Pocas artistas dentro de ese gran mundo que llamaremos “metal” son tan polifacéticas y tocan tantos géneros como Anneke Van Giersbergen.

En su momento cantante de los holandeses The Gathering, Anneke tomó la decisión kamikaze de abandonar la banda que le había dado todo para probar suerte en solitario. Le jugada le salió bien y sus colaboraciones con artistas de la talla de Arjen Lucassen (The Gentle Storm) o Devin Townsend son hoy reverenciadas por la comunidad metalera. Para dar espacio a su lado más heavy, se ha adentrado en Vuur, un nuevo grupo con el que edita un primer disco titulado “In This Moment We Are Free – Cities” y explora esquinas de su voz que no conocíamos todavía. Anneke y su banda serán los acompañantes de Epica en la gira que llegará a España en este mes de noviembre, con fechas en Madrid (La Riviera, 20 de Noviembre) y Barcelona (Razzmatazz, 24 de noviembre) y cuyas entradas están disponibles en éste enlace. Sergi Ramos habla con la vocalista.

¿Significa Vuur que tu carrera como Anneke Van Giersbergen en solitario está finiquitada?

“Creo que es una pregunta bastante lógica. Me gustan muchos géneros distintos de música y me gusta trabajar en distintos proyectos. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer un disco heavy y esta está siendo mi oportunidad. Todo lo que haga bajo este nombre va ser heavy. Todos mis otros intereses musicales saldrán publicados bajo mi propio nombre. Ahora mismo mi atención está centrada en este disco y en este proyecto. También tengo algunos proyectos acústicos o más light pero toda mi atención está en Vuur actualmente”.

¿Sueles separar tus ideas en diferentes cajones según el proyecto al que están orientadas?

“Siempre tengo muchas ideas en la cabeza para distintos proyectos. A veces son proyectos en directo, a veces son proyectos con músicos distintos… generalmente, cuando tengo una idea la suelo entretener en mi cabeza durante mucho tiempo. La idea de hacer este disco llevaba en mi cabeza desde hace una larga temporada pero no encontraba el momento para hacerlo. Cuando estaba liada con The Gentle Storm comencé inclinarme hacia sonidos mas duros y eso me dio la inspiración necesaria para poner en marcha esta banda, incluso con los mismos músicos de directo que en Gentle Storm, prácticamente. Si tenía que hacer un disco heavy, tenía que ser con esa banda. Todos decidieron acompañarme en esta nueva aventura sin pensárselo dos veces. Cuando tuve las ideas musicales pensé que no quería perder de vista a los músicos que me acompañaban en The Gentle Storm, porque son tremendos. Creo que Vuur es algo que va a durar en el tiempo. Me gustan los retos y me gusta buscar nuevas maneras de mostrar mi música”.

El disco está basado en nombres de ciudades y experiencias asociadas a cada una de ellas. ¿Te ha servido para reflexionar sobre lo que has hecho hasta llegar aquí?

“Es una observación buena. Esto me ha abierto un nuevo horizonte y creo que es porque todos tenemos problemas en nuestra ciudad y nuestros países. Las grandes ciudades tienen grandes historias, tienen conflictos, han tenido guerras, han tenido crisis económicas. Pero cuando abres la mente, ves que suceden cosas en todo el mundo y que en todas partes hay problemas y cosas buenas. Nosotros estamos hoy en tu ciudad y en Berlín mañana y en dos semanas en la otra punta del continente. Todas las cosas que pasan en poco tiempo y todo lo que absorbemos de cada ciudad, nos ofrece mucha inspiración. Todas esas experiencias me han permitido hacer un disco como este”.

“Es complicado no terminar haciendo una lección de historia cuando hablas de ciudades o países en tu disco. Espero no haber caído en ese error (risas)”.

¿Como comenzó todo esto? ¿Guardas algunas notas y pensamientos de cada ciudad que visitas?

“No, realmente. No lo hago de una manera tan metódica. Cuando pensé en hacer un disco conceptual para Vuur, tiré de mis recuerdos. Siempre hay ciertas ciudades que son más inspiradoras que otras, así que pensé en mis lugares favoritos, los lugares que me hacen sentir mejor y todo eso. Tiré de mi memoria, como digo. A veces empezaba a componer una canción, empezaba a hacer la música y de golpe decía “esto es Londres” y tiraba por ese camino y eso moldeaba la letra.”

“Cuando estoy de gira compongo mucho. Compongo en el autocar de gira, compongo en las habitaciones de hotel…siempre estoy inspirada estando de gira”.

Trabajas a menudo con genios. Genios como Devin Townsend, los hermanos Cavanagh de Anathema, Arjen Lucassen… ¿Con quien te ha sido más fácil y más difícil conectar a un nivel artístico?

