A pesar de haber sido su compañero de banda desde hace tres décadas, Cazares no recibió un anuncio previo de la salida del cantante Burton C. Bell de las filas de Fear Factory.

El pasado lunes 28 de septiembre el vocalista Burton C. Bell confirmaba a través de un comunicado en las redes sociales que abandonaba las filas de Fear Factory después de 31 años en el seno de la banda estadounidense. En este caso, otro de los cabezas visibles de la banda, Dino Cazares, no tuvo información previa a este comunicado.

Dino Cazares no quería que Bell abandonara Fear Factory

Burton C. Bell emitió un comunicado hace unos días en el que hacía oficial su salida de Fear Factory, y explicaba que no podía pertenecer a la misma banda de gente en las que ni respetaba ni confiaba. En una nueva entrevista con el podcast “No Fuckin ‘Regrets With Robb Flynn” del líder de Machine Head, Robb Flynn, que se hizo horas después de que se hiciera pública la salida de Bell, Cazares confirmó que se enteró de esta decisión del que fuera su cantante igual que el resto de los mortales.

“Nuestro cantante durante los últimos 30 años decidió dejar la banda”, afirma Cazares. “Él emitió un comunicado. Yo me enteré a través de las redes sociales”.

Problemas legales

Sobre los problemas internos en Fear Factory que terminaron con la salida de Bell, Cazares no quiere profundizar mucho aunque apunta que “él no se hace responsable de todas las acciones legales que se llevaron a cabo”.

“La mayoría de la gente sabe que hemos estado en una batalla legal durante los últimos tres años o más, tratando de resolver esta situación por el nombre de Fear Factory”, cuenta el guitarrista. “Él y yo fuimos demandados por separado, en tribunales separados. Los otros dos ex miembros decidieron llevarnos a los juzgados, lo que nos llevó a Burton y a mí estar en juicios en Estados separados. Yo estaba en California, él estaba en Pensilvania. Hace unos meses la propiedad de la marca registrada de Fear Factory por parte de Burton quedó disponible, así que terminé comprándola”. Por todo ello Dino Cazares se convierte en propietario único del nombre de Fear Factory. “Es una lástima que no haya decidido quedarse, pero la puerta está abierta para él”, espeta Cazares.