De banda de speed-metal en los 80 a grupo semi-progresivo y orquestal a finales de los 90 y durante buena parte de la pasada década, Rage sufrieron una transformación muy intensa con la entrada de Smolski. Incontables discos y giras se sucedieron en estos últimos dieciséis años. Pero todo llega a su fin y parece ser que la situación entre Peavy Wagner, líder histórico de la banda, y el guitarrista era insostenible.

Después de treinta años de carrera, Rage se vuelven a encontrar en una posición comprometida, como la que se dio en 1998. En aquel momento, el miembro saliente de hoy era el salvador del momento. El ruso Victor Smolski se unió a la banda junto al baterista Mike Terrana y salvó a Rage con unas dotes compositivas que llevaron al grupo alemán a otro nivel. De banda de speed-metal en los 80 a grupo semi-progresivo y orquestal a finales de los 90 y durante buena parte de la pasada década, Rage sufrieron una transformación muy intensa con la entrada de Smolski. Incontables discos y giras se sucedieron en estos últimos dieciséis años. Pero todo llega a su fin y parece ser que la situación entre Peavy Wagner, líder histórico de la banda, y el guitarrista era insostenible.

La semana pasada, un comunicado enviado por Nuclear Blast decía lo siguiente:

“Hola fans de Rage:
“Después de pensarlo cuidadosamente,Peavy y Victor han decidido dejar de trabajar juntos en el futuro. Esto se debe a cambios musicales y personales.

“Nos hemos desarrollado de distintas maneras en los últimos años, tanto que ya no nos identificamos con la situación actual de la banda. En esta situación también dejamos de trabajar con el baterista Andre Hilgers. Los últimos quince años han tenido muchos grandes momentos y grandes discos pero esta era ya ha acabado. Extenderla sería ser falsos con nosotros mismos y con nuestros fans. Nos deseamos lo mejor. Gracias a los fans por su apoyo”.

Una nota a la que Victor Smolski añadió el siguiente párrafo antes de que saliera de las oficinas de Nuclear Blast, sin consultarlo a Peavy.

“Amigos, tras 15 años fantásticos, 10 discos e incontables shows en directo con Rage, he decidido centrarme en otros retos musicales. Quiero darle las gracias a los fans de Rage que me han dado apoyotodos estos años. En el futuro me concentraré en el próximo CD de la Lingua Mortis Orchestra. El proyecto orquestal que fundé y formé en 2013 continuará con la misma formación pero sin Peavy. Nuevos músicos le darán nueva vida creativa a la banda y además un nuevo nombre será revelado en breve. Componer y producir los últimos discos fue muy divertido para mi y quiero agradecer a todo el mundo el apoyo. Con toda la experiencia de los shows con LMO estoy seguro de que el próximo disco será incluso más excitante. Esperad lo inesperado”.

A Peavy Wagner no le gusta esto.

“Nuclear Blast no me ha hecho ningún favor con la nota de prensa que enviaron” indica en una conversación telefónica el pasado viernes, al hilo de los cambios en Rage. Nos explica lo que sucedió en sus propias palabras.

“Quedé con Victor el pasado lunes y tomamos la decisión de hacer un comunicado conjunto aclarando la situación” especifica. “Escribimos juntos la primera parte del comunicado pero luego Victor no hizo lo que habíamos acordado y escribió un segundo párrafo con sus propias palabras y añadió un titular que decía que Rage se han separado. ¿Quien piensa que voy a dejar Rage después de treinta años?” se pregunta el bajista.

“El titular debería haber dicho que esta formación se separaba y ya está. Nuclear Blast cogió el comunicado de Victor y no me preguntó nada más. Me quejé después de leerlo y se cambió el titular y el texto. Como he dicho, esta formación se separa pero Rage seguirán adelante en el futuro. Ya hay una nueva formación lista que voy a mantener en secreto hasta mediados de año. Rage se van a tomar un descanso de cara al público pero vamos a seguir trabajando en la sombra. Hay muchos planes por delante. Los fans de Rage pueden estar seguros de que el futuro será interesante. Estoy trabajando con músicos muy buenos”.

RAGE – “Me gusta hacer música a la vez que llevo adelante mis estudios paleontológicos”.

¿Piensa Peavy que Victor quería sembrar la confusión para perjudicar el futuro inmediato de Rage?

“No quiero hablar mal” dice. “Nos pusimos de acuerdo en no hablar el uno del otro, pero debo decir que la nota de prensa que sacó diciendo “voy a seguir adelante con Lingua Mortis Orchestra, la banda que yo inventé” es algo que no me acaba de gustar. Pienso que lo hizo adrede para joderme. Me imagino que está muy enfadado conmigo porque esencialmente le he despedido. Ya no teníamos relación personal, no eramos amigos y no jugábamos en el mismo equipo. Nos hemos desarrollado en distintas direcciones y no tenía sentido seguir en la misma formación. Yo era el único dispuesto a hacer algo al respecto, porque el dinero parecía muy importante para él. Al final dije ‘a la mierda el dinero’. Rage es una banda que funciona, que gira, que toca en festivales y no se cobra mal. Pero yo no era feliz en mi vida ni con la situación en Rage. Ante eso el dinero deja de ser importante. No creo que el hubiese sido capaz de tomar la decisión. El dinero es más importante para él”.

“Para mi todo comenzó a ser como ir a la oficina, aunque con un dolor de estómago” explica Peavy. “Cuando no te cae bien alguien y tienes que estar con él todo el día en un espacio pequeño es casi una tortura. El año pasado me di cuenta de que cumplo 50 años y no se cuanto tiempo voy a seguir en este negocio o cuanto tiempo voy a vivir. Es una buena edad para plantearte las cosas y me doy cuenta de que si no estoy feliz con mi vida, tengo que hacer algo al respecto.He de sentirme bien, he de disfrutar de mi tiempo”.

Quienes hemos estado cerca de Rage en los últimos años hemos visto el rol que ha tomado Smolski. Parecía el portavoz oficial de la banda, casi dejando a Peavy a un lado. Según Smolski nos dijo hace cinco años “cobro lo mismo y hago el trabajo que nadie hace, en el estudio y componiendo”. Para los demás, Peavy estaba siendo anulado en su propia banda.

“Todo lo que has dicho me ha puesto una sonrisa en la cara, porque me di cuenta de eso hace tiempo” dice el músico. “El asunto es que Victor no juega en equipo, no se compromete. Si hace algo ha de ser a su manera. Mira, por ejemplo, la web de Rage. Toda la historia de Rage esta reducida a cinco fotos. Es como si quisiera ocultar el pasado de la banda. Pero vaya, no quiero entrar mucho en detalles porque odio cuando los músicos comienzan a airear su ropa sucia en los medios. Creo que los fans no quieren leer eso. Dejémoslo en que todo era necesario para que Rage siguiesen adelante en el futuro. Todo lo que puedo decir de momento es que el próximo disco será una pasada. Las canciones en las que estamos trabajando con otros músicos son tremendas. Canciones agresivas, rápidas y melódicas.”

Semanas antes de la separación de la formación actual pasó algo bastante interesante. Peavy decidió unirse al guitarrista Manni Schmidt y al baterista Christos Efthimiadis para una gira bajo el nombre Refuge que pasará por el Leyendas del Rock de Villena el próximo mes de agosto. Una banda que recordará lo que Rage hacían hace veinte años.

“‘The Missing Link’ y ‘Trapped’ son cosas que tocaremos con Refuge, porque vamos a dedicarnos a la parte más old-school de la historia de la banda” puntualiza Peavy. “Lo que vamos a hacer con Rage es algo así como una versión actualizada de ‘Black in Mind’. Metal directo sin elementos progresivos a lo Dream Theater como los que aportaba Victor. Estoy intentando que Rage vuelvan a ser lo que los fans esperan”.

¿Pero Rage tienen algo por delante? Hay planes para una nueva formación acaso?

“No queremos anunciar el nuevo line-up hasta mediados de año, porque ahora queremos dedicar las fuerzas a Refuge y de ese modo conseguir que la gente diferencie las dos bandas. Rage necesitaban un descanso y estaban tocando demasiado en directo.” explica. “Necesitan irse una temporada para que los fans los quieran ver de nuevo. La gente se aburre de verte cada año de gira y tocando en los festivales. Vamos a dejar a Rage tranquilitos hasta diciembre tranquilamente, cuando tocaremos un par de shows. Luego prepararemos un disco para mediados de 2016. De momento Refuge va a ser todo lo que haya y Rage van a estar en la despensa una temporada.”

A los fans de Rage no se les escapa que Peavy ha hablado muy mal de Efthimiadis durante los últimos quince años. Un odio que ahora parece haberse esfumado. ¿Porqué?

“Todo esto es una cuestión de casualidades. Con Manni Schmidt he tenido buena relación desde hace años. Pero con Chris Efthimiadis no tenía buena relación. Me di cuenta de que seguía enfadado y tenía odio en mi corazón durante los últimos quince años. Al cumplir 50 años pensé en qué quiero para mi futuro, si merece la pena seguir enfadado. No quiero cargar ese odio conmigo. Me quita energía y no es productivo. Decidí llamar a Chris. Chris había querido contactar conmigo desde hace tiempo pero siempre había bloqueado la oportunidad. Finalmente yo le llamé y se alegró mucho. Quedamos quince minutos después, tomamos algunas cervezas, hablamos de todo y es como si no hubiese pasado nada. El odio se fue y nos volvimos hermanos de nuevo. Chris es mi amigo desde que ibamos a educación primaria a los seis años. Era importante para los dos seguir teniendo contacto y estar presente en la vida del otro. Después de eso, quedamos con Manni y todo fue rodado. Algunos amigos de nuestra ciudad nos dijeron si queríamos tocar un par de canciones para un amigo en un festival que se hace en nuestra ciudad. Lo hicimos por diversión, sin cobrar, y nos lo pasamos muy bien. Todo el mundo pedía más y decidimos formar una banda de nuevo, aunque sin llamarnos Rage, porque ya hay unos Rage. Esto es una nueva banda y no queremos solo vivir en el pasad, así que haremos nuevos temas. Llegó tanto interés desde todo el mundo que la banda ha tomado una forma que no esperábamos” elabora.

¿Qué planes hay respecto a un nuevo disco de estudio con Refuge?

“Estamos grabando algunas demos aunque no hemos ido al estudio aún. Grabamos en el comedor de Manni, con su ordenador. La química está ahí después de más de veinte años seguimos exactamente igual”.

Tampoco reniega de la Lingua Mortis, por mucho que diga su ex-compañero Smolski.

“Voy a seguir adelante con Lingua Mortis, por mucho que Victor haya anunciado que el seguirá con la banda. El nombre me pertenece. El puede hacer el poryecto orquestal que quiera, pero con un nuevo nombre. En el futuro haré nuevos proyectos orquestales con Rage, aunque no a corto plazo. Posiblemente alrededor de 2017.”

“Nuclear Blast me llamó y mostró interés en la situación. Les expliqué todo lo que pasaba y hace un par de semanas nos vimos con ellos para ver que hacíamos respecto a Rage. Estamos abiertos a todo y también incluso a editar discos por mi cuenta en solitario. Tenemos a un nuevo manager ahora para Rage y Refuge y estamos decidiendo las posibilidades.Habrá discos, eso está seguro. En qué sello es lo que no sabemos.”

¿Qué podemos esperar de momento en el show de Refuge en el Leyendas del Rock pues?

“Tocaremos una mezcla de los primeros cinco discos de Rage, porque eso es todo lo que tenemos de momento. Tenemos a gente interesada en la banda y no queremos defraudarlos. Echamos de menos muchas de esas canciones y queremos tocarlas de nuevo antes de hacer nuevos temas. Tengo ganas de actuar en el Leyendas del Rock, la verdad. Espero que nos veamos allí” concluye Peavy.

Sergi Ramos