Leprous lleva una trayectoria imparable, convirtiéndose así en una de las máximas referencias del progresivo actual y ganando una audiencia que no deja de crecer con el paso de los años. Einar Solberg, cantante y mente pensante de la banda, es alguien a quien no le importa cambiar radicalmente el rumbo musical de la formación a favor de unas canciones como las de 'Pitfalls', su nuevo disco.

Desde el principio habíais dicho que ‘Pitfalls’ sería un disco distinto, y los dos primeros singles del álbum han suscitado reacciones diferentes: mientras que “Below” es un tema muy en la línea de vuestros anteriores discos, “Alleviate” es una canción completamente distinta que, pese a todo, ha acabado encantando a la mayor parte de vuestros seguidores. ¿Cómo vives todo este proceso, a la hora de ir sacando canciones poco a poco para que la gente se haga una idea del disco que vais a presentar?

“Below” es seguramente la canción más conservadora del disco, pero creo que se diferencia bastante a lo que pudimos ofrecer en ‘Malina’. Con “Alleviate” no es que tuviera miedo, pero sentía que quizás la gente iba a odiar la canción. Es una canción con una estructura muy popera, es totalmente distinta a lo que habíamos hecho hasta al momento. Al final hacemos lo que queremos, y quizás habíamos subestimado a nuestros seguidores. Parece que los fans del progresivo son más abiertos de mente a lo que esperamos, porque la reacción a esta canción está siendo fantástica. Para mí el término pop es algo positivo, de hecho mis grupos favoritos se desenvuelven en este género.

De hecho, creo que siempre te has pronunciado de forma bastante escéptica en cuanto al metal progresivo se refiere…

El problema es que la mayoría del metal progresivo se trata de demostrar lo bueno que eres con tu instrumento en lugar de hacer buenas canciones. Evidentemente hay grupos buenos en la escena, y quizás estoy influenciado porque conozco a muchas bandas del estilo, pero es un término con el que no siempre estoy a gusto.

Leprous (Foto: Paco García)

Vuestros discos acostumbran a configurarse como una respuesta al anterior lanzamiento. Parecía que teníais un sonido propio en ‘Malina’, pero de golpe lo mandáis todo al garete con ‘Pitfalls’. ¿Cómo es el proceso de imaginarse el sonido de un álbum de Leprous?

Creo que al final estamos tan cansados de tocar las mismas canciones que queremos hacer algo distinto cada vez. Tocamos muchísimos conciertos al año, así que no me extraña que, inconscientemente, acabemos componiendo cosas completamente nuevas. Nos gusta mantener la esencia de Leprous en nuestras canciones, pero al final la cosa acaba derivando en otros términos. Con los años he aprendido que da igual cuanto me esfuerce en crear un concepto para un disco, porque siempre acabaré haciendo lo contrario. En ‘Pitfalls’ hemos acabado enamorados de otros sonidos que antes no utilizamos.

‘Pitfalls’ se diferencia en dos partes bastante claras: una primera con canciones más escuetas y otra donde dais rienda suelta a vuestra imaginación progresiva. ¿Fue una decisión deliberada?

Bueno, de hecho creo que “By My Throne”, que está en la primera parte, es seguramente la canción más complicada de tocar del disco. Al final creo que lo hemos camuflado todo hasta el punto que no se nota. No creo que hiciéramos eso por una razón concreta. Las canciones épicas acostumbran a quedar mejor al final de un disco, así que supongo que es algo que hemos ido aprendiendo a lo largo de los años.

En ‘Pitfalls’ hay sonidos con los que nunca antes habíais experimentado. Por ejemplo, encontramos más electrónica que nunca. ¿Tiene que ver en eso tus nuevas influencias y tu evolución como músico?

No me considero un melómano que busque nuevas influencias día tras día, de hecho me cuesta encontrar bandas que me interesen. Quizás es simplemente algo del subconsciente, grupos o sonidos que me han gustado en el pasado y que, ahora, por una razón u otra, salen a relucir cuando escribo nuevas canciones.

No parece que os importe demasiado lo que piense la gente de vuestro sonido, pero ¿en algún momento has temido porque la gente se pierda entre todos vuestros álbumes? Es decir, es evidente que hay un hilo conductor entre discos, pero poca gente relacionaría los primeros Leprous con lo que estáis haciendo actualmente…

Por supuesto, pero si paráramos ahora no tendría sentido. Nuestros seguidores estarían muy decepcionados si paráramos de experimentar y de hacer discos que ofrecieran algo más al oyente. Creo que se genera un hype cuando tus seguidores no saben cómo va a sonar un disco. No es que nos importe una mierda lo que piense la gente: leo un comentario negativo en la red y me hundo. Las críticas, por una razón u otra, afectan mucho más, pero uno tiene que aprender a aislarse de todo eso cuando compone un disco o intenta ofrecer algo a una audiencia.

