Hablar con un Papa no es tarea fácil. Llevábamos desde, aproximadamente, Septiembre del año pasado llamando a la Santa Sede y no había manera de encontrar un hueco en su ecleasiastica agenda. Finalmente, hace un par de días pudimos charlar largo y tendido con Papa, que ni siquiera se esforzó en intentar decir que es un ‘nameless ghoul’. Dejó claro que era Papa y no se ocultó de nada. Y recordemos que, quienes le conocemos en persona y sin maquillar, sabemos bien quién es Papa…

Es el momento de Ghost. La gira “Popestar” es su primer tour como cabezas de cartel por grandes recintos, lo cual denota cuanto han cambiado las cosas desde que el grupo era un simple objeto de culto entre un pequeño reducto de aficionados al heavy metal. Pero desde el principio, la banda tenía claro que su destino era crecer y estar entre los grandes. Y tal que así, apenas con un nuevo EP bajo el brazo y a dos años vista desde que se editó “Meliora”, el grupo es capaz de vender miles de entradas en toda Europa y Estados Unidos, fruto de la increíble curiosidad que despierta el concepto, la presentación y el halo de misterio que envuelve a las canciones.

Hablar con un Papa no es tarea fácil. Llevábamos desde, aproximadamente, Septiembre del año pasado llamando a la Santa Sede y no había manera de encontrar un hueco en su ecleasiastica agenda. Finalmente, hace un par de días pudimos charlar largo y tendido con Papa, que ni siquiera se esforzó en intentar decir que es un ‘nameless ghoul’. Dejó claro que era Papa y no se ocultó de nada. Y recordemos que, quienes le conocemos en persona y sin maquillar, sabemos bien quién es Papa…

Una entrevista de Sergi Ramos.

Los últimos dos años han sido especialmente importantes para el desarrollo de Ghost. Ha sido el paso final de “banda de culto” a grupo reconocido mundialmente incluso a nivel mainstream. ¿Como estáis llevando la presión derivada de todo esto?

“Siempre he considerado que hay un equilibrio único entre tu habilidad para construir algo en base a tus expectativas y la combinación de oportunidades y circunstancias que se dan. Es decir: puedes tener una gran idea y puedes tener una gran banda, podéis trabajar mucho y hacer buena música, pero si las circunstancias no son las adecuadas o no estáis en el lugar adecuado en el momento adecuado, todo lo que hagáis no sirve de nada.”

“Podemos entrar a hablar de ese tema tan recurrente de las bandas que eran geniales y que nunca llegaron a ninguna parte. Puedo decir que muchas de las oportunidades que hemos tenido como banda han sido fruto de estar en el momento adecuado y hacer las cosas cuando hay que hacerlas. Cuando la habilidad y la suerte están de tu mano, las cosas suceden. Una de las cosas más importantes que debes saber como banda es cuando decir ‘si’, en lugar de cuando decir ‘no’. Desde que empecé esta banda ha habido varios momentos, varios cruces de caminos, donde hemos tomado las decisiones importantes correctas. Analizándolo ahora, veo un patrón donde todo se basa en haber tomado las decisiones adecuadas en el momento adecuado. De no haber hecho tal cosa, no habría pasado otra cosa siete pasos después. Este último par de años han sido especialmente brillantes porque desde 2010 hemos tomado una serie de decisiones que han ayudado a que esto ahora sea así”.

Los rumores están ahí: se dice que toda la banda ha sido sustituida/despedida con excepción de ti. ¿Está siendo una época difícil por la intensidad del ritmo al que están sometidos Ghost?

“En contra de lo que dicen los rumores populares, esta no es la primera vez que esto sucede en Ghost. Tan solo pasa que ahora la gente se da cuenta de ello y se comenta. Estoy acostumbrado a empezar giras con un nuevo batería, un nuevo bajista o miembros que cambian de instrumento. Siempre ha sido así. Es una pequeña cuesta arriba tener a nuevos miembros pero todo es aplicarse y sacarlo adelante. Podría empezar a llorar e irme a casa pero no suele servir para nada. Mi trabajo es que los fans estén contentos. La gente me paga para hacer un show y de hacer todo lo que está en mi poder para que el show funcione. Hay veinte personas trabajando con nosotros y he de hacer que todo sea óptimo. En ocasiones eso implica sacrificios. Si alguien no está dispuesto a hacer sacrificios…”

Esto va totalmente en contra de esa noción pop de que los miembros de un grupo deben ser amigos y estar siempre juntos. ¿Es esa la principal aportación de Ghost a este negocio? ¿La de abrir la mente del público y conseguir que admitan que la banda puede estar formada por músicos fácilmente intercambiables?

