Gary Moore, el mítico guitarrista norirlandés y ex-miembro de la legendaria banda Thin Lizzy, falleció el 6 de febrero de 2011 mientras dormía en una de las habitaciones del "Kempinski Hotel Bahía" en Estepona, Málaga de madrugada de un ataque al corazón.

Moore nacido en Belfast en Irlanda del Norte en 1952. Comenzó su crescendo musical con la banda irlandesa Skid Row (mucho antes de la banda estadounidense en la que militara Sebastian Bach), acompañado por un joven Phil Lynott a la voz, quien más tarde le invitaría a reencontrarse con él en Thin Lizzy.

“Si eres un guitarrista expresivo, eres una extensión de ti mismo” (Gary Moore)

Desde el punto de vista musical, el guitarrista irlandés, aparte de ser uno de los grandes genios de la guitarra, era un tipo muy versátil (algo no siempre presente en el mundo del rock y del metal). Durante su dilatada carrera estuvo en las listas de éxitos internacionales -tanto en su perfil de hard rock con los inolvidables “Corridors Of Power”, “Victims Of The Future”, “Run For Cover”, “Wild Front” y “After Hours”, como en su carrera de blues con trabajos tan significativos como “Still Get The Blues” y “After Hours-“.

Gary Moore se unió a Thin Lizzy en 1973 junto a su viejo amigo, el inolvidable Phil Lynott, y fue el guitarra solista de “Still In Love With You” del album de Lizzy ‘Nightlife’. Casi sin transición pasó a reemplazar a Eric Bell en Thin Lizzy y regresó de forma intermitente en 1979 para grabar “Black Rose” con la banda de Lynott en 1979.

Con los virtuosos Ginger Baker y Jack Bruce fundó el super trío BBM en 1994 y grabaron “Around The Next Dream”. Hasta hicieron un disco de jazz rock llamado ‘Colosseum’ con Don Airey y Neil Murray. Dicho de otra manera, Gary Moore era la versatilidad hecha forma, un genio sin precedentes como pocos.

En 2011 Gary Moore se disponía a comenzar unas vacaciones de seis días en un hotel de lujo, el Kempinski Hotel Bahía de la Costa del Sol, en Estepona, Málaga. Murió horas después de registrarse en el hotel con una amiga anónima que acabó angustiada en un torrente de lágrimas. Iban a cenar en el restaurante del hotel, pero como se encontraba cerrado el plan fue unas hamburguesas con champagne. Fue la última cena.

“No puedo creerlo. Era tan fuerte, no era una víctima más del rock, era un tipo sano” (Eric Bell)

La causa de la muerte en principio no estaba clara y sus amigos y el mundo de la música estaban conmocionados. El guitarrista de Thin Lizzy, Eric Bell, dijo: “Todavía no puedo creerlo. Era tan fuerte, no era una víctima más del rock, era un tipo sano”.

Según informó la policía española, el cuerpo del músico no presentaba signos de violencia, por lo que no se abriría ningún tipo de investigación. La autopsia practicada al cuerpo del guitarrista de rock irlandés reveló que su muerte fue causada por un ataque al corazón.

Después de la hamburguesa con champagne simplemente fue a dar un paseo por la playa. Gary y su amiga volvieron al bar del hotel donde Gary tomó un par de brandys. A las 11h de la noche parecía encontrarse bien, incluso fue reconocido por admiradores alrededor de la playa de Estepona.

Gary Moore murió mientras dormía, alrededor de las 4h de la madrugada fueron a recuperar su cuerpo. Su guitarra estaba cerca de su cama. Moore volvía a sonreír en lo más alto del paraíso, junto a su eterno amigo Phil Lynott, porque como Moore decía en “Empty Rooms”: “un amigo es alguien que camina dentro de una habitación cuando todos los demás lo hacen fuera”.

Adney Sid