En una reciente entrevista, el guitarrista de Black Sabbath habla de su vida tras el adiós de la banda.

Tony Iommi ha declarado en una reciente entrevista, que ha estado demasiado ocupado disfrutando de la vida y haciendo obras de caridad para seguir nuevos proyectos musicales desde que BLACK SABBATH se retiró hace un año.

Como ya sabéis, en febrero de 2017, BLACK SABBATH finalizó la gira “The End” en su ciudad natal, Birmingham, Inglaterra, cerrando una carrera de 49 años.

Durante una entrevista el pasado 3 de febrero con The Midland Rocks, Iommi contaba qué es lo que ha estado haciendo durante este año.

“Pensé después de esta gira que ‘Bueno, ahora tendré tiempo para relajarme y hacer algunas cosas que siempre había querido hacer’, pero aún no ha ocurrido. No sé lo que es, el tiempo pasa volando, y creo que se debe a todos los años de no ver a mis amigos. […] Y nos mudamos a casa, y conocimos a un nuevo grupo de amigos, y entonces tenemos los viejos amigos y los nuevos amigos y parece que estamos haciendo más cosas que nunca”.

Cuando se le preguntó si estaba pensando en algún tipo de actividad relacionada con la música, Iommi desvelaba que “En cuanto a la música, me gustaría empezar a componer de nuevo, pero en este momento estoy haciendo muchas cosas para organizaciones benéficas; Heartlands Hospital, que es parte de Heart Of England Foundation Trust, y también Wythall Animal Sanctuary, y ambos son muy queridos para mí. Solo trato de ayudar en lo que puedo, y con el Hospital Trust, en este momento, estamos intentando recaudar algo de dinero para comprar algunas camas para los pacientes de quimioterapia. Es algo en lo que me gusta mucho involucrarme. Las enfermeras y los médicos trabajan muy duro y no reciben mucha atención. Y cuando estás allí, todos están muy comprometidos”.