“Hay muchas otras bandas donde esto ha funcionado: David Bowie, Ozzy Osbourne, Dio…”

Pero estamos hablando de artistas en solitario con un grupo de acompañamiento. Solo en el caso de Ozzy hubo un proyecto de llamar a aquello “Blizzard of Oz” en un principio, pero no llegó a cuajar. 

“Pero ¿sabes que el primer disco de Ozzy fue grabado sin ninguna banda no?”

Correcto. Pero tu vendes una banda cuando al final es un proyecto en solitario. A eso venía refiriéndome. 

“Siempre ha sido así. No entiendo porqué ahora debería ser una decepción para el público”.

¿Se vuelve cada vez más difícil mantener el misterio y el gimmick de Ghost? Estamos en la época de las redes sociales donde el exceso de información es la ley. Sabes qué desayunan tus artistas favoritos o cualquier tipo de detalle estúpido. Vosotros os mantenéis al margen.

“Creo que uno de los temas más importantes es que yo nunca he usado (y tampoco ahora) ningún tipo de red social. Si en alguna ocasión te encuentras a alguna persona online que parece ser yo o dice ser yo, es mentira. Cuando haces algo así en una sociedad como la actual, la gente se vuelve loca. “¿No estás en Facebook? Oh! Te estás perdiendo todas las invitaciones”. “Oh, es que he montado un cumpleaños y he enviado las invitaciones al evento de Facebook pero como tu no tienes…”. Siempre eres el raro que está apartado de la sociedad por no estar en las redes sociales pero oye, si alguien me necesita, creo que puede llamarme. O enviarme un mensaje.”

“Analizando la carrera de la banda, tras unos años, me doy cuenta de que esto es lo más extraño y poco ortodoxo que ha hecho Ghost. Ser clandestinos en las redes. Empezar una banda en los 2010’s con un enfoque como este era definitivamente arriesgado. Cualquier grupo que se haya hecho grande en estos tiempos que corren ha hecho exactamente todo lo que dices: sobreexponerse en las redes: tuitean, suben a instagram todo lo que hacen y lo hacen en un estilo casi Trump, donde no piensan demasiado lo que están diciendo. Solo quieren la gratificación instantánea que consiguen con el reconocimiento en las redes”.

“Como artista tienes un exhibicionista dentro que quiere dejarse ver, pero no tengo un deseo ardiente de ser visto todo el día, a todas horas. No encuentro interesante estar presente en las redes. Lo veo una imposición y un método de control. Por eso es bueno ser el individuo que se mantiene al margen y no hace eso. Las fuerzas de la sociedad te obligan a querer ser una pequeña estrella y te recompensan con esa pequeña gratificación y reconocimiento.”

“Pensaba que el anonimato era algo que se iba a agotar mucho más rápido. Por lo que sea, se ha mantenido. Creo que ahora es el momento en el que se está hablando más y de manera más abierta. Ahora ya no somos tan anónimos. Desde mi punto de vista, hay una diferencia entre ser anónimo y estar enmascarado. El contrario de anónimo no es desenmascarado, en lo que al show respecta”.

Kiss consiguieron mantener el asunto diez años, aunque había publicaciones en la prensa de sus caras sin maquillaje que se cotizaban muy bien. Es especialmente destacable que vosotros hayáis conseguido mantenerlo en esta época de la información en la que vivimos. ¿Como vivís la relación con los fans en este sentido? Obviamente ellos quieren hacerse una foto con vosotros al encontraros en el hotel o a la salida del recinto en el que tocáis. ¿Respetan, por lo general, el hecho de que no queráis fotos?

“A veces tienes que discutir con alguien. La mayoría de la gente lo pilla y lo respeta. Hay gente que no. Pero forma parte del juego. El argumento habitual es ‘pero solo una foto conmigo’. Ya, pero detrás tuyo hay otras veinticinco personas mirándonos. ¿Por qué tu y ellos no?. A lo que responden ‘pero solo yo’. Claro. Si no paran ahí, tienes que apartarlo un poco. ¿Qué te hace pensar que eres especial? ¿Qué te hace pensar que mereces la foto y los demás no?. ‘Pero solo es una’. Siguen hasta el infinito. Siempre hay ese problema. La gente cree que se merece cosas. Es un gran problema en el mundo hoy en día”.

