'Music From The Elder' es uno de los más enigmáticos álbumes de Kiss. A pesar de ser rechazado por gran parte de la crítica y los fans, es considerado uno de los mejores álbumes conceptuales en cuanto a producción se refiere.

Este trabajo supuso el debut de Eric Carr (batería) y la última grabación con Ace Frehley hasta la reunión original de Kiss en ‘Psycho Circus’.

A world without heroes

‘Music From The Elder’ es el noveno álbum de estudio lanzado por el sello Casablanca records en 1981. Supuso una desviación musical de sus trabajos anteriores de corte más rockero. Kiss había construido sus éxitos en base a sus himnos de rock y este trabajo era un salto en términos de ambición. Gene Simmons afirmaba que estuvo a punto de cerrar un trato cinematográfico con actores en papeles clave, pero al final la película se perdió en el infierno que supuso su desarrollo.

‘Music From The Elder’ se concebía como un trabajo conceptual de la banda sobre una película que nunca llegó a ser filmada. Supuso un fracaso económico y crítico y provocó la salida de Ace Frehley, que estaba muy descontento con la dirección musical de la banda. Para colmo de los males, fue el primer álbum de Kiss que no consiguió obtener el disco de oro en Estados Unidos.

Sin embargo, pese a la previsibilidad de Marvel Comics, la música de ‘Music From The Elder’ suena bastante bien -sobre todo por el trabajo del productor Bob Ezrin- y le da una suavidad orquestal donde por momentos suenan como Jethro Tull, lo que puede agradar a un pequeño sector pero para los fans del sonido Kiss supuso una decepción. “Just A Boy” o “The Oath” están bien por momentos, pero se pierden en arreglos musicales que acaban desvaneciéndose en un intento de las bandas sonoras de Andrew Lloyd Webber. “Only You” y “Under The Rose” siguen siendo excelentes canciones a día de hoy. “Dark Light” posiblemente contenga uno de los mejores solos de Ace Frehley.

Music Fro The Elder Kiss

‘Music From The Elder’ fue un álbum conceptual de art-rock basado en el cuento de fantasía escrito por Simmons y estaba concebido para ser una banda sonora de éxito de taquilla en Hollywood. Bob Ezrin vio la oportunidad de repetir el éxito que había sido ‘The Wall’ para Pink Floyd, y a Gene Simmons le pareció una gran oportunidad.

La vida es como el maquillaje, una apuesta diaria cada día

En 1981 Kiss estaban sumidos en el caos. El alcohol y las drogas estaban destrozando la banda desde dentro. Peter Criss fue despedido por su adicción al alcohol y las drogas y fue reemplazado por el legendario batería Eric Carr, quién implementó el doble bombo en la batería de Kiss, que sirvió además de inspiración para todos los discos compuestos en la década de los ’80.

Fue el primer trabajo como batería de la banda en el estudio, quien había descartado a Bob Rondinelli, que pasó a formar filas en Rainbow. Eric Carr le había pedido un autógrafo a Simmons tras la audición de prueba, y este se quedó sorprendido. Carr le dijo a Gene que si elegían a Rondinelli no les volvería a ver. A los pocos días recibió una llamada de la banda: el grupo le confirmó que iba a ser el nuevo miembro de Kiss.

Al mismo tiempo, el comportamiento de Ace Frehley era cada vez más errático y estaba en desacuerdo con la orientación musical que estaba tomando la banda. Pero rápidamente se lavaron las manos, y reemplazaron a Ace Frehley por Vinnie Vincent.

La mala recepción del disco llevó a que en ese momento la banda optara por dejar de realizar extensas giras y a aparecer solamente en programas televisivos. Desde su lanzamiento, los miembros de Kiss ignoraron el trabajo y rara vez tocan canciones de este álbum -con la excepción de “A World Without Heroes”, que fue incluida en el álbum ‘Unplugged’ de 1996-.

Estaban convencidos de que iba a ser su ‘Sgt. Peppers’ en palabras de Gene Simmons, pero supuso la mayor locura en términos de fracaso de Kiss. Este álbum no es para todos, incluidos los propios Kiss. ‘Music From The Elder’ posiblemente suene demasiado nerd o artístico para los fans habituales de Kiss y demasiado Kiss para los fans del rock progresivo. Para aquellos que estén dispuestos a abrir su mente como el trabajo conceptual que es, las recompensas pueden ser mágicas.

Adney Sid