Cierto día, Telecinco se pone en contacto con MOTORZOMBIS, ofreciéndoles la oportunidad de participar en el programa "Got Talent". La banda aceptó, entendiendo aquella oportunidad como una buena campaña de promoción para el disco que están preparando actualmente y, al mismo tiempo, llevar el “Monster Rock N’ Roll” a las parrillas de la televisión más mainstream. Pero no es oro todo lo que reluce...

El pasado 21 de marzo, se celebraba la final de “Got Talent”, el supuesto programa cazatalentos de Telecinco. Quien más y quien menos, ya estará al caso de la polémica que suscitó la elección de “El Tekila” como ganador absoluto del concurso; ese peculiar rockero extremeño que probó suerte con su ridículo número de baile y “encandiló” a la audiencia y parte del jurado. Si alguna vez le habéis prestado atención al programa, aunque sea de pasada, haciendo zapping, os habréis dado cuenta de que no es precisamente el talento lo que se valora en el programa. Más que descubrir nuevos “talentos”, lo que se busca es el escarnio público, el linchamiento gratuito… de un pobre cabeza de turco que se presta voluntario a la tortura, con tal de cosechar sus codiciados cinco minutos de gloria.

La tele vende entretenimiento, un entretenimiento que muchas veces es mentira, vende cultura, vende deporte… el abanico es muy amplio, y, aunque muchos se empeñen en negarlo, sigue habiendo televisión de calidad, en cualquiera de esas parcelas. Solo hay que saber discernir el grano de la paja. Como decía un profesor que tenía en EGB, refiriéndose a mi generación, soy un “hijo de la tele”, y como tal, no puedo evitar pasar algunas horas de mi tiempo frente a “la caja tonta”. Cada viernes, servidor disfruta con “Tu Cara Me Suena”, y con su nueva versión “Tu Cara No Me Suena Todavía”, de Antena 3, viendo a famosos o anónimos poniéndose en la piel de artistas de lo más variopinto. Sí amigos, el formato me resulta atractivo. Me lo paso de lujo, y me encanta escuchar a la gente imitando a otros cantantes. Sobra pantomima ridícula entre actuación y actuación, pero es lo que decía antes: esto es entretenimiento, y además en horario prime time, con lo cual, cuantos más “peces” muerdan el anzuelo, mejor. Si hacer el payaso proporciona audiencia, pues dales doble cucharada. En este caso concreto, la muestra inequívoca de que el entretenimiento que nos vende “Tu Cara Me Suena” es mentira la encontramos en la elección de los artistas que van a representar los concursantes en el próximo programa. ¿Es fruto de la casualidad que a Yolanda Ramos siempre le toque hacer el payaso, imitando a David el nomo, a Dora la exploradora, o a Pipi calzas largas? No. Ese pulsador es más falso que Salem, el gato de Sabrina. Todo está premeditado en beneficio del entretenimiento.

Y toda esa palabrería para veniros a hablar, nuevamente, de “Got Talent”, más concretamente de la aventura de los catalanes MOTORZOMBIS en el programa. Su cantante, Dani Moreno, hizo pública la experiencia, a través de Facebook, y me quedé atónito. “Tenemos que hacer algo con esta historia”, pensé para mí, e inmediatamente me puse en contacto con él para comentarle mi idea. Afortunadamente, le pareció bien, así que aquí me hallo, escribiendo estas líneas para vosotros. Todo comienza cuando el programa de “Telecirco”, como Dani llama a la cadena, se pone en contacto con MOTORZOMBIS, alabando la “calidad y originalidad” del grupo, ofreciéndoles la oportunidad de participar en el programa. MOTORZOMBIS eran conscientes de que ese programa es lo peor de lo peor: un montón de gente repleta de ilusión exponiendo sus talentos ante un jurado diseñado para humillar y destruir la moral. A pesar de todo, aceptaron, entendiendo aquella oportunidad como una buena campaña de promoción para el disco que están preparando actualmente y, al mismo tiempo, llevar el “Monster Rock N’ Roll” a las parrillas de la televisión más mainstream. La idea era convertirse en una especie de “Caballo de Troya”, haciendo crítica del entertainment actual y reivindicando tiempos mejores en los que la televisión no estaba tan prostituida y era más abierta a todos y a todo, interpretando el tema “Nacido En Los 80”, un manifiesto en el que la banda refleja todo ese descontento.

