova Rock 2018 Sunrise Avenue

Sunrise Avenue (Foto: Lluís García)

Nos sorprendieron de inicio con “Prisoner in Paradise”, tema que formó parte de su recopilatorio pero que hasta el presente tour no habían interpretado en directo, y la arroparon a la perfección con clásicos como “Lifesaver” o una nueva vuelta de tuerca a “Forever Yours”, otorgándole un toque ligeramente progresivo que denota su afición por reinventar sus propias creaciones. Raul y Riku estuvieron tan sobrios como en ellos es costumbre, mientras a Sami apenas se le podía distinguir escondido tras la lejana batería y Osmo Ikonen, el eterno miembro no oficial del grupo, no paraba de cantar y saltar en compañía de su inseparable teclado. Para el final dejaron las que probablemente sean las canciones que mejor les definen, “Fairytale Gone Bad”, que en esta versión mejora incluso a la original, o su eterna “Hollywood Hills”, que sirvió para ofrecernos una nueva despedida, quien sabe si hasta la próxima edición. Poco importa si para algunos es Pop o para otros Rock cuando la música, más allá de sus etiquetas, es capaz de transmitirte tanto. ¿No se trata precisamente de eso?

El legado de la bestia, el legado de Iron Maiden

No voy a ser yo quien descubra a estas alturas la que probablemente sea la banda más importante de la historia del heavy metal, por lo menos para muchos de nosotros. Y si algo tiene este nuevo tour, del que ya vimos de qué era capaz en la crónica de Iron Maiden en Helsinki (Finlandia), es el recuperar viejas joyas que por uno u otro motivo han quedado olvidadas en el recuerdo. “Aces High” abría el fuego con un Bruce Dickinson absolutamente pletórico a la voz y en cuanto actitud y demostrando que es uno de los frontman más carismáticos del mundo. Una elección lógica que un corte tan exigente vocalmente sea el primero del set. Le seguiría una de las sorpresas de esta gira, “Where Eagles Dare”, que no sonaba en sus directos desde mediados de la pasada década, para atacar sin respiro con un himno de la altura de “2 Minutes to Midnight”.

Iron Maiden Helsinki 2018

Iron Maiden (Foto: Sergi Ramos)

Y de repente retrocedimos en el tiempo para recuperar uno de los temas más épicos de la época de Blaze Bayley gracias a “The Clansman”, a la que Dickinson sabe dar su toque tan personal y, de paso, dosificar su garganta. Volveríamos a la batalla al galope de “The Trooper”, con el bajo del señor Steve Harris haciendo temblar hasta las tiendas de campaña del camping, y con Bruce batiéndose en duelo con el mismísimo Eddie. ¡Puro espectáculo! No abandonaríamos su injustamente infravalorado “Piece of Mind” para deleitarnos con otra de las sorpresas del nuevo repertorio. “Revelations”. Le siguió una más actual (¡aunque han pasado ya más de diez años!) “Fort he Greater Good of God” que pasó algo más de puntillas entre tanto clásico, para devolver la velocidad de la mano de “The Wicker Man”. Uno de los temas más oscuros de su discografía, “Sign of the Cross”, también de la etapa de Bayley, sería el siguiente de la lista.

Iron Maiden Helsinki 2018

Iron Maiden (Foto: Sergi Ramos)

No dejarían de sorprendernos, y es que por injusto que sea, “Flight of Icarus” no hacía acto de presencia en vivo desde hace más de tres décadas. Bienvenidos a la nave del misterio. ¡Y más fuego! El show avanzaba a un ritmo imparable y llegó uno de los momentos más especiales de cualquier descarga de los británicos con “Fear of the Dark”. Han pasado tantos años y tantos conciertos… y aún no puedo evitar emocionarme con esa maravillosa introducción antes de la tormenta. Y es en tema como este donde el juego triple de guitarra formado por Murray, Smith y Gers saca a relucir todo su potencial. El fuego se apoderaría del escenario de nuevo con “The Number of the Beast”, otro de esos clásicos por antonomasia de la doncella, a la que le seguiría la inevitable “Iron Maiden” antes de la llega del primer y único bis de su actuación.

Iron Maiden Live 2018

Iron Maiden (Foto: Sergi Ramos)

Y tras la breve pausa el delirio. La felicidad. El fin de fiesta. Un trio ganador formado por la pegadiza y vibrante “The Evil that Men Do”, la recuperada para la causa después de todos los problemas legales “Hallowed Be Thy Name”, una maravilla sonora con Nicko McBrain comandado la nave rítmica, y esa frenética pieza de título “Run to the Hills”. Y es que Iron Maiden nunca fallan. Como apunte final me dejaría dejar una pequeña reflexión, y es que en cierto momento de su actuación, Bruce Dickinson lanzó al aire un comentario que aún hoy me mantiene inquieto, nervioso, preocupado. Y cito textualmente: “Este es el final del camino, este es el legado de la bestia”. Ojalá no quiera decir lo que yo entiendo… Porque sería una pérdida que, aunque algún día ha de llegar, creo que el heavy metal no está preparado aún. Up the Irons!

Iron Maiden 2018

Iron Maiden (Foto: Sergi Ramos)

Y así nos retiramos, tras cuatro días repletos de música, fotografías y experiencias, en un país lejano, y en un festival que ojalá a partir de hoy sea un poco más conocido en nuestro país. Espero haber aportado mi humilde y pequeño granito de arena a ello. Todo un ejemplo de organización y referente en Europa en cuanto a festivales de Rock se refiere. ¡Hasta pronto Nova Rock!

Crowd Nova Rock 2018

Público del Nova Rock 2018 (Foto Lluís García)

Lluis Garcia Sola

Promotor:Nova Music Entertainment

Día:2018-06-17

Sala:Pannonia Fields II

Ciudad:Nickelsdorf, Austria

Puntuación:9