“La persona con la que he tenido una conexión artística más espectacular ha sido con Devin Townsend. Arjen también me entiende muy bien, como persona y como vocalista. He aprendido mucho de ellos. No te sabría decir con quien me ha sido más difícil conectar. No trabajaría con alguien con quien no conectase artísticamente. Todo el mundo es muy distinto, tienen caracteres muy distintos, y todo el mundo aporta algo. Encuentro mis compañeros de composición basándome en mi intuición. Sino, no trabaría con ellos”.

Hoy en día, todo el mundo intenta ser muy heavy, muy brutal. Sin embargo, me ha sorprendido encontrar en Vuur un disco de heavy metal muy ortodoxo, respecto a los estandares de hoy. Había riffs de guitarra muy propios del heavy metal tradicional y me sorprendió encontrarte en esa tesitura. ¿Te ha sorprendido el rumbo que ha tomado Vuur incluso a ti misma?

“Me alegra que escuches esos detalles. No pienso necesariamente en como debería un disco, si debería ser algo nuevo para mí o no. Manejo un montón de ideas e inspiraciones y trabajo codo con codo con Joost (Van Der Broek) en la composición. Tenía una serie de cosas sobre las que quería trabajar. Por ejemplo, no quería ninguna restricción de la discográfica. No quería que me dijesen que acorte ninguna canción o que haga algo de una determinada manera. Quería un disco sin restricciones, tal y como me saliese.”

“Hablé mucho con Joost sobre mis ideas y poco a poco todo esto fue tomando forma. No me quiero sentir enjaulada a la hora de trabajar en mi música, ni quiero pensar en si a la gente le va a gustar”.

En estas fechas se cumplen diez años desde que abandonaste The Gathering. En aquel momento fue una decisión valiente e inesperada: abandonabas una banda establecida y que funcionaba dentro de la escena europea para lanzarte a lo desconocido. ¿Que valoración sacas de estos diez años? ¿Han salido las cosas como esperabas?

“Dejar esa banda fue una de las cosas más duras que he hecho en mi vida. Era todo lo que había hecho durante toda mi juventud y vida adulta hasta ese momento. Toda mi vida era The Gathering. Romper con aquello fue un gran paso pero en mi corazón sentía que tenía que hacerlo. Sentía que tenía que tomar mi propio rumbo musical sin discusiones con nadie. Me lancé al vacío y no sabía donde iba a aterrizar pero no me arrepiento ni un momento de lo que hice. Todos los géneros musicales que he experimentado y todas las experiencias que he vivido en este tiempo son impagables. Me encanta cantar y me encanta expresarme. Me gusta el heavy metal, me gustan muchos tipos de música. Hago lo que me gusta, lo que me motiva, me gano la vida para mi y para mi familia y me encanta lo que hago. Estoy extremadamente feliz.”

La primera vez que te vi en directo fue en el año 2000. Acababais de editar “Superheat” con The Gathering y tocasteis en la sala Zeleste de Barcelona. Salí alucinado de aquella sala. ¿Tienes algún recuerdo de Barcelona? No está entre tus ciudades reflejadas en “In This Moment We Are Free – Cities”.

“Los tengo, tengo muchos recuerdos. Creo que haré un ‘Cities – Part II’ para reflejar otras muchas ciudades de las que guardo recuerdos y experiencias. No soy una persona con una gran memoria, eso también te lo debo decir, pero me baso mucho en mi intuición y sugestión para recuperar recuerdos. Me encanta Barcelona y me encanta el norte. Es tan diferente ir a Catalunya respecto al resto de España. Sientes algo distinto cuando vas de gira y tocas en Madrid o en Barcelona. Las sensaciones son distintas, las personas son distintas, la manera de entender el arte es distinta. Yo percibo todas esas cosas.”

Vas a estar de gira junto a Epica a finales de noviembre. Es una gira donde el protagonismo es casi exclusivamente femenino  y me gustaría saber si, comparado con hace quince o veinte años, percibes un verdadero cambio en el público y en el protagonismo de la mujer dentro del rock y el heavy metal. ¿Se ha normalizado mucho más el trabajo de la mujer en este campo respecto a tus inicios con The Gathering?

“Me gusta haber sido parte de ese cambio desde el principio. He visto todo el cambio en primera persona y ahora estamos en una cuarta generación de bandas lideradas por mujeres. Hoy en día, tienes muchas vocalistas que también son muy duras, con voces guturales. Me gusta ver que hay cambio, que va mutando el papel de la mujer dentro de las bandas y que no solo se busca la voz angelical. Hay subgéneros que han crecido mucho en popularidad precisamente debido a la mujer. Lo más importante es que el papel de la mujer no es solo artístico: también veo a muchas chicas técnicas de guitarra o en trabajos de cualquier tipo dentro del mundillo. Es algo que recibo con mucha alegría”.

¿Volverás con Vuur a hacer más fechas europeas después de la gira con Epica?

“Ese es el plan. Vamos a volver en Junio de 2018 para más conciertos en Europa. También iremos a Sudamérica, Norteamérica y así mismo haremos conciertos en Holanda. Estamos trabajando en ello y lo podremos anunciar en unas semanas”.

Sergi Ramos