Áspid fueron una anomalía dentro de la música hispana de los 90. Abrieron el camino desde tierras gerundenses pariendo uno de los mejores discos de heavy metal en castellano: “Imágenes de dolor”. Abrazaron las sonoridades más duras de Pantera y Sepultura y lucharon por un estilo junto a Ktulu o Hamlet cuando casi nadie apostaba por esa variante de heavy metal dentro de nuestras fronteras. Pioneros y añorados se han reencarnado aprovechando que el baterista Rafa Garrigós sigue en el negocio musical con Expectativa Zero. Van a ser shows puntuales, así que puede que sea la última oportunidad de ver sobre las tablas a los legendarios Áspid. Este próximo sábado 30 de septiembre les tendremos en la sala Monasterio barcelonesa.

Áspid fueron una anomalía dentro de la música hispana de los 90. Abrieron el camino desde tierras gerundenses pariendo uno de los mejores discos de heavy metal en castellano: “Imágenes de dolor”. Abrazaron las sonoridades más duras de Pantera y Sepultura y lucharon por un estilo junto a Ktulu o Hamlet cuando casi nadie apostaba por esa variante de heavy metal dentro de nuestras fronteras. Pioneros y añorados se han reencarnado aprovechando que el baterista Rafa Garrigós sigue en el negocio musical con Expectativa Zero. Van a ser shows puntuales, así que puede que sea la última oportunidad de ver sobre las tablas a los legendarios Áspid. Este próximo sábado 30 de septiembre les tendremos en la sala Monasterio barcelonesa.

TMC – Parece que Rafa Garrigós reactiva Áspid, aunque con una formación algo especial. Si no me equivoco es Aspid con miembros de la banda en la que estás en la actualidad: Expetativa Zero. ¿Es así?

Rafa Garrigós – “Somos dos miembros de Expectativa Zero en este proyecto, la mejor voz que podía acercarse más al estilo, la de Jordi “Somalia” (vocalista) y yo en la bataka. En la guitarra la “sangre fresca” Chris Pérez (ex Violblast) y, la contundencia en la base rítmica en el bajo de Fran Gutiérrez (ex Mute). No solo son excepcionales ejecutores de su instrumento. Su estima por estas canciones, es tanto a más profunda que los propios miembros originales”.

TMC – ¿Tocaba reactivar Áspid? Sinceramente creo que faltaba reivindicar un poco a una de las bandas pioneras en su sonido y más valientes en su propuesta.

RG – Es una idea que tenáa desde hace mucho tiempo, siempre pensando en la primera época, más rabiosa y reivindicativa. Como fue imposible realizar un repertorio completo con toda la formación original (proyectos individuales), decido contactar con diferentes músicos de la zona para realizar un concierto rememorando esa época, donde sí podríamos participar todos. Se hacen diferentes pruebas hasta conseguir la formación ideal y, poder ejecutar el mayor número de canciones para un buen directo”.

TMC – Habéis estado tocando regularmente y hasta en algún show especial se han subido al escenario la antigua formación de los primeros Áspid. ¿Vamos a vivir esta experiencia el próximo día 30 de octubre en la sala Monasterio de Barcelona?

RG – “Fue el pasado 6 de febrero de 2016 cuando pudimos realizar ese concierto con los miembros originales. Marc Corso (voz), Javi Garrigós (bajo) y Jordi Solé (guitarra), los cuales ejecutamos juntos de nuevo y, después de 19 años, tres de las mejores canciones de esa época. También la participación diferentes músicos de Girona en diferentes canciones. Todo el concierto se hizo con dos guitarras, para reflejar el disco al directo y, hasta tres vocalistas en el tema “Energía Interior”. Podéis ver los videos colgados en nuestro Face”.
“Para el día 30 en Monasterio, ellos saben que siempre están invitados, así que… igual todos nos llevamos una sorpresa, o no!”.

TMC – “Imágenes de dolor” ha quedado como el gran disco del grupo gerundense. Definitivamente un clásico en su estilo. ¿Qué recuerdos tienes de la grabación del disco?