El testigo de MOTORZOMBIS, en este caso, es ideal para demostrar la nula credibilidad de “Got Talent”, y deja claro la política de algunas cadenas de televisión: ¡Todo vale en beneficio de la audiencia! No importa el talento, cuantas más carcajadas seas capaz de provocar al respetable, cuanto más hagas el ridículo, mucho mejor. No deja de ser esa “Parada De Los Mostruos”, que Tod Browning inmortalizaba en 1932, pero en pleno siglo XXI. Lo cual es muy triste. Siguiendo con la historia, una vez que MOTORZOMBIS aceptaron la propuesta, “Telecirco” mandó un equipo a Barcelona. Rodaron en l’Auditori y el Born, para conseguir unos planos en un entorno más “gótico”. Querían dar la imagen de que MOTORZOMBIS eran una fusión entre zombis de “Walking Dead” y Chiquito de la calzada… Querían “frikerío barato”, y a eso se negó rotundamente el grupo, así como a grabar un falso casting. Una nueva prueba de la estafa que representa “Got Talent”. Querían hacer de MOTORZOMBIS un producto fabricado para ser humillado en prime time, y parece ser que los catalanes ya empezaban a olerse algo.

Unos días después, les llamaron para rodar el show en Madrid. Tenían programados dos días de rodaje, ya que había muchos planos por grabar, y Telecinco no les pagaba la estancia ni el viaje. Decidieron autofinanciarse los gastos, y MOTORZOMBIS se marcharon a la capital. Al llegar al teatro, les trataron de maravilla y el equipo de producción fue muy amable en todo momento. El primer día rodaron planos del grupo abriendo la maleta del maquillaje, disfrazándose… Luego, una entrevista con preguntas absurdas, que MOTORZOMBIS respondió con seriedad, ya que es un proyecto sólido, que nace del amor por el género de terror, por la cultura monster, por el rock que han vivido desde pequeños, y con el que llevan más de diez años y en el que creen. El segundo día fue el más duro, por culpa de la larga espera. En los pasillos, conocieron, entre otros, a Antonio “El Tekila”, el ganador final…

Finalmente, llegó el momento de salir al escenario. Un teatro repleto de gente hasta los topes aplaudiendo. El jurado imponía bastante, pero Dani Moreno acertó a decir: “¡Venimos a traer el Monster Rock n’ Roll a la televisión!”, antes de empezar a tocar la versión de dos minutos de “Nacido En Los 80”. Tras el aplauso de rigor, J.J. Vázquez se negó a ofrecer veredicto alguno, ya que, según él, no entendía de “esta música”, y les dio un no. A Eva Hache le encantó el look de MOTORZOMBIS, y la música le había gustado, aunque se la imaginaba más dura. Les dio un sí. Edurne, dijo que a su hermano le encantaba “The Walking Dead” y el Rock n’ Roll, y que, seguramente, también le gustaría MOTORZOMBIS, así que también dio el sí. ¡Qué gran reflexión! Risto Mejide, intervino el último, y lejos de hacer ninguna valoración artística, según el propio Dani, basó su crítica en todo tipo de aspectos absurdos. “Dijo que tenía miedo de darnos un no porque vivíamos en su ciudad y tal vez le íbamos a pegar (cosa que pensamos seriamente… ¡Era una gran idea!). J.J. Vázquez sazonó su intervención diciendo ‘no creo que os mováis por los mismos barrios…’ comentario súper rancio y pijoteras al canto” (Dani Moreno).

