El nuevo disco de Afsky, el proyecto de Ole Pedersen de Solbrud, nos trae un material con líricas medievas y una composición musical excelente, alzándose desde la primera escucha como uno de los discos más interesantes de esta primera mitad de año.

2020 está resultando ser un año excelente en cuanto a lanzamientos musicales de calidad se refiere. Bien es cierto que toda la situación que está generando esta pandemia nos está privando de conciertos a mansalva, pero los discos siguen su curso imparable y a medida que pasa el tiempo se está haciendo más dura la labor por hacer un repaso no muy extenso a los mejores discos del año en el metal en general y en el ámbito extremo en particular.

Aunque esto de los mejores discos siempre cae en un terreno personal más que en un concepto de prueba irrefutable, hay un disco que está resonando mucho en los amantes del black metal y en especial, de la escena underground. Afsky ya hicieron su primer escalón hacia el aplauso con su anterior trabajo titulado ‘Sorg’; la concepción que irradiaba su primer LP supuso un disco donde el DSBM estaba a la orden del día, pero, pese a todo, tenía también mucho de atmosférico en su propuesta. Era una evolución mucho más trabajada, estudiada y compuesta que en su EP homónimo aparecido en 2015.

Y este año ha sido cuando su mente pensante, Ole Pedersen, ha decidido dar el puñetazo definitivo sobre la mesa y ofrecernos un disco de lo más interesante y que se catapulta ya en muchas quinielas para ser el mejor disco de este 2020.

‘Ofte jeg drømmer mig død’ resulta ser un disco que tiene mucho de los temas líricos de muerte y desesperación de ‘Sorg’, pero, sin lugar a dudas aquí se le da un punto extra a las instrumentales para que tengan un sonido particular, ambiental y eso sí, no olvidarse en ningún momento de su seña de identidad.

El disco en lo lírico está tomado de poemas daneses o canciones del medievo en dicho país; letras que se meten de lleno en las vivencias del hombre pobre siendo machacado por el hombre rico hasta su muerte. Con esto—y yendo muy al juego con el cuadro ‘Worn Out’ de Hans Andersen Brendekilde—Pedersen ha tenido todo el tiempo para centrarse en un estilo compositivo, ambiental y musical que es sencillamente brutal. Por eso, os invitamos a ver el vídeo porque no solo vais a poder escuchar pequeños fragmentos del disco si no que, además, os vamos a desvelar en Musicografía todos los detalles que guarda tras de sí este auténtico discazo. No lo perdáis de vista.

 

Musicografia