RG – “Para empezar y, gracias a que teníamos una discográfica que realmente apoyaba de verdad, pudimos experimentar en sonidos. Si te fijas, en todo el disco no hay una canción que suene igual que la otra. A la hora de las mezclas, empezábamos de cero con cada canción. Con el tiempo, nos dimos cuenta que fue un error, pero eso nos sirvió para mejorarlo en el siguiente disco “Energía Interior” con un sonido más lineal y más contundente”.

TMC – Yo te confieso que me hice fan de Aspid a posteriori, justamente cuando cantaba Joanjo. Para mi “Babel” y “Musa” son dos discos geniales. ¿Por qué ese cambio más hacia el hard? Supongo que por la inclusión del vocalista…

RG – “En toda banda hay un giro de estilo cuando hay cambio de componentes. Todo y así, cualquiera que escuche las cinco canciones inéditas del recopilatorio “X” puede percibir un ligero cambio. En nuestro caso, también con la entrada de Jordi Carles (guitarra), el cual participo en la grabación de esas cinco canciones. Obviamente también, como tu dices, la entrada de Joanjo, con una voz totalmente diferente.
Confieso que después de ese cambio, tendríamos que haber cambiado el nombre”.

TMC – ¿Como etiquetarías el sonido de Aspid en sus dos diferenciadas etapas?

RG – “Creo que nunca nos hemos cerrado a un estilo concreto. Cada disco tiene su toque personal y, ninguna canción se parece a la otra. Con “Oscura Reflexión” nuestro primer disco, todos veníamos del Heavy más clásico y, es lo que queda reflejado el él. “Imágenes… y Energía…” con las influencias del Thrash y, ya en la última etapa, mezclábamos todo, incluyendo los toques y melodías más Hard”.

TMC – A principios de los 2000 los conciertos de Aspid eran aplastantes. Creo sinceramente que teníais uno de los mejores directos de la pasada década… ¿Por qué se disolvió Aspid en 2005?

RG – “Estábamos en la época de las “Vacas Gordas”, festivales, fiestas mayores, etc… haciendo mogollón de conciertos y, cuando un grupo lleva tiempo junto, es cuando mejor ejecuta sus propias canciones”.
“Lo de la disolución, yo también me lo pregunto muchas veces… Pero supongo que todo el mundo quiere avanzar y que te apoyen. No fue así después de editar nuestro último disco de estudio. El doble en directo “Latiendo en Vivo” lo editamos por nuestra cuenta y ya con la idea que seria nuestro disco de despedida”.

TMC – ¿Cuál ha sido el mejor momento y el peor momento de Aspid?

RG – “Muchos mejores momentos hemos vivido durante todo este tiempo, de ahí que hayamos reactivado la banda. Los peores, cuando Marc Corso decide dejarlo y, finalmente la disolución”.

TMC – Se abre la incógnita pues de que qué pasará ahora con Aspid… ¿Qué planes tienes? ¿Ha sido algo puntual o te animarías a continuar y a llegar a grabar un disco nuevo bajo el nombre de Aspid?

RG – “La verdad, y en principio, la idea era solo hacer ese “concierto reunión” de 2016, pero una vez hecho el trabajo de tener esas canciones ensayadas, decidimos continuar y, hacer algunos conciertos más con la “nueva formación”. Seguramente serán estas últimas fechas ya cerradas las que hagamos y, después nos dediquemos a nuestros propios proyectos. Ahora hace poco más de un año que editamos “Re-Evolución” con Expectativa Zero y, ya estamos trabajando en el nuevo disco que, nos gustaría presentar en breve”.

TMC – ¿Te ves en un festival como el Leyendas del Rock pues suelen reunir a bandas clásicas, o te molesta que te encasqueten la etiqueta de clásicos o leyendas?

RG – “Sería un placer poder participar en cualquier festival, ¿a quién no? Aunque es complicado, pero no imposible. ¿Clásicos?… Leyendas? Naa… Nunca nos lo hemos considerado, aunque si alguien lo cree, para nosotros es un placer!”.

Jordi Tàrrega