El debut homónimo de Skid Row se puso a la venta el 24 de enero de 1989 y hasta la fecha es el trabajo con más millones de copias vendidas de su carrera. Canciones como "18 And Life","Youth Gone Wild" o "I Remember You" se han convertido en himnos de la banda y del estilo.

A finales de la década de los ‘80, cuando el glam rock daba sus últimos coletazos de popularidad, debutó una joven banda llamada Skid Row. El quinteto estadounidense, formado por el bajista Rachel Bolan y el guitarrista Dave “The Snake” Sabo, no tardó en adquirir la fama con el lanzamiento de su primer álbum de título homónimo.

Aunque su posterior trabajo de estudio, ‘Slave To The Grind’ (1991), también es considerado como un disco icónico dentro del citado estilo, es su primer disco el que más fama y reconocimientos ha obtenido. Fue certificado con el quíntuple disco de platino en los Estados Unidos, y disco de oro en el Reino Unido. Huelga decir que fue una gran influencia para todas las bandas posteriores del también denominado hair metal, y es considerado como uno de los discos imprescindibles de dicho género.

El estilo del disco sigue la estela y estructura de los discos de las bandas de la época, aunque alguno de los cortes se diferencian por tener tintes que se inclinan más hacia el sleaze rock, que por aquellos años azotaba la angelina Sunset Strip.  El tracklist del álbum encierra grandes temas del calibre de “18 And Life”, la pegadiza “Sweet Little Sister”, o la potente “Youth Gone Wild”, que sin quererlo se convirtió en un icono para los jóvenes de la época. Otra de las perlas que podemos encontrar dentro de este disco es la balada “I Remember You”, y de la cual se comenta que fue la canción más bailada de 1990 en Estados Unidos. Otros cortes que destacan son por ejemplo “Big Guns”, “Rattlesnake Shake” o “Makin’ A Mess”. Todos ellos siguen protagonizando los setlist de Skid Row y han sido interpretados por la totalidad de cantantes que han pasado por la banda en toda su carrera.

Los años posteriores al lanzamiento de los dos primeros álbumes no fueron tan exitosos para Skid Row. La expulsión de su vocalista estrella, Sebastian Bach, en el ’96 por una discusión con Bolan y el aumento de la popularidad del grunge durante la década de los ‘90, mermó en parte el éxito de la banda de Nueva Jersey, que no ha sido capaz de volver a componer un disco cuya calidad se asemeje a alguno de sus dos primeros álbumes.

Tamara Ruiz