El Resurrection Fest tiene heavy metal, tiene hard rock, tiene punk, tiene hardcore, tiene metalcore y, por tener, tiene hasta un clima agradable en pleno mes de julio. El festival camina en esa fina linea de satisfacer a los fans de todos los géneros del metal sin dejarse a ninguno, lo cual no es fácil -especialmente en la sectaria escena rockera de nuestro país. Así pues, siendo tan transversales como es costumbre, os presentamos nuestra selección de caramelos.

Esta mañana, el Resurrection Fest Estrella Galicia ha dado los primeros millones de nombres de las muchas bandas que formarán parte de su cartel en la edición 2018. Como somos gente aplicada, quizá incluso de fiar, hemos preparado este listado de nueve caramelos que todos deberíamos ver en el Resu del año que viene. Nueve bandas que, sin ser los grandes cabezones de cartel de los que todo el mundo habla en el minuto uno, son las que le dan un toque único a un festival que lucha por abrirse sin perder su esencia.
El Resurrection Fest tiene heavy metal, tiene hard rock, tiene punk, tiene hardcore, tiene metalcore y, por tener, tiene hasta un clima agradable en pleno mes de julio. El festival camina en esa fina linea de satisfacer a los fans de todos los géneros del metal sin dejarse a ninguno, lo cual no es fácil -especialmente en la sectaria escena rockera de nuestro país. Así pues, siendo tan transversales como es costumbre, os presentamos nuestra selección de caramelos.

Rise of the Northstar


Existe el manga-metal? Pues no lo sabemos, porque lo que hace esta gente es tan inclasificable que no nos atrevemos ni a bautizarlo de esa manera. Los franceses se convirtieron en una de las sensaciones del metal más crossover cuando en 2014 editaron el disco “Welcame” a través de Nuclear Blast. Mezclando la cultura japonesa con todo tipo de delirios metaleros, el grupo ha conseguido notoriedad y una legión de fans. Entre ellos Joe Duplantier de Gojira, quien está grabando con ellos su nuevo disco en Estados Unidos.

Saint Vitus


Por el amor de Satán, ver a Saint Vitus en el Resu es un regalo para los fans del doom más clásico. Si bien Pentagram se cayeron el año pasado, lo de Saint Vitus arregla el desaguisado de sobra. No vienen desde que en 2014 hicieran una pequeña gira española y su presencia en el Desert Stage será todo un pedazo de historia viva del metal más oscuro ante nuestros ojos. Con su formación clásica (salvo el fallecido batería Armando Acosta) capitaneada por el cantante Wino Weinrich, el guitarra Dave Chandler y el bajista Mark Adams, los angelinos nos ofrecerán un buen repaso a discos clásicos como “Born Too Late”.

Igorrr


La reciente gira de Igorrr por España nos ha mostrado a una banda que se sale de cualquier tipo de clasificación existente. Mezclar el black metal, la electrónica, el breakcore y el trip-hop con música barroca no tiene perdón de Dios pero es algo tan desquiciado que no puedes dejar de verlo en directo. El proyecto más cafre de Gautier Serre visitará el Resurrection Fest para no dejar a nadie indiferente.

Suffocation


Los fans del metal extremo más salvaje estarán encantados de saber que los americanos Suffocation vienen a Viveiro. Con su innegable influencia en el campo del death más técnico y brutal, la banda de Terrance Hobbs y Frank Mullen son héroes del underground y mucho de lo que hoy se escucha en cualquier banda de metal extremo se le debe a estos tipos. Desde que editasen el EP “Human Waste” en 1991 y hasta su más reciente “…of the Dark Light”, Suffocation han sido pioneros en el metal más brutal y verles en el Resu será toda una gozada.

Somas Cure

Dentro de la corriente española de bandas de metal actual, Somas Cure siempre han sido uno de nuestros favoritos. Este verano pasado se lo llevaron de calle en el Download madrileño y ahora el Resu se prepara para una descarga antológica. El grupo editó “Èter” a principios de año y consiguieron posicionarse como uno de los grupos llamados a liderar la escena del metal en nuestro país. No os los perdáis en directo.

Imperial Jade


Para quienes disfruten del rock and roll setentero de raíces, Imperial Jade es la banda que más está subiendo en nuestro país dentro de ese género. Hermanados con el ascenso de grupos como Blues Pills, Graveyard y demás, Imperial Jade recuperan la esencia de nuestra música con un innegable regusto a Zeppelin, Cream y Purple. Una experiencia con la que moverte 45 años atrás en el tiempo y recordar como era todo esto antes de los dobles bombos, las letras épicas, los gruñidos, los solos de tapping y demás. Cuando todo era campo (?).

Overkill


Porque sí. Porque Bobby “Blitz” Elsworth tiene 852 años y sigue pateandose el escenario como un animal, sin camiseta y haciendole la peineta a todo cristo cuando canta “Fuck You!”. Overkill son actitud, son la esencia del thrash metal más punkarra y neoyorkino. Nada de glamour, ni de Big 4 ni de hostias. Caña, caña y caña. Hasta que no puedas más.

Leprous

Leprous (Foto: Elena Marco)

Para los que les gusta escuchar música complicada, Leprous son los nuevos héroes. Acaban de deslizarse por los escenarios españoles en una gira que les ha ganado titulares como este. Son tan progresivos que el Resu ya ha encargado construir una dimensión paralela para que actúen. Boca abajo. Dentro de un triángulo invertido.
Su ascenso y capacidad musical está siendo tan insultante que un festival vanguardista como el Resu no podía no tenerlos. Con el reciente “Malina” bien fresquito, la banda noruega de Tor Oddmund Suhrke y Einar Solberg sorprenderá a todo el que tenga la mente bien abierta.

Santo Rostro


El stoner / sludge más crujiente y delicioso estará más que bien representado en el Desert Stage y Santo Rostro es una de las bandas que no deberías dejar de verte. Su EP “The Healer” (disponible aquí) es una rebanada de energía que trasciende los límites del género y se aventura en terrenos progresivos y core. Los riffs monolíticos mandan, pero la tunda que te dan canciones como “One Small Victory” o la atmosférica “The Healer” son suficientes para joderte tu día más feliz.

Sergi Ramos