Internet va lleno de rankings sobre los mejores vídeos musicales de la historia, pero, ¿qué ocurre con el extremo opuesto? A día de hoy, los videoclips son una de las herramientas de promoción más directas y efectivas que existen. No cabe duda de que es el formato audiovisual por excelencia, el más consumido por la juventud, a nivel mundial. Siguiendo en la línea del reportaje que escribimos hace un tiempo, sobre las peores portadas de la historia, vamos ahora a centrarnos en un tema igual de interesante: los videoclips más cutres que existen.

Siguiendo en la línea del reportaje que escribimos hace un tiempo, sobre las peores portadas de la historia, vamos ahora a centrarnos en un tema igual de interesante: los videoclips. Internet va lleno de rankings sobre los mejores vídeos musicales de la historia, pero, ¿qué ocurre con el extremo opuesto? A día de hoy, los videoclips son una de las herramientas de promoción más directas y efectivas que existen. No cabe duda de que es el formato audiovisual por excelencia, el más consumido por la juventud, a nivel mundial. YouTube es una de las plataformas audiovisuales más visitadas, y no son pocos los grupos que cuelgan todo tipo de vídeos en su servidor. Es el mejor escaparate publicitario, ¡y gratis! Sin ir más lejos, METALLICA, rodó un clip para cada uno de los temas que conforman “Hardwired… To Self Destruct” (2016), y los colgó en YouTube, uno tras otro, veinticuatro horas antes de estrenar el disco.

Los videoclips, en su mayoría, están compuestos por multitud de efectos visuales, cuyo objetivo es llamar la atención del público potencial. En el año 1975, fueron QUEEN, con su sencillo “Bohemian Rhapsody”, los que revolucionarían la forma de entender el clip musical. Para muchos, de hecho, es el primer videoclip entendido como tal, por contener llamativos efectos especiales. Gracias a “Bohemian Rhapsody”, comienza una nueva era audiovisual. Todos los realizadores se propusieron obtener el máximo partido a los adelantos tecnológicos de la época. Unos efectos que, vistos hoy, sacan de nosotros la mejor sonrisa. ¡No me diréis que no! Si no, mirad el pedazo de clip que se sacó Yngwie Malmsteen de la chistera. ¡Psicodelia a tope en el vídeo de “Making Love”! ¡Cuánto daño hizo el croma en los ochenta y noventa!

Tanto éxito cosechó el fenómeno videoclip que, en 1981, nace el primer canal de videos musicales veinticuatro horas, conocido por todos como MTV. Muchos de nuestros grupos se han paseado por la MTV, sobre todo gracias a que el heavy metal se pusiera de moda en los ochenta. En ese mismo año, JUDAS PRIEST publican “Point Of Entry” (1981), el séptimo álbum de estudio de la banda británica. “Hot Rockin’” fue uno de los tres temas de este álbum elegidos para rodar videoclip, y no se les ocurre otra a los realizadores que meter al grupo en el gimnasio; sin camiseta y con los pantalones pitillo. Y del gim a la sauna. Suerte que la grotesca escena dura poco, únicamente durante los primeros compases del tema. Después, veremos a KK y Tipton dando guitarrazos de purpurina, a Halford con los pies en llamas, guitarras prendidas en gasolina, amplis que explotan… y como colofón, el propio Rob enciende el micro como quien prende un cigarrillo. ¡Un extintor por favor!

Aquí en España, si hablamos de los años ochenta, se nos hace inevitable mencionar a un pionero del videoclip, como es Alfonso Arteseros. A él le debemos las pocas imágenes existentes del directo “Barón Al Rojo Vivo” (1984), grabado en el pabellón del Real Madrid, clips de ASFALTO en una reserva de caza, y muchas otras filmaciones de aquella época, como el vídeo de “Va A Estallar El Obús”. Gracias a Arteseros, podemos ver a OBÚS hartándose de churros en un bar, en el curioso clip que podéis ver bajo estas líneas. Y si con churros no basta, Paco Laguna le pega un trago al café con leche y pone en marcha la “hormigonera”… ¡Qué no se diga! Si es que cuando las bandas son jóvenes hacen con ellas lo que quieren. Y una vez han recargado baterías, a dar una vuelta por Madrid y periferia. La verdad es que el vídeo no tiene desperdicio.

Arteseros, también produjo el “Resistiré”, de BARÓN ROJO, un clip montado exclusivamente para el DVD “El Rock De Nuestra Transición” (2003), a base de imágenes en directo e imágenes de políticos y manifestaciones. Algo que en la actualidad sería impensable. El clip no está guionizado de ninguna manera, a partir del minuto dos y diecisiete segundos solo ves políticos por todos lados… pero tiene una magia especial. El videoclip, a pesar de cutre, no deja de ser fiel testigo de una etapa como fue la transición española: ¡“Carnaza” ideal para que podamos alimentar reportajes como este en Themetalcircus.com! Y lo mejor de todo, o lo más triste, es que la letra de “Resistiré” sigue estando hoy más vigente que nunca.