“Se genera un hype cuando tus seguidores no saben cómo va a sonar un disco”

En este disco sonáis menos cabreados. Mucho más tranquilos, en definitiva. Quizás la poca presencia de las guitarras tenga algo que ver en eso. ¿Qué opinas?

¡No creo que sea eso! Las guitarras siguen teniendo un papel muy importante en Leprous. Quizás soy yo quien tengo un problema con las guitarras a la hora de mezclar un disco. Me molesta cuando en el rock o en el metal las guitarras se comen el resto de instrumentos, así que me gusta dar más importancia al resto de elementos. ¡Las guitarras podrían arruinar las canciones! Tienen un rol importante… pero distinto. Lo básico es buscar dinámicas interesantes que hagan que los temas sean coherentes.

Leprous (Foto: Elena Marco)

De todos modos, creo que este disco destaca por tus voces. Sigues sorprendiendo con tonos que nunca antes habías utilizado. ¿Cómo trabajaste en tus matices vocales para este disco?

Eso tiene que ver con el tipo de mezcla que hemos utilizado para este disco. Hemos encarado la mezcla como la haría una banda más popera o alternativa, y es por eso que el bajo y la voz tienen mucha más importancia. No es algo que planeemos, sino que sale de forma natural cuando estamos en el estudio. Para mí, los mejores músicos son aquellos que saben cuándo destacar y cuando callarse. Hay que servir a un equipo, a la banda, no tiene sentido demostrar tus habilidades si no estás aportando algo a la canción. No me interesa demostrar mis habilidades, solo quiero que mis voces queden bien en el disco.

¿Qué hay del meme con tus “aAaAaA”? ¿Te gusta alimentarlo?

Al principio era divertido, y entiendo que se utilizara porque usaba mucho ese recurso en los anteriores discos. ¡Los primeras cien veces me reí, pero en el último mes lo he escuchado como quinientas veces y no entiendo como a la gente le sigue gustando el meme! No me ofende, pero tampoco lo considero especialmente gracioso. Ahora uso mis “aAaAaA” mientras canto alguna palabra… ¡ya no hago lo que hacía en ‘Coal’ o ‘The Congregation’! De todos modos, creo que es positivo que a la gente le importe tanto lo que hagas como para crear un meme sobre ti.

“Creo que es positivo que a la gente le importe tanto lo que hagas como para crear un meme sobre ti”

En este disco estás hablando sobre el proceso que llevaste a cabo para superar una depresión. ¿Cómo te sientes al haberte abierto tanto a tu audiencia? ¿Crees que la gente puede entender que a alguien como tú, que ha tenido éxito en lo suyo, pueda llegar a estar deprimido hasta ese punto?

Cuando escribía las canciones de ‘Pitfalls’ tenía claro que el concepto tenía que girar sobre la depresión. Ahora me encuentro bien, pero en ese momento estaba hecho polvo. Escribir música era un poco la luz al final del túnel, así que no tenía ninguna otra alternativa que hablar sobre eso en mis canciones. Cuando eres una artista acostumbras a dejar de lado tu privacidad para abrirte a tus seguidores, así que supongo que esto es solo una continuación de lo que he hecho hasta el momento. Respecto a lo del éxito, creo que no tiene nada que ver con la depresión. Es muy fácil juzgar a alguien desde el exterior, pero a veces las cosas no son tan bonitas como parecen. La vida puede ser verdaderamente jodida, puedes ser multimillonario y estar en la mierda. La depresión puede atacar a cualquiera, la sociedad debería estar más abierta a la hora de juzgar a las personas que la sufren.

Estaréis en Madrid y en Barcelona este mes de noviembre. Últimamente andáis cambiando los setlists entre concierto y concierto. ¿Cómo plantearéis vuestros conciertos en España?

Tenemos muchas ganas de volver allí, España es uno de los países donde mejor se nos ha recibido a lo largo de los años. La última vez tuvimos un problema, y es que escogimos canciones demasiado tranquilas que no acabaron de conectar con el tipo de audiencia que tenéis allí. Fue un poco frustrante… ¡pero hemos aprendido de los errores y ahora trataremos de montar un repertorio más potente!

Víctor Vallespir