Hoy no recordamos el aniversario de un lanzamiento, o el cumpleaños de un artista, hoy recordamos que se cumplen tres años desde que David Bowie nos dejó. El 10 de enero de 2016 murió David Robert Jones, el nombre real de Bowie, con 69 años.

David Bowie nació en Brixton, Londres, el 8 de enero de 1947, asistió al Stockwell Infants School hasta los seis años, labrándose la reputación de niño superdotado, rebelde y peleón. En 1953 la familia se mudó a Bromley, lugar donde dos años después iniciaría las clases en el Burnt Ash Junior School, considerando su voz buena para el coro y su manera de tocar la flauta fue considerada por encima de los demás. A los nueve años su forma de bailar resultaba muy imaginativa para los profesores, que añadieron que sus interpretaciones eran muy artísticas y su porte era sorprendente para un niño corriente de su edad. Ese mismo año comenzó a interesarse aún más por la música gracias a que su padre trajo a casa una colección de vinilos de Frankie Lymon, The Platters, Fats Domino, Little Richard y Elvis Presley.

No todo fue en solitario

Bowie formó su primer grupo a los quince años, llamándola Kin-rads, variando entre los cuatro y los ocho miembros, tocando rock and roll en fiesta de jóvenes y en alguna boda. Cuando David abandonó la escuela al año siguiente le contó a su madre el sueño de volverse estrella del pop, pero su madre no tardó en encontrarle un trabajo como electricista, esto sumado a las pocas aspiraciones de los miembros de la banda le empujó a formar otra banda: King Bees. Le escribió una carta a John Bloom para pedirle “Haz por nosotros lo mismo que hizo Brian Epstein para The Beatles, y de paso haz un millón más”.

David Bowie

La carta no fue atendida y derivada a Leslie Conn, quien se convirtió en el primer manager de Bowie. Después de eso dejó The King Bees para unirse a The Manish Boys, abandonando otra vez la formación para pasar a Lower Third, su último intento antes del final del contrato con Conn y de declarar que dejaría su sueño de llegar a ser un grande del pop para estudiar mímica en el teatro Sadler’s Wells. Aun así permaneció en la banda, hasta que su nuevo manager, Ralph Horton le recomendó que dejase el grupo por The Buzz, lanzando un sencillo sin mucho éxito.

Al final fue Ken Pitt quien tomó las riendas del rol de manager. A David Bowie no le convencía el nombre artístico que utilizaba hasta ahora, Davy Jones, así que decidió cambiárselo por Bowie, en honor a Jim Bowie y el cuchillo que popularizó.

David Bowie en solitario

Finalmente se decidió en sacar a luz un sencillo en solitario titulado “The Laughing Gnome”, que no consiguió entrar en la lista de ventas. Seis meses después lo volvió a intentar con el disco “David Bowie”, pero tampoco hubo suerte. Por culpa de este poco éxito decidió decantase hacia la actuación, apareciendo en un comercial de helado Lyons Maid, pero siendo rechazado por Kit Kat.

Con la intención de dar a conocer al artista se hizo una película de treinta minutos llamada “Love You Till Tuesday”, grabación que se llevó a cabo en 1969 pero que no vio la luz hasta 1984, siendo esta un gran giro en la vida de Bowie, pues produjo una demo para la película, el que fue su primer gran éxito: “Space Oddity”, que coincidió con la llegada del hombre a la Luna, solamente cinco días antes del lanzamiento del Apolo 11, posicionándose rápidamente en el Top 5. Así es como comenzó la leyenda.

Los últimos días

A principios de octubre de 2015 apareció la noticia de que Bowie había grabado, por primera vez en veinte años, una serie para la serie “The Last Panthers”. Unas semanas después, John Giddings, su agente, aseguraba ante los medios que David Bowie no volvería a actuar en los escenarios. A finales de ese mismo mes el propio David anunció el lanzamiento de su nuevo disco en su página web, se titularía Blackstar y el lanzamiento coincidiría con su cumpleaños el 8 de enero de 2016.

Dos días después, a los 69 años, se encontraría el cadáver de David Bowie en su apartamento de Nueva York, muerto por culpa de su cáncer de hígado, enfermedad que se le diagnosticó dieciocho meses antes pero que nunca se hizo pública. Y así fue como, hace tres años, se despidió una de las mayores de las estrellas que han pisado jamás la tierra, por todo lo alto.

Pablo Ruiz