Siguiendo con el producto nacional, se nos hace inevitable hablar de SINIESTRO TOTAL. En el vídeo de “Menea El Bullarenge”, el director reúne al grupo en un bar, como si estuvieran de fiesta con sus colegas, desde el punto de vista de un camarero abrumado por una clientela ávida de alcohol y cachondeo. Ahora bien, lo realmente impagable del clip, es la pareja de abuelos que aparece a la derecha, aporreando la barra con el vaso de cubata y dando saltitos. El tema forma parte del álbum “Menos Mal Que Nos Queda Portugal” (1984), una pieza de referencia dentro de la discografía de los gallegos.

Un año antes, BARRICADA sacó a la luz “Noche De Rock & Roll” (1983), el primer álbum de su discografía, que se abre con la canción titulada “En La Silla Eléctrica”. Un auténtico clásico. En el clip del tema vemos al “Drogas” reconvertido en una especie de Lon Chaney, en “El Fantasma De La Ópera”, aunque también podría ser Iggor de “El Jovencito Frankestein”… Al igual que en “Resistiré”, aquí se usan imágenes de manifestaciones y linchamientos. En esa misma época, 1983, aparece el vídeo “Thriller“, de Michael Jackson, que marca un antes y un después en la industria del videoclip… BARRICADA, a pesar de no lograr idénticos resultados, también quisieron poner su granito de arena en la historia del audiovisual.

Y si hablamos de vídeos malos, o poco agraciados, como más os guste llamarlos, no podemos dejar de lado el black metal. Los grupos de este estilo han sido parodiados una y otra vez, incluso protagonizando anuncios de pastillas para la garganta. IMMORTAL, y su “Call Of The Wintermoon”, debían estar en este reportaje. Sí o sí. Incluida en su debut, llamado “Diabolical Fullmoon Mysticism” (1992), esta canción es de sobras conocida por su peculiar videoclip. A lo largo del tema, los miembros de la banda corren por el bosque hasta encontrar una antigua ruina. Abbath, Demonaz y Kolgrim, tampoco se cortan a la hora de hacer posturas de todo tipo, blandir diferentes armas y escupir fuego por la boca. ¡Esto sí que es “postureo” y no lo de Instagram!

Otros abanderados del videoclip cutre son IRON MAIDEN, y mira que deben tener presupuesto estos tíos para lograr grandes resultados… A pesar de ello, no todos los vídeos de los británicos son malos. Recuerdo, por ejemplo, el que filmaron para “The Wickerman”. Tampoco podemos olvidar el “Can I Play Whit Madness?”, rodado en Tintern Abbey, con Graham Chapman como actor principal, en una de sus últimas apariciones en televisión antes de su muerte. Sin embargo, al margen de diversas excepciones, a lo largo de su historia, IRON MAIDEN nos han acostumbrado a peculiaridades de la talla de “Holy Smoke”, “The Angel And The Gambler” o “Virus”, un sencillo publicado en 1996 que podéis disfrutar debajo. Mucho tiempo estuve dándole vueltas al vídeo, hasta que descubrí que la banda estaba dentro de una piscina vacía. ¿Qué cutre no? No contentos con eso, IRON MAIDEN, o mejor dicho, el director del clip; Steve Lazarus (con la inestimable ayuda de Steve Harris), se empeña en marear al espectador con zooms e imágenes en negativo que cantan como una almeja. No corrían buenos tiempos para IRON MAIDEN en esa época, y “Virus” no deja de ser muestra de ello.

Muchos y muchas sabréis que el amigo Steve Harris dirige algunos de esos vídeos tan poco agraciados de una de las bandas más grandes del heavy metal. Bien, pues parece que algunos grupos lo toman como referente. Me imagino a la banda de turno diciendo: “Pillamos la cámara que mi padre se compró para el crucero por los Fiordos Noruegos… y como a fulanito le mola editar vídeo, que luego nos haga el montaje. Avisamos a mi hermana y a tu novia, y ya tenemos actrices para el videoclip”. Por desgracia, los resultados no siempre son los esperados… Luego salen vídeos como este “El Ángel Negro”, de ADGAR. Ya me veo al propietario de la batería, sacando arena del bombo y de los anclajes, y maldiciendo al erudito que tuvo la brillante idea de rodar las panorámicas del grupo en la playa…

Y para el final dejamos el que, bajo mi punto de vista, es el vídeo cutre por excelencia. Sigue la línea del anterior: imágenes caseras, pero en esta ocasión sin un triste guion previo detrás de la historia. Chris Holmes, el que fuera guitarra de W.A.S.P., nos ha regalado varios de ellos, incluido este “Let It Roar”, extraído del álbum “Shitting Bricks” (2015). No os voy a hacer ningún spoiler… ¡Disfrutadlo vosotros y vosotras mismas y hasta el próximo reportaje!

Iván Allué