Hoy felicitamos al cantante de una de las bandas más aclamadas de mundo: Till Lindemann, quien se ocupa, además de cantar, de escribir las letras de Rammstein.

Lindemann nació el 4 de enero de 1963 en Leipzig, lo que aquel entonces era la República Democrática Alemana. Es hijo del escritor Werner Lindemann y de la periodista Gitta Lindemann, aunque estos se separaron cuando él aún era un niño. En su juventud, Till practicaba natación entrando en la preselección para los Juegos Olímpicos de 1980 en Moscú, pero quedó fuera por escaparse en una concentración del club en Roma. Su carrera en el agua terminó por culpa de una lesión que sufrió.

Carrera musical

Till Lindemann tocaba la batería en un grupo punk llamado First Arsch cuando en 1994, Richard Z. Kruspe le propuso formar parte del proyecto musical que los arrojaría al estrellato: Rammstein, formándose finalmente por Till a la voz, Kruspe a la guitarra, acompañado también por Paul Landers, Oliver Riedel al bajo, Christoph “Doom” Schneider a la batería y al teclado Christian “Flake” Lorenz. La banda es conocida por su música pesada e innovadora, pero lo que más llama sobre ellos, y me permitiréis el chiste, es su explosiva puesta en escena. A pesar de que siempre se les ha visto bastante unidos, han sido muchas la ocasiones en las que se ha rumoreado la salida del vocalista de la banda, llegando a la situación en 2007 que el propio grupo publicara un comunicado en su web oficial desmintiendo la salida de Lindemann. La más actual fue cuando Till se juntó con Peter Tägtgren para formar un pequeño proyecto que llevaría por nombre “Lindemann”, además acompañado de unas declaraciones en las que dejaba bien claro que no le gusta estar mucho tiempo inactivo.

Till Lindemann Rammstein

Críticas, siempre críticas… Aunque prácticamente todo lo que Rammstein ha hecho ha sido un éxito nunca se ha acabado de librar de la controversia o las críticas. La más extendida y mil veces desmentida es la que los acusaban de nazis, pero no entraré en ese meollo que está más sensible de lo habitual… Un escándalo en el que si me gustaría hacer una mención algo más extensa es la del tema “Mein Teil” ya que pasó algo desapercibida, y eso que tiene involucrada en ella un caníbal. ¿Qué grupo puede decir que les ha demandado un caníbal? Pues la cuestión es que el informático Armin Meiwes, más conocido como “el Caníbal de Rotemburgo” demandó a Rammstein y a Till Lindemann alegando que la canción “Mein Teil” (Mi Parte) está basada en su macabra historia en la que quedó con un hombre para matarlo y posteriormente comerse su cuerpo; aunque fue un pacto entre ambas partes, Meiwes fue condenado a cadena perpetua. Por cierto, todo el proceso de descuartización y algunas escenas sadomasoquistas anteriores al asesinato fueron grabadas en video y fueron utilizadas en el juicio. El vocalista finalmente le dio la razón al caníbal: “Cuando leí la historia pensé que era tan escalofriante como fascinante y que merecía una canción”.

Y se hizo la luz…

Desde el lanzamiento en 2009 del disco “Liebe Ist Für Alle Da” Rammstein no daba indicios de un nuevo trabajo de estudio. Lo más cerca que estuvimos del esperado regreso de los alemanes a los estudios fue el lanzamiento del trabajo en solitario de Lindemann llamado “Skills In Pills” junto al músico sueco Peter Tägtgren. Pero finalmente, después de diez años, el nuevo disco de Rammstein vio la luz en 2019, ¡y con cinco videoclips! La única presentación en España fue en Barcelona, en el RCDE Stadium el 1 de junio de dicho año con un sold out rotundo.

Pablo Ruiz