Como no acababan de decidirse, el jurado preguntó al público si Risto debía dar un sí o un no. El circo continuaba. El público estaba dividido. Los regidores azuzaban para que la gente abucheara. “Había sectores con público joven donde se gritaba ‘¡sí!’, pero nos fijamos que el 80% del público parecía extraído de un geriátrico y aquellas abuelas con los ojos inyectados en sangre nos abucheaban sin piedad. Imaginad cientos de ancianas a las que les habían regalado un bocata gritando al son de un tipejo que cobra por ser un imbécil” (Dani Moreno). El frontman, empezó a hacer gestos amenazantes y desafiantes hacia el público. Aunque la intención era pasarlo bien, MOTORZOMBIS acabaron abducidos por aquel circo. Les habían absorbido la energía como auténticos vampiros. “Lo triste es que, por mucho que aceptáramos el rol, el juego, e intentáramos pasarlo bien, lo que había empezado como una muestra de nuestro arte, una de las pocas oportunidades que teníamos de mostrar nuestro proyecto a un número mayor de espectadores y tal vez conseguir un mayor número de seguidores para poder distribuir mejor nuestro trabajo y tocar en más festivales, se había convertido en un vía crucis patético, un freak show con toques de péplum donde pudimos vislumbrar el ocaso, la decadencia de un medio con tantas posibilidades como es la Televisión” (Dani Moreno).

Risto acabo dando el no, pero, antes de bajarse del escenario, Dani se quiso despedir diciendo: “Habéis tomado una decisión la mar de previsible… Hoy en día habéis eliminado completamente el Rock n’ Roll de las parrillas televisivas. Nosotros habíamos venido a reivindicar eso pensando que algo podíamos cambiar… Pero no hay vuelta atrás”. Muchos miembros del equipo del programa les felicitaron por el show, y allí se acabó la historia. Al final, los directores decidieron borrar completamente a MOTORZOMBIS del programa. Todo lo rodado fue directamente a la basura, todo el esfuerzo y dinero invertido para nada. “Estoy seguro de que al final nos borraron del todo porque el espectáculo que dio el jurado fue lamentable. Eso no caminaba por mucho que lo quieras arreglar en posproducción… De lo contrario, no encuentro explicación, porque todo lo rodado tenía una pinta increíble, cargado de fuerza y diferente a todo lo que se ve hoy en día en TV. Nosotros fuimos, lo dimos todo, hicimos una actuación cojonuda y a cambio recibimos ignorancia y desprecio sin sentido. Llamadme ‘conspiranoico’, pero creo que al sistema no le interesa el Rock n’ Roll, porque forja mentes críticas, libres… De todos modos, esta ha sido una experiencia muy enriquecedora para MOTORZOMBIS ya que ahora sabemos que hay que ir con cuidado con quién te llama para que actúes en su ‘fiesta’, porque si es ‘telecirco’ puede que acabes siendo el postre. Solo lamentamos que la gente que nos preguntó porque nos vio en alguna de las cortinillas se haya quedado con las ganas de vernos haciendo el ‘monguer’ en la caja tonta. ¡Lo sentimos! No ha sido nuestra decisión, otros lo han decidido. Y recordad, el rock no ha muerto… ¡Se ha podrido!” (Dani Moreno).

Creo que poco más hay que añadir. La tele vende entretenimiento, vale, pero a ese precio mejor no consumirlo. Luego, el día de la final, Mejide hace el numerito de marcharse por la puerta de atrás y dejar al jurado allí plantado, con la excusa de que ha ganado un personaje como “El Tekila”. Si observáis la entrevista que le hizo Santi Millán, en los exteriores de Telecinco, os daréis cuenta de que a Risto se le escapa la risa. Su enfado no era para nada creíble. Otra muestra más de que todo es puro teatro, y del malo. “Si en este país hubiera algo de criterio no hubiera vuelto a ganar Mariano Rajoy“, espetó Mejide en directo. Más tarde, a través de Twitter, declaró: “Tenemos el país que nos merecemos”. Estoy de acuerdo, a través de las votaciones de “Got Talent”, España ha vuelto a quedar retratada como país de paletos, de pandereta y de gente que no siente ningún tipo de admiración por la cultura, pero que Mejide no nos venda ninguna moto, porque él es el primero en fomentar el circo, repescando el papel de “Ogro”, que ya le hiciera famoso gracias a “Operación Triunfo”. Si no estás de acuerdo con el programa, coge la puerta, pero el primer día, renunciando al importante sueldo que de bien seguro deben pagar. No te hagas el ofendido después, en la final, queriendo aparentar que contigo no va la cosa, porque ya no cuela. El amor propio y los principios van por delante del dinero.

Iván Allué