¿Qué planes hay para el próximo disco? Se habla de otoño de 2017 como fecha tentativa.

“Actualmente estamos girando. Haremos una gran gira europea, una pequeña gira sudamericana y luego una gran gira norteamericana. Vuelvo a casa el 24 de julio y el lunes 31 de julio empiezo a grabar el nuevo disco. Estaré grabando hasta finales de año y posiblemente a finales de año tendremos un nuevo disco editado -o al menos grabado. Debería editarse a finales de 2017 o sobre principios de 2018”.

¿Entiende tu entorno tu trabajo? ¿Entiende tu entorno cercano el volumen de conciertos y trabajo que llevas a cabo en este momento crucial para la carrera de Ghost?

“Tengo una familia que me apoya. Tengo el apoyo de muchos amigos. Los últimos años han sido muy intensos y hay amigos con los que pierdes el contacto. Les ves una vez al año porque quizá no vivís en la misma ciudad y cosas así. Cuando te das cuenta han pasado dos años y la última vez que le viste era soltero y ahora tiene una mujer y un hijo. Tiendes a centrarte en aquellos amigos que puedes encajar en tu vida y, mayoritariamente, eso es lo que hago. A medida que pasa el tiempo vas quedándote con aquellos amigos con los que te puedes asociar, con los que tienen estilos de vida similares. Eso puede ser un problema. Hay amigos en mi ciudad que no suelen viajar mucho y están en una banda. Se vuelve un poco desconcertante que tu no pares de hacer cosas divertidísimas y ellos no. Eso es un problema a la hora de socializar. Luego tengo amigos que pasan olímpicamente de formar parte del negocio de la música y que pasan un buen rato hablando de cualquier otra cosa. Intentas mantener cerca precisamente a esos.”

“Este es un trabajo extremo, aunque la gente no lo entienda. Creas circunstancias extrañas y es difícil de entender para cualquier persona de treinta y tantos años con una vida estable y ordenada. Las personas domesticadas no tienen necesariamente una vida como la que yo tengo. Cuando estoy en casa suelo estar bastante domesticado: paso mucho tiempo con mi esposa y mis hijos. Intento ser todo lo normal que puedo.”

En los discos todos los temas están compuestos por “A Ghoul Writer”. Los registros de propiedad y publishing figuran a nombre de un tal Tobias, como todos sabemos. La cuestión es, con todos los grandes compositores de música contemporánea que hay en Suecia ¿colaboras con algunos de ellos en Ghost de manera clandestina? Es algo que siempre me ha provocado curiosidad. Hablo de gente como Max Martin u otros genios a la hora de escribir canciones.

“En el disco anterior trabajé componiendo junto a Klas Ahlund. Cualquiera que investigue los registros lo sabe. Es fácil de encontrar. El era el productor del disco y obviamente tomó parte en las composiciones del mismo. Además de Klas, nunca he trabajado con ningún otro compositor externo. Aparecería en STIM, la asociación de compositores de música de Suecia. Sería fácil de encontrar. No puedes esconder nada allí”.

“Me gusta colaborar con otros artistas si puedo escoger con quien colaboro. Ese ha sido uno de los problemas en el pasado. Mucha gente quiere colaborar pero yo no necesariamente quiero colaborar con ellos. Es como si una chica no quiere ir contigo: lo decidirá ella misma. No puedes forzarla. Con las colaboraciones es lo mismo. Por eso hay fricciones y conflictos en las bandas. Se intentan forzar cosas que no se deben forzar. Yo estoy encantado de trabajar con gente talentosa. Por eso me gustó trabajar con Klas. El está acostumbrado a componer solo pero en esta ocasión quería que las ideas fueran adaptadas a Ghost. No era cuestión de coger una canción suya y metérsela a Ghost con calzador, sino de hacer una canción de Ghost. Es un proceso perfecto para mi porque te obliga a cuestionar y justificar tus canciones de una manera que nunca antes había tenido que hacer. Y ‘Meliora’ resultó ser un gran disco así que el proceso fue de utilidad”.

Sergi Ramos