¿Quién nunca ha oído a hablar a alguien despectivamente sobre los tributos?, que si no tienen mérito, que van por la vía fácil, lo tienen todo hecho… ¿Y si esa persona eres tú? Todas las opiniones valen y pueden ser aceptadas, pero qué tal si abrimos un poco más las miras y nos dejamos llevar por un punto de vista más holístico?

Nada es fácil, un artista esto lo sabe muy bien, nadie regala nada… Por ello en este vídeo se habla desde la experiencia, porque para saber hay que vivir. ¿A quién lo le gustaría poder ver a Queen en sus mejores momentos, a The Beatles, o a Pink Floyd de vuelta reunidos? Gracias a los tributos es posible, y parece que mucha gente no valora sus trabajos, horas de dedicación, dinero en luces, vestuarios, instrumentos, materiales, sonidos… Muchas posibilidades de escoger agrupaciones que podrán devolverte esos momentos especiales a través de temas míticos, pero la decisión final solo la puedes tomar tú mismo.

En el caso de Pink Floyd se presenta al grupo tributo Echoes of Pink Floyd, una banda nacida en Barcelona en el año 2016, que presenta una nueva gira repleta de grandes temas míticos, e intenta cuidar hasta el último detalle, con una formación completa, incluidas finalmente tres coristas y saxo. El próximo evento se dará a cabo en “l’Auditori diputació” de Tarragona el 30 de noviembre. Por otro lado se hace mención de otra gran banda tributo como es God Save The Queen, que en nuestra humilde opinión es la mejor opción, representando sobre todo la magnífica y característica voz del inmortal vocalista Freddie Mercury.

Hemos de tener presente que las bandas tienen una fecha marcada, ya sea por enfrentamientos o por ley de vida, y qué mejor oportunidad para no olvidar ni dejar morir todas esas maravillosas obras que poder disfrutar de un concierto donde revivir momentos, pensamientos, años, emociones… Todos aquellos melómanos fieles y sinceros se acaban convirtiendo en el mejor público.